Un mural inspirado en la conservación de los manglares

 
Lun, 02/11/2019 - 15:14
“El Manglar y la Huella Humana” es el nombre de una intervención artística, donde se busca plasmar en murales el deterioro de los bosques del manglar a causa de los desperdicios de la misma ciudad a la que protege y enriquece.
Durante el año 2019, Panamá es la Capital Iberoamericana de la Cultura, y en este sentido, la ciudad tiene una programación variada que incluye una larga lista de eventos culturales, publicaciones y también intervenciones urbanas, tales como Canvas Urbano, Mural 500 en los corregimientos de la ciudad y el mural El Manglar y la Huella humana.
Esta última coincide con la voluntad de los artistas de ofrecer un espacio de reflexión sobre los temas ambientales urgentes de la ciudad. La conservación de los manglares como elemento fundamental para la sostenibilidad de la ciudad fue un tema que los artistas, liderados por Martanoemi Noriega, Cas, Sinless y Sergio Smith, y los artistas invitados, Ise, Axo, Magma, Arito y Sole establecieron como tema central, con un proceso de investigación en la desembocadura del Rio Juan Díaz. 
 
No optaron por resaltar a personajes destacados ni edificaciones emblemáticas, en su lugar hacen un llamado de atención, a través del arte, sobre la importancia y cuidado de los recursos naturales de la capital: “recursos naturales que muchas veces se destruyen por el llamado progreso, manifestó la muralista Martanoemí Noriega, artista que participa en la iniciativa.
 
Ella, junto a los grafiteros Cas, Sinless, Axo, Ise, Magma, Arito, Sole y el muralista Sergio Smith son los responsables de este proyecto titulado “El Manglar y la Huella Humana” . Los artistas recorrieron, junto con biólogos expertos, los manglares de Juan Díaz,  tomaron apuntes para aprender más sobre el tema y crear la obra.
 
 
El mural retrata el deterioro de los bosques del manglar a causa de los desperdicios de la misma ciudad a la que protege y enriquece. Está ubicado bajo el Puente de Transístmica a la altura de la Avenida El Paical. La pintura acrílica ha sido proporcionada por pinturas Glidden, organizado por el Municipio de Panamá, y cuenta con el apoyo de la Alianza Francesa, el Ministerio de Ambiente y otras empresas privadas.
 
“En el caso de PPG y su marca Glidden, más allá de la satisfacción natural que nos trae la mejora estética de un espacio en un barrio o edificio, al realizar acciones como pintar murales en una plaza o restaurar sitios emblemáticos en alguna comunidad, le cambiamos la vida a la gente, les damos esperanza y ganas de salir adelante. Y como empresa nos complace fomentar el talento y ayudar a los jóvenes aportándoles recursos y oportunidades para su desarrollo”, indicó Marco Aurelio González, vocero de Glidden Panamá. 
 
La celebración de un evento como los 500 años de la ciudad merece nuevos escenarios que permitan también soñar el futuro de la urbe, es por eso que en el 2019 seguirán surgiendo espacios públicos para plasmar la ciudad que debemos soñar y construir colectivamente. Otras obras de este tipo son realizadas en varias comunidades de la ciudad de Panamá a razón de la celebración, abordando diversidad de temáticas como una manera de rendir homenaje a las comunidades, sus historias y pobladores, según han manifestado sus organizadores.
 


Para mayor información sobre la programación de los 500 años y la Capital Iberoamericana de las Culturas, ver https://ciudadpanama500.org/  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

  • Compartir: