Cómo crear áreas de estudio divertidas que estimulen la creatividad

 
Jue, 02/07/2019 - 12:57
Con el regreso a clases es importante pensar en los detalles que le permitirán a los niños concentrarse y aprender. Descubre algunos tips para que el lugar donde tus peques estudien sean agradables y estimulantes.
Contar con un cuarto de estudio en casa brinda muchos beneficios, pues permite a los miembros de la familia trabajar o hacer tareas de forma cómoda, tranquila y sin perder la concentración. Independientemente, si tienes una habitación específica o has decidido situar el estudio en el dormitorio, sala u otro espacio, en este artículo descubrirás cómo sacarles partido a las paredes.

¡Diviértete expresando tus ideas!

Dale un toque de expresividad a esos espacios donde trabajas con una pintura negra, ya sea sobre un muro o en un rincón más amplio. Con ella tienes la oportunidad de escribir, dibujar o crear un diseño decorativo sobre una pared lisa; al igual que hacer anotaciones de cualquier índole, borrar, dejarlo limpio o hasta pegar fotos o anuncios importantes. Úsalo en un ambiente donde haya suficiente luz natural y combina con acentos de tonos neutros o vibrantes.  
 

Una pared pizarra

Otra idea para poner a volar la creatividad de los peques es convertir las paredes o muebles del cuarto en pizarra para marcador. Se puede lograr con un recubrimiento de acabado brillante transparente. Port ejemplo, la marca Glidden ofrece 'Board', que crea una capa de alta resistencia para pintar con marcadores de pizarrón blanco y borrar en seco. Lo puedes aplicar tú misma de forma fácil sobre cualquier superficie lisa previamente sellada y recubierta con yeso, cemento, concreto pulido, placas de yeso, madera MDF o acero al carbón. 
 

Combinaciones de color

Uno de los aspectos más importantes a la hora de decorar una zona de estudio es elegir el color apropiado. Definitivamente, los colores poseen gran influencia no solo en la percepción del espacio, sino en nuestro estado de ánimo. De hecho, hay algunos colores que pueden ayudarte a ti o a tus hijos a encontrar la concentración y/o la creatividad que necesitas.
 
Para ello, puedes diseñar un espacio dinámico a partir de las siguientes pautas cromáticas: 
Si tienes un estudio muy conservador, atrevete a usar una paleta de color llena de luz. Aplica el amarillo o naranja para crear un ambiente optimista y dinámico. Está comprobado que estos colores fomentan la actividad mental, la energía y el rendimiento. Se recomienda utilizarlos con mesura o bien en sus tonos más pálidos, si por ejemplo, el escritorio y la cama comparten la misma habitación; es válido incluir acentos de tonos vibrantes en los accesorios o ciertos muebles para destacar la decoración del lugar.
 
  • Verde. Los expertos han comprobado que el verde es capaz de aliviar la ciática, fortalecer el sistema inmunitario, relajar los nervios, y los ojos cansados. Úsalo en objetos decorativos, en tu mobiliario y en los muros de tus habitaciones. Combina el verde con colores neutros y obtendrás tranquilidad y elegancia.
  • Otro color que potencia las áreas de estudio es el azul, el cual trasmite sensación de relajación y estabilidad, facilita la concentración y hace que niños y adultos despierten su creatividad.  Puedes jugar con las distintas gamas de sus tonalidades y aplicar un tono vibrante junto a uno más tenue. 
  • Por último, intenta la gama de lilas, morados y violetas, que también son ideales para pintar las paredes de zonas de estudio y de trabajo. Algunos efectos positivos que ofrecen estas tonalidades son la reducción de la impaciencia y el aumento de la capacidad de comunicación. 
 
También puedes utilizar la tecnología a tu favor para la selección del color ideal. Si prefieres, a través de Glidden Color APP, utiliza la “Fórmula Cero Estrés”, que permite que los espacios luzcan balanceados al combinarlos en diferentes proporciones (60% el color que se quiere como predominante, 30% el color intermedio y 10% el tercer color de acento).
 
utilizar aplicaciones para selección de color, como Glidden Color APP, que a través de la “Fórmula Cero Estrés” permite que los espacios luzcan balanceados al combinarlos en diferentes proporciones (60% el color que se quiere como predominante, 30% el color intermedio y 10% el tercer color de acento).

Leer más: Conoce qué iluminación es ideal para que tus hijos puedan estudiar

  • Compartir: