TODO sobre el acroyoga

 
Vie, 04/08/2016 - 20:58

Foto: Orlando Montoya C / Purple Cloud Media

El  acroyoga es una disciplina dinámica entre el movimiento de las acrobacias con la sutileza del yoga; al fusionar estos dos mundos, tenemos como resultado una práctica divertida y segura.  Tuvimos la oportunidad de entrevistar a Diego Barbato maestro certificado en acroyoga que nos contó de está divertida disciplina. 

Nace en 2003 en San Francisco, Estados Unidos. Fue fundado por Jason Nemer y Jenny Sauer Klein. En 2006 se realizó el primer entrenamiento para profesores en California. Cuenta Jason Nemer que al encontrarse con Jenny comenzaron a explorar diferentes maneras de jugar con la acrobacia y el yoga,  para tratar de ver lo que pasaba cuando una persona “volaba” en los pies de la otra. La práctica nació de esta experiencia lúdica y hoy sigue evolucionando con este mismo espíritu.

El acroyoga  "consiste en integrar la sabiduría del yoga, la bondad amorosa de las artes terapéuticas y el dinamismo de la acrobacia en una práctica que permite a las personas sentir una mayor conexión con el bienestar individual y el bienestar de los demás". 

El acroyoga tiene tres elementos fundamentales: 

  1. Las practicas acrobáticas que cultivan confianza, fuerza y alegría.
  2. Las practicas terapéuticas que desarrollan la escucha, la bondad y la relajación.
  3. Las prácticas del yoga que cultivan conciencia en el momento presente, balance en nuestras vidas y conexión con uno mismo y el entorno.

Le preguntamos a Diego si el acroyoga es 100% segura  y nos expreso que "sí, siempre se empieza desde la base de la confianza, que se desarrolla en un ambiente seguro, en donde buscamos por medio de progresiones retar a los practicantes de diferentes maneras logrando lo que se creía imposible. Es por eso que en acroyoga trabajamos en grupo dándole importancia a la seguridad que no es más que una buena técnica en la ejecución". 

Barbato expreso "que la práctica busca regresar ese juego de niño que teníamos cuando éramos pequeños. Siempre hay una práctica para diferentes cuerpos y edades, acroyoga se adapta a todas  las personas, ya sea un niño que busca volar por los cielos sobre los pies, un acróbata que quiere conseguir ese balance sobre las manos de otro o una persona que quiera elongar su espalda y relajar su cuello en un vuelo terapéutico".

El maestro nos contó acerca de su llegada a Panamá "ya veníamos con un proyecto desde Venezuela llamado Acrojams Caracas, esto lo empezamos con dos amigos con quien practicábamos y nos certificamos como jambassadors de Acroyoga.org. Empezamos de igual manera y fundamos 'Acrojams Panamá', enseñando y creando un ambiente seguro para impartir estos conocimientos a todos aquellos que vienen a compartir con nosotros volando alto y seguro, más que un movimiento, buscamos que la comunidad tenga otra forma de divertirse, aprender, disciplinarse con alegría y ejercicio".

Actualmente hay maestros certificados en Panamá de está disciplina, Barbato nos comentó "Nosotros tenemos dos maestros certificados de Venezuela, Leonela Ramírez de “AcroYoga.org” y Diego Barbato de “AcroRevolution”, también contamos con tres Jambassadors quienes son lideres de comunidad y estén capacitados para compartir los principios básicos creando un ambiente seguro para la comunidad, ellos son Lolo Osorio, Andrea Calvo y Valeria Soto".

Acroyoga es una práctica que pretende crear una comunidad donde los individuos puedan sentir confianza unos con otros y puedan encontrar un espacio de juego y aprendizaje, acroyoga invita a la comunicación, al respeto por el otro, al amor personal. Puede ser practicado en cualquier lugar, ya sean parques, estudios, centros de gimnasia, áreas sociales. Nosotros damos clases dos veces a la semana, los martes de 7:30 a 9pm en la cinta costera, diagonal al Miramar y los viernes a las 7:30 a 9pm en Parque Omar en la casa club. 

  • Compartir: