Ejercicio durante tu ciclo menstrual

 
¿Conoces cómo afecta tu ciclo menstrual a tu rutina de ejercicios diaria? Te damos algunas recomendaciones.

Foto por: andrew-tanglao

Dolores, fatiga, poca energía, cólicos, antojos, llanto sin razón. Buena descripción de lo que significa el periodo menstrual femenino y los días anteriores a él, ¿cierto?

Pero la verdad es que está comprobado que el ejercicio puede ayudarte a liberar endorfinas que te ayuden en esta batalla, principalmente calmando los dolores ocasionados por la menstruación.

 Por eso es mejor que optes por no saltarte tu rutina de ejercicios durante estos días. Si no la quieres hacer completa, pues opta por una versión más corta o sencilla, además de tratar de comprender cómo esta etapa femenina puede afectar tu cuerpo. 

Los expertos de la aplicación femenina Clue revelaron a través de Women’s Health, algunas recomendaciones para mujeres, ¡veámoslas!

 Concéntrate en entrenamientos de fuerza  durante e inmediatamente después del periodo. Durante la fase folicular de tu ciclo menstrual (generalmente desde el inicio de su periodo hasta alrededor del día 13 durante un ciclo de 28 días), puedes beneficiarte de adaptar las rutinas de entrenamiento para concentrarse en el entrenamiento de la fuerza. Según los expertos de Clue, algunas investigaciones han encontrado que el entrenamiento de fuerza durante la fase folicular da como resultado un mayor aumento en la fuerza muscular en comparación con otras fases de su ciclo.

 Ten cuidado con las lesiones del tendón durante la  ventana fértil.   Arrancar su ligamento cruzado anterior podría retrasar tu entrenamiento por semanas o incluso meses. Una revisión reciente de estudios encontró que los riesgos de lesiones tendinosas en las mujeres son más altos en los días previos a la ovulación, cuando los niveles de estrógenos son altos. “Se necesita más investigación”, señala el experto de Clue, “pero vale la pena hacer más ejercicios de calentamiento y no estirar demasiado durante su ventana fértil”.

 No te rindas por no alcanzar tus objetivos en la segunda mitad de tu ciclo.  Durante la fase lútea, o la segunda mitad de su ciclo, puede descubrir que no tiene el mismo nivel de resistencia que hace unas semanas. Debido a que la progesterona aumenta significativamente, su temperatura es más alta y su cuerpo se está preparando literalmente para un posible embarazo, es menos probable que obtenga un mejor impulso personal o máximo. “Un rendimiento reducido es una experiencia perfectamente normal en la fase lútea de su ciclo”, explican los expertos de Clue.   

 Toma días de descanso durante la fase lútea de tu ciclo. Si bien no hay necesidad de saltear el ejercicio por completo durante la segunda mitad de su ciclo, definitivamente es importante tomar una cantidad adecuada de días de descanso desde la ovulación hasta el inicio de tu próximo periodo.  

  • Compartir: