Rouss Laguna, del mundo de las cuerdas a la política

 
Mié, 09/12/2018 - 17:06
La promotora de boxeo y ‘manager’ de la carrera boxística de su esposo, Anselmo ‘Chemito’ Moreno, ahora aspira a ser diputada y nos habla sobre su visión de la política local.
Rouss Laguna de Moreno ha estado toda su vida en el mundo del boxeo: es hija de la leyenda Ismael Laguna y esposa del boxeador Anselmo “Chemito” Moreno, a quien le maneja su carrera y con quien tiene tres hijos (Rocco, Chemito y Victoria). Movida por una preocupación como ciudadana, Rouss decidió cambiar el mundo de las cuerdas por el de la política. El próximo 16 de septiembre busca un lugar dentro de su partido, PRD, para lograr ser candidata a diputada  por el circuito 8-8.
 
¿Por qué decidiste dar este paso en la política?
Porque la situación política de Panamá está en crisis; entonces, o todos nos involucramos por el bien del país, o este se rompe socialmente.
 
¿Qué crees que se necesita para ser una buena política? 
Tener seriedad con el compromiso que se adquiere, saber que eres un empleado y no un jefe, y, lo más importante, no prometer lo que no se puede cumplir.
 
¿Qué opinas de la política panameña?
La política es el arte de conciliar por el bien de la mayoría, pero en Panamá, los acuerdos son entre los que más tienen, pisoteando la pasividad, bondad e inteligencia del pueblo panameño.
 
¿Qué cambiarías de la política local?
Hoy se hacen muchos acuerdos de recámara, eso es de mal gusto. Todo acuerdo para la aprobación de leyes debe explicarse públicamente, en el Pleno, y se debe dar por razones, no por prebendas. 
 
En Panamá estamos lejos de lograr la paridad política. ¿Qué crees que como mujer le puedes aportar a la Asamblea y al país?
En mi partido, PRD, el 90% de las dirigentes de los barrios son mujeres y el porcentaje en la propuesta electoral no llega al 20%. Como mujer, llevaría a la Asamblea Nacional la pureza de la madre, la lealtad de la esposa y la experiencia de una empresaria exitosa, que ha logrado llegar con mucho esfuerzo a plantar bandera en un negocio y deporte históricamente regido por hombres.
 
Tú que has estado tan cerca del mundo del deporte, ¿tienes en mente hacer leyes para que sea administrado de mejor forma?
Efectivamente, mi propuesta es elevar el deporte a título ministerial; esto nos daría más recursos para poder cubrir todas las disciplinas deportivas. Recientemente, no pudimos defender nuestro título en una competencia internacional de basquetbol por falta de recursos, ¡es bochornoso!
 
¿Qué dice tu familia sobre tu candidatura?
Cuando tomé la decisión de participar en esta contienda electoral en las primarias del PRD, lo primero que hice fue hablar con mi esposo; le dije que si él no estaba de acuerdo, yo no competiría. Pero me respondió que así como yo lo ayudo en su carrera boxística, él me apoyaría en este reto de servicio a mi país.
 
Has dicho que representas a la clase media y que te preocupa la situación actual del país. En este sentido, ¿qué cambio podrías hacer siendo diputada?
Como clase media, trabajo muy duro desde los 16 años, pagando mis impuestos; creo en la responsabilidad solidaria, pero la clase media no aguanta un impuesto más. Desde la Asamblea Nacional voy a proteger nuestro patrimonio haciendo leyes con las que las riquezas  lleguen a la clase más necesitada.
 
Actualmente, hay una campaña por la no reelección. ¿Crees que se necesitan caras nuevas en la política?
Hay políticos profesionales que le han perdido el respeto al pueblo, no es nuestra culpa su desgaste político. Creo en el relevo y en que quien lo haya hecho bien, que repita. Sin embargo, hay que legislar para limitar el número de reelecciones.
 
Uno de los mayores retos que afronta la mujer que incursiona en la política es que está expuesta a las críticas personales. ¿Estás preparada para esto?
Cuando tomé la decisión junto a mi esposo, sabía que estaría expuesta a las críticas de muchas personas que solo se dedican a ver lo negativo en todo. Soy una mujer de carácter fuerte, decidida a cumplir con los retos y las metas que me propongo, y en este momento en que mi país está en total crisis, deseo aportar mis ideas en beneficio de todos, sin importar las críticas.
 
Tu mensaje a la sociedad 
La familia es la base de la sociedad  y la política, su reflejo. Si la política está mal, es solo un síntoma de la enfermedad en la que vive la sociedad. Me comprometo a impulsar el deporte y la cultura por el bien de los niños y jóvenes, y así tener una sociedad preparada. 
 
  • Compartir: