Martha Arango, llevando sonrisas a la niñez y la juventud

 
Jue, 10/04/2018 - 13:26
La Gerente de Comunicaciones Corporativas de Arcos Dorados cuenta cómo logra llevar adelante un cargo de tanta responsabilidad.
Martha Ximena Arango Fonseca es la gerente de Comunicaciones Corporativas de Arcos Dorados, la mayor franquicia de McDonald’s en el mundo. Para ella, el éxito es aprender de cada experiencia, sin perder el foco y siendo fiel a ella misma y a sus valores. Sus pilares para lograrlo son: trabajo en equipo, seguridad, enfoque, pensamiento crítico, pasión y gratitud.
 
Su lema es vivir el ahora, valorando cada instante. Arango cree que el futuro se construye cada día y que cada momento se debe vivir con responsabilidad. Piensa que en el aspecto profesional se debe sentir pasión y amor por lo que se hace, disfrutando de la labor y de las personas alrededor.
 
“El éxito es aprender de cada experiencia, sin perder el foco y siendo fiel a ti mismo y a tus valores”.
 
Para llegar a su actual posición, la colombiana (quien reside en Panamá hace más de 20 años), debió recorrer un camino lleno de retos, esfuerzos y cambios.  "Inicié mis estudios en Derecho y luego me fui  a Mercadeo y Publicidad. Mis primeros años trabajé en publicidad y hace cerca de 10 años mi rumbo profesional cambió a un ámbito más integral, en las comunicaciones corporativas y responsabilidad social", señala.
 
Hoy, Arango es responsable de los mercados de Panamá y Costa Rica en comunicaciones externas, internas, servicio al cliente y responsabilidad social (que dentro de su organización se denomina Corporate Social Engagement). En este sentido, lidera programas e iniciativas donde se apoya de forma consistente a la niñez y la juventud; por ejemplo,  en su gestión apoya a la Fundación Infantil Ronald McDonald, que en Panamá cuenta desde hace tres años con la Casa Ronald McDonald, lugar donde se da hospedaje gratuito a las familias de escasos recursos que vienen del interior a la ciudad capital para tratamiento médico de sus niños.
 
Junto a su equipo también brinda ayuda al Movimiento Nueva Generación, que cuenta con cinco centros de atención ubicados en Barraza, Curundú, El Chorrillo y Santa Ana, impactando directamente a más de 1,500 niños y jóvenes en riesgo social, entre los 3 y los 17 años, con apoyo sicosocial, académico, nutricional, deportivo y cultural, entre otros. 
 
Además lleva adelante el plan de Responsabilidad Social y Sustentabilidad al 2025 de Arcos Dorados, llamado “La receta del futuro”, cuyo objetivo es colaborar para poner un equilibrio en la necesidad de las personas, el bienestar animal y el medioambiente.
 
Se trata de un cargo de mucha responsabilidad, que la ejecutiva ha llevado adelante de manera exitosa, y a continuación nos dice cómo.
 
¿Cómo fue tu recorrido profesional dentro de la empresa para llegar al cargo que ocupas?
Hace siete años soy parte del equipo de Arcos Dorados liderando las comunicaciones corporativas de la compañía. A lo largo de los años, se han ido sumando a nuestra gestión importantes retos, como los que involucra gestionar localmente el área de Corporate Social Engagement. Todos los días traen nuevos retos y aprendizajes y recibimos la energía que nos dan los jóvenes de nuestros más de 70 restaurantes en el país.
 
¿Cuál fue la clave para lograr tu desarrollo profesional?
Creo que no hay una fórmula perfecta para crecer en el ámbito profesional. Pero sí debe tener ingredientes como pasión, determinación, responsabilidad, orientación a resultados y muchísimo trabajo en equipo.
 
 
¿Qué retos tuviste que afrontar para llegar  a ser gerente de comunicaciones?
El área de comunicaciones corporativas es un área que poco a poco ha tomado mayor relevancia en las organizaciones. El compartir nuestra gestión con el liderazgo y con el resto de la compañía es clave para que se entienda el aporte que damos, tanto a la reputación como al mismo negocio. Hoy por hoy, las personas están más atentas al impacto que tienen las acciones de las empresas en su comunidad; es por ello  que el entorno corporativo cobra mayor relevancia por su huella, tanto dentro como fuera de cada organización. Tengo la fortuna de formar parte de una compañía que confía en mi capacidad y la de mi equipo y que nos motiva a ser nosotros mismos, aportando nuevas formas de gestionar nuestras áreas.
 
¿Ser mujer te ha hecho el camino difícil?
No se me vienen a la mente momentos en que haya sentido etiquetada por mi género. El resultado de mi camino profesional es producto de unos pasos firmes y atentos  a lo que me rodea para aprender y entender que la única constante es el cambio, algo que debemos tener siempre presente. En Panamá, de los cerca de 2,500 colaboradores que tenemos en nuestro equipo, el 60% somos mujeres; eso dice mucho de la confianza que nuestra empresa tiene en nosotras. 
 
Uno de los retos de las mujeres es lograr equilibrar su vida profesional con la familiar. En tu caso, ¿sientes que lograste ese balance?, ¿de qué manera?
Desde que me convertí en mamá, hace 10 años, mi visión de la vida cambió y decidí buscar ese balance para poder asumir ese reto, que es uno de los más importantes para mí. Por fortuna, Arcos Dorados nos da la oportunidad de tomar medio día los viernes y realizar “home office” cuando sea necesario. Además la tecnología es una gran aliada para poder estar en varios lugares a la vez, sin dejar de lado los roles profesiones y personales. Hay días más intensos que otros, pero yo siempre busco un par de horas al día, ya sea a primera hora de la mañana o en la noche, para compartir tiempo de calidad con mi hijo. Cuando viajo, es sagrado acompañarlo por medio de video- llamada para rezar juntos antes de dormir; los fines de semana son para compartir siempre en familia y con mis amigos.
 
¿Tienes alguna filosofía para el trabajo?
Disfruta lo que haces, si no, déjalo. Cuando trabajas amando lo que haces y siendo consiente de tu rol, le das el verdadero valor a tus capacidades.
 
Desde tu cargo llevas adelante varios programas de RSE que impactan a los niños y jóvenes. ¿Cuál crees debe ser la posición de las empresas privadas frente a las problemáticas sociales?
Las empresas privadas juegan un rol fundamental en cada país donde están presentes. Deben ser conscientes del impacto que su operación tiene en la comunidad y deben ser promotoras de mejores ciudadanos, quienes como colaboradores, gestionan las iniciativas de las empresas a las que pertenecen, contribuyendo así con un mejor país. La responsabilidad social parte de cada ser humano y trasciende al entorno corporativo.
 
Un programa que lleves adelante, que sea significativo y que la gente no conozca mucho
Una de las principales problemáticas en la región es el desempleo juvenil. Nosotros trabajamos muy firmes frente a esta situación, ya que desde nuestro inicios somos generadores de primer empleo para miles de jóvenes en Panamá y en la región. 
Hace un año ampliamos nuestro alcance con el Movimiento Nueva Generación, para beneficiar a jóvenes que forman parte del mismo o de su área de impacto y que alcanzan la mayoría de edad, brindándoles la oportunidad de tener su primer empleo, a través de su programa de formación e inserción "Mi primer empleo".  
 Este plan es implementado en su primera etapa en la ciudad de Panamá, con un ciclo de preparación e inducción a jóvenes para su inserción laboral en módulos con temas como orientación ocupacional y vocacional, trabajo en equipo y comunicación, valores y plan de vida. Una vez culminada la formación, los jóvenes son entrevistados y luego de ser aceptados en McDonald’s reciben, como todos nuestros colaboradores, un plan de entrenamiento en servicio al cliente, hospitalidad, manejo y seguridad de alimentos y otros. Gracias a este programa hemos logrado insertar a más de 100 jóvenes en un año.
 
En Panamá no hay paridad salarial y laboral. ¿Qué mensaje darías a las mujeres para que se empoderen y se arriesguen a ocupar mejores posiciones?
Primero, debemos convencernos de que somos capaces. Cuando creemos que podemos lograrlo y lo visualizamos, estamos más cerca de nuestra meta que cuando no lo hacemos. Es posible ser madre, esposa, jefa, deportista y todo lo que queramos ser, si así lo determinamos y nos levantamos cada mañana proyectándolo así. Por supuesto, siempre debemos prepararnos, aprender, escuchar, compartir con nuestros compañeros y nuestra familia. 
 
  • Compartir: