Dori Eleta

 
La popular entrenadora del eslogan ‘con la nalga en la nuca’ se abre en una conversación corazón a corazón para contarnos cómo venció su propia oscuridad.

Foto: Lupedik

¿De dónde nació tu amor por el ‘fitness’?

El amor por el “fitness” nació desde muy niña. Siempre en la escuela era de las pocas que quería dar clases de Educación Física y las esperaba con ansias. Soy una mujer con mucha pasión, y el ejercicio físico es una forma de canalizar toda esta energía. También amo la belleza en todas sus formas y al darme cuenta de cómo puedes transformar un cuerpo a su mejor versión con ejercicios específicos me apasioné con el tema. Aprendí a hacerlo con el mío y ahora comparto lo que aprendí con todas. Me siento como una artista que esculpe los cuerpos de las mujeres y saca lo mejor en cada una de ellas. ¡Me encanta y me apasiona hacerlo!

¿Cómo fue el proceso de crear tu propio ‘imperio fitness’?

¡Wao! Es toda una historia. Entrenaba a mis amigas en una cadena de gimnasios por “hobby” y ellas me hicieron ver que tenía talento, pero mi inseguridad del momento me hacía creer que no era suficientemente buena. Afortunadamente, vencí todos esos fantasmas  y me atreví a hacerlo. En ese entonces mi mejor amiga daba clases de Zumba y después de dejar el miedo a un lado me inventé un nombre y estilo de clases que fueran enfocadas en trabajar con pesas, ya que eso era lo que me gustaba. Ahí nació BBL, no era nada parecido a lo de ahora, pero le inyecté tanto amor y pasión que cada día que pasaba tenía una alumna nueva. El amor es la energía más poderosa del universo y eso atrae.

Entonces se podría decir que te consideras una mujer de negocios...

Sin duda alguna. Todos los días me quiero inventar un negocio nuevo. Atribuyo eso a mi sangre judía, ¡soy negociante!

Y detrás de todo este 'imperio', ¿cuál es el mensaje que quieres transmitir?

Hay 3 pilares que sostienen nuestra vida: El cuerpo, la mente y el espíritu. Estos tres pilares los visualizo como las patas que sostienen la mesa, en este caso la mesa es nuestra vida, si una de estas "patas" no está bien, la mesa se cae, pierde el equilibrio. BBL evoluciona con los años y deja de ser solo cuerpo, BBL ahora se enfoca en el amor propio y no tanto en la vanidad. Si te amas a ti misma todo lo demás en tu vida fluirá a tu favor, aun en la adversidad. Ese es mi mensaje a la sociedad y lo transmito a través de mis clases, mensajes y escritos que comparto a través de mis redes sociales.

Sabemos que hace poco comenzaste a entrenar hombres también, ¿cuál es la mayor diferencia que hay con el entrenamiento femenino?

Sí. Fue un reto nuevo, ya que disfruto mucho de ellos. La mayor diferencia es ver que la mujer es tan pero tan fuerte y vivimos bajo el estereotipo de que somos el sexo débil. ¡Falso! Una mujer me aguanta una clase entera, un hombre a los 5 minutos ya está vomitando. La verdad es que disfruto mucho de entrenar a ambos sexos. Tengo la creencia que ambos deben entrenarse por separado, ya que los hombres tienen cuerpo de hombre y las mujeres tienen cuerpo de mujer y yo como artista que esculpe, siento que no se debería combinar.

¿Cómo se relaciona ese mensaje  con las experiencias que tú has vivido como mujer?

BBL es un reflejo de mí misma, mi vida es mi testimonio, mi mensaje. Yo siento algo por dentro que me dice que comparta mis experiencia para que las mujeres se vean en el espejo con mis historias y se den cuenta de que no importa qué tan oscuro se vea el panorama, siempre se puede salir adelante.

Hace un tiempo revelaste que fuiste víctima de abuso sexual, ¿cómo eso influyó en tu desarrollo como persona?

Todas las pruebas que me puso la vida construyeron el corazón bondadoso que hoy tengo. No hubiese sentido empatía con todas las mujeres si hubiese tenido una vida perfecta. Por eso agradezco siempre por todo lo que la vida me mandó, bueno o malo. Todo es parte de un plan, todo es perfecto.

Y hace un par de días en Instagram también mencionaste  que habías recurrido a psicólogos, psiquiatras y que habías intentado suicidarte, ¿qué crees que lleva a  una persona a tomar una decisión así?

Las pruebas que nos pone la vida son muy duras, y el personaje que interpretas (el yo) piensa que no es capaz de superarlas y por esa razón se quiere marchar de este mundo.  Este tema es difícil de entender, pero es hermoso cuando lo logras ver, todos llevamos la verdad adentro nuestro y cuando estamos preparados para verla, se cae el velo. Muchos recurren al suicidio y yo misma lo hice, pero después de mi desarrollo espiritual entendí que esa no es una solución, porque si te vas, te toca regresar a enfrentar las mismas pruebas y otras más. Hoy sigo encontrando piedras en mi camino, pero como ya entiendo el proceso, no sufro; puede doler, pero el sufrimiento siempre será opcional. La ignorancia representa al caos y la sabiduría representa la libertad.

¿Cómo comenzaste a sanar de todas esas experiencias?

Emprendí un viaje hacia mi interior hasta encontrar mi alma. Ella misma empezó a guiarme en este camino y las cosas comenzaron a llegar; retiros, libros, guías, cursos, personas. Era guiada por un poder superior y sentía plena certeza de que todo lo que me sucedía tenía un propósito mayor. Comencé a hacer catarsis escribiendo en mis redes sociales, sentía la necesidad de expresarle al mundo todo lo que guardaba por dentro. Fue mi forma de soltar, de canalizar toda la energía que tenía reprimida y fue sorprendente ver cómo en el proceso muchas mujeres se sintieron identificadas y motivadas con mis palabras, eso me hizo ver que no estoy sola y que soy amada.

¿Qué ha sido lo más difícil de este proceso espiritual que emprendiste?

Enfrentarme conmigo misma, con los fantasmas de mi pasado y los traumas de mi niñez. Todos le huimos a esto, para enfrentarlo hay que ser demasiado valientes.

¿Qué le dirías a una mujer que se encuentra en un momento oscuro de su vida?

Que confíe en su proceso, que todo es parte de un plan, de un propósito. Puede que ahora no lo comprenda, pero más adelante todo tendrá sentido. Lo más importante en este momento es que se enfoque en cultivar el amor propio y en sanar cualquier trauma del pasado y para ello hay que hacer un trabajo, evadirlo no resuelve nada. Por más difícil que sea, hay que ir hacia adentro.  

  • Compartir: