Las mujeres anotan golazo

 
Vie, 05/27/2016 - 20:23
Los tiempos cambian, esa escena en la que había peleas en casa por el fútbol ha quedado atrás. Ahora todos celebran.

Prototipo de la mujer moderna, Alessandra Mezquita, señorita Panamá 2005, comunicadora, comentarista deportiva y apasionada por el fútbol desde los 9 años de edad.

Su amor por los deportes surgió siendo muy niña, sus dos hermanos tuvieron mucho que ver, pues con ellos  jugaba y conversaba sobre el  tema. Esta experiencia le favoreció y mucho, ya que  con el paso del tiempo logró  nutrir sus conocimientos,   tanto así que  hoy día se destaca en un terreno que antes era visto como exclusivo para hombres.

Mezquita confesó que al principio no fue nada fácil. Hubo quienes pensaron que por ser una “miss” solo quería salir en televisión. “Tuve que demostrar que tenía criterio y que me podía parar de tú a tú con ellos... eso lo logré  ‘patiando calle’. Siempre estaba en los estadios, iba a  las prácticas y a los  partidos de fútbol”, recordó la también fanática de la selección nacional, por la que dice llorar, sufrir y hasta festejar.  

Ese ímpetu la ubicó en la listas de chicas que se han  ganado un lugar importante en este campo, tanto así que conocedores de la materia  la consideran como un referente de mujer que sí sabe de fútbol. “Para mí, Alessandra  es un ejemplo de aquellas mujeres que sí conocen de este deporte. Aunque es lamentable que en algunos canales de televisión, solo por ganar ‘rating’, pongan como presentadoras o comentaristas a mujeres con curvas y sin nada de conocimientos”, expresó Gary Stempel, técnico del equipo San Francisco FC.

Para Stempel, cada vez son más las mujeres que se interesan por aprender sobre este deporte, “ya no quieren quedarse atrás”, sin embargo,  recomienda a todas las chicas ver programas que hablen de las tácticas de fútbol, de las diversas  jugadas, mas no de moda o de las mejores piernas entre los jugadores. 

Las reglas cambiaron

La escena futbolística ya no es la misma, esta  ha dado un gran giro en el que las mujeres han resultado incluidas. Y es que, ahora, las chicas sí pueden hablar y debatir sobre el tema, ejemplo de ello son las comentaristas deportivas panameñas Alessandra Mezquita, Nicolle Ferguson, Erika Benítez, entre otras, quienes han demostrado tener madera al igual que un hombre; pero no son las únicas, también hay otro grupo de mujeres (amas de casa, profesionales y hasta estudiantes) que por diversos motivos, en especial por  el deseo de  demostrar que el  deporte no es solo para “machos”, se han dado a la tarea de aprender e investigar sobre, en este caso, el fútbol.

“La sociedad es ahora más igualitaria y la mujer se ha incorporado al fútbol como a otros ámbitos de la vida”, afirmó  Ramón Llopis, especialista en Sociología del Deporte y autor de estudios sobre la transformación del fútbol en un fenómeno de masas en España.

Antes, era normal ver a parejas discutir porque el hombre, en época de Mundial, no hacía más que ver los diferentes partidos del considerado deporte rey. Sin embargo, la situación es distinta, ahora hay muchas mujeres quienes además de celebrar los goles se atreven a hablar de los jugadores, los clubes a los que pertenecen, las jugadas y hasta participan de  las populares “pollas” (apuestas).

A la  mujer, a lo largo de la historia, se la ha enmarcado en temas exclusivos  de cocina, de moda, familia, farándula, ballet,  gimnasia y otras que se convierten en su fortaleza. Que una mujer opine de deportes es un tanto complicado de asimilar por parte del llamado “sexo fuerte”, a algunos les resulta un insulto tener que escuchar a una mujer narrando un partido o simplemente comentando, entre grupos de amigos, sobre fútbol.

Pero la moneda tiene dos caras y hay otro grupo de hombres a los que el hecho de que una mujer conozca  de jugadas, faltas y demás les es muy atractivo. Expertos revelan que esto se debe a que a los varones  les encantan las chicas inteligentes, con las que puedan entablar una conversación y con las que puedan compartir sus gustos.

La sociedad es la culpable

Según la psicóloga Gema Martin,  la discriminación en el fútbol ha continuado porque las sociedades así lo han querido  y el propio fútbol también. Un claro ejemplo de ello es que en la familia, los niños siempre  recibirán de regalo un balón de fútbol mientras que las niñas una muñeca, definiendo así los roles  desde temprana edad. Ya en la escuela, la jovencita que decida inscribirse en el equipo de fútbol será calificada “machona” y el problema es mayor cuando quiera ir a un estadio.

 Sin embargo, el desarrollo en este tan seguido deporte ha traído consigo un gran  crecimiento en cuanto a equipos femeninos y a jugadoras afiliadas a la Fifa. Pero no fue fácil, un caso que lo demuestra y quedará para la historia es el de  Maribel Domínguez, futbolista mexicana, que debía disfrazarse de hombre para poder jugar fútbol, en el año 2004 se hace famosa mundialmente porque se inscribió en el Atlético Zelaya, equipo de segunda división del fútbol mexicano, para jugar profesionalmente. El fichaje fue aceptado por la federación mexicana, aunque luego  la Fifa lo negó aduciendo no tener nada en contra de que mujeres jueguen con hombres, pero preferían que no se hiciera en su institución.    

Lo cierto es que después de tanto trabajo y de mostrar que este no es un deporte solo de hombres, las mujeres han ido ganando múltiples espacios dentro del terreno futbolístico, tanto así que se vive una importante ola expansiva que tiene a su haber la organización de campeonatos de fútbol femenino en diferentes partes del mundo. Pero también está la feminización de las simpatizantes, la presencia de mujeres en el arbitraje, en el periodismo y en la dirigencia, aunque en menor escala. 

 

  • Compartir: