Técnicas para desarrollar la motricidad fina de tus peques en casa

 
Mié, 11/13/2019 - 10:43
Algunas recomendaciones para desarrollar movimientos precisos y controlados en tus hijos. Se divertirán juntos y afinarán lazos.
La motricidad fina es la coordinación de los movimientos musculares pequeños ejecutados en partes del cuerpo como los dedos, en coordinación con los ojos. Todas aquellas actividades que requieran de precision entran en motricidad fina, que requiere de dos condiciones fundamentales: el desarrollo muscular y la madurez del sistema nervioso central.
 
Es importante mencionar que la motricidad fina es una de las habilidades más importantes del ser humano, ya que permite hacer movimientos pequeños y muy precisos. Debemos ayudar a nuestros niños a desarrollarla desde muy pequeños para que no surjan problemas en edades posteriores. 
 
El bebé al nacer no tiene control de su cuerpo, pero alrededor del primer año comienza a tener más dominio de sus movimientos, en especial sus manos. Es entre los 3 y 6 años cuando los niños se encuentran en la mejor etapa para desarrollar esta habilidad. Ha llegado el momento de iniciar a rasgar, colorear, apretar, ensartar, etc. ¿Y sabes qué es lo mejor? ¡Todo esto lo puede hacer desde la comodidad de tu hogar! Periódicos, papel de construcción, cartones del cereal, lana, tijeras, macilla y todo lo que se te ocurra puede ser un excelente material.
 
Cuando ayudas a tu pequeño en casa a pulir estos movimientos, además de cooperar en su desarrollo fortaleces ese vínculo emocional de padres-hijos, y sobre todo se divierten. 
 
 

Toma nota de las siguientes recomendaciones:

  • Plastilina o macilla: A veces pensamos que la plastilina solo es para que haga bolitas y que se entretenga. Con este material el niño aprenderá a moldear y dará rienda a suelta a su imaginación. 
  • Rompecabezas, construir una torre con legos.
  • Vestirse solos: esto incluye que intenten abrocharse los botones, cerrar o abrir el zipper, utilizar sus brazos para colocarse la camisa, etc.
  • Dibujar y colorear: dos actividades esenciales para el desarrollo de un niño, ya que se expresa a través de ambos. 
  • Las manos en la masa: Hagan masa para hojaldre. Aparte de ayudarles con esta habilidad, la pasarán genial mezclando ingredientes.  
  • Recortar: puede ser recorte libre, donde el niño corte la forma que le parezca, o guiado, en la cual  puedes dibujarle líneas rectas, curvas, en zigzag o punteadas para que el niño las recorte. 
  • Papel periódico y papel crespón: con el periódico indícale cómo rasgar el papel utilizando la punta de sus dedos pulgar e índice. Con el papel crespón pueden hacer bolitas e incluso con la misma plastilina.
  • Horquillas: estas se pueden utilizar como pinzas, pídele al niño que agarre cosas pequeñas como algodones, porotos, etc. 
  • Escurridor de macarrones y limpia-pipas: indícale al niño cómo ensartar las limpia-pipas en los agujeros del escurridor. 
  • Botellas de plástico: muéstrale al niño cómo desenroscar las botellas y que vuelva a colocar la tapa apretándola.
  • Goteros, agua y colorante: en vasos de 'foam' o plástico vierte agua y pídele al niño que añada color al agua utilizando el gotero. Se divierte, trabaja motricidad fina, repasa los colores y de paso aprende a crear nuevos tonos. 
  • ¡A pelar guandú! Sí, suena gracioso. Aprovechando que viene fin de año ponlo a pelar guandúes para  que trabaje la motricidad al tiempo que te ayuda en la cena de Navidad. 
 
Importante: Todas estas actividades deben ser realizadas en compañía de un adulto, recuerda que los niños son curiosos por naturaleza. Se debe tener cuidado al manipular objetos pequeños, ya que pueden introducirlos en sus oídos o fosas nasales. 
 
Lamentablente, debido a los cambios en nuestra niñez por el uso excesivo de la tecnología, estas habilidades se están viendo afectadas y los niños no utilizan sus manos adecuadamente. Para ser especificos, solo usan el dedo índice. Tenemos todas las herramientas al alcance de nuestras manos, no permitamos que nuestros niños pierdan estas habilidades que son tan necesarias para un óptimo desarrollo. Así que ¡manos y dedos a la obra!

Leer más: ¿Sabes qué es el trastorno desintegrativo infantil? ¡Te contamos!

  • Compartir: