Inseminación en mascotas, ¿moda o necesidad?

 
Mié, 07/24/2019 - 10:00
Es primordial tener bien calculado el ciclo de la hembra y así inseminarla en el ciclo de ovulación correcto.

Bulldog francés. Foto: Pixabay

La ciencia avanza a pasos agigantados y así como los seres humanos buscan la procreación mediante tratamientos médicos que incluyen la inseminación artificial, se recurre a este método para perpetuar especies como la bovina y los canes. 

La doctora veterinaria Crissia Mendoza aduce que no suele hacer este procedimiento, pero indica que esto se practica con el fin general de perpetuar razas. Pero también se ha convertido en una moda, tal como ocurre con perros como el bulldog inglés y el bulldog francés, animales que no pueden siempre llevar una monta natural y requieren la inseminación. Incluso la mayoría de sus partos son por medio de cesárea. 

Describe que el procedimiento de inseminación es básico, no amerita tantos cuidados por parte del propietario o el veterinario, "simplemente es sincronizar a la hembra con el macho, se le extrae el semen y se inocula dentro de la hembra en el tiempo correcto, mediante controles citológicos, microscopía y evaluación desde que el celo llega. "Es un procedimiento básico, mas no todas las personas lo realizan".  

Por su parte, José Torres, presidente de la Asociación de Veterinarios de Panamá, menciona que en el octavo o décimo día que la hembra esté en celo se insemina con semen fresco, preferiblemente en horas de la mañana y la noche cuando es más fresco (2 procedimientos). En un 60% hay probabilidades de embarazo. 

Para esto se requiere primero que todo el macho y tener bien calculado el ciclo de la hembra y así inseminarla en el ciclo de ovulación correcto. Luego de tres semanas, mediante un ultrasónico se puede saber si es exitoso. “Después que la hembra sea fértil se puede hacer, si es un poco vieja habría que hacer un estudio, igualmente con aquellas hembras que pierden las crías”, asegura José Torres.      

"La inseminación artificial empezó con la veterinaria, es por ello que no es una novedad esta práctica en algunas especies como los perros", aduce Torres. 

Una investigación dada a conocer hace unos años, a cargo de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile menciona que en los países desarrollados, la inseminación artificial (IA) en los perros, se realiza con semen fresco, refrigerado y congelado, siendo el "Kennel Club" el encargado de la regulación de la inseminación artificial, restringiendo el derecho de uso de la IA, como la congelación y el almacenamiento del semen, solo a determinadas entidades. 

Leer más:  ¿Mascotas y bebés? Conoce qué dicen los expertos sobre esta convivencia

El documento detalla además que el "punto principal que más concierne e importa a los Kennel Clubs, es que la identidad del semen sea controlada en forma muy estricta. Asimismo, ellos requieren un registro central de los perros que se les tiene semen guardado, y la cantidad de dosis que se tiene de cada uno". 

Las entidades permitidas para congelar y almacenar el semen de perros generalmente son Escuelas y Facultades de Medicina Veterinaria de países como Uppsala, Oslo, Lüttich, Maisons-Alfort, Lyón y pronto en Nantes y Pisa, no aceptándose bancos de semen privados. 

Por si fuera poco, Mónica De Los Reyes, autora del escrito publicado en la Revista TecnoVet detalla que la inseminación artificial no es aceptada si el macho o la hembra presentan una libido disminuida o tengan alterada su función reproductiva, o si existe alguna deficiencia física que no se pueda explicar debido a factores externos y prevenga un servicio natural.

Es aceptada si los animales son sanos y han probado reproducirse naturalmente, el macho, debido a una injuria no pueda llevar a cabo una monta natural o si la distancia geográfica entre los animales que se desea cruzar es muy grande, lo que impide una monta natural. Además, es aceptable si las regulaciones de importación o exportación obstaculicen un servicio natural, si la IA es una parte esencial para un plan de largo plazo y el semen es guardado congelado para su uso posterior o para impedir la transmisión sexual de infecciones.

Aboga por la adopción

En ese sentido, aunque Crissia Mendoza sabe que hay también quienes lo hacen por deporte o como "hobby", ella aboga por la adopción de mascotas para que formen parte de las familias. Así como la esterilización, que a la larga evitará desde mascotas en las calles hasta enfermedades que puedan desarrollar.               

El costo depende de la clínica a la que vaya y qué equipo se utilice, así como la raza del animal. Sin embargo, basta navegar un poco por internet para encontrar clínicas que hacen el procedimiento, incluso, anuncios promocionales por un coste de 50 dólares. 

 
 
 
 
  • Compartir: