Guía básica para cuidar el tapiz de cuero de los sofás

 
Sáb, 02/01/2020 - 10:00
El mantenimiento de los sillones de cuero es más sencillo de lo que crees. Aprende a hacerlo y alargarle la vida a tus muebles.

Los sillones de cuero nos encantan por ser de estilo elegante y muy ostentoso, el detalle es que lo compramos y después no sabemos qué tratamiento se le debe dar en cuanto a su limpieza. Estos tipos de muebles requieren cuidados de limpieza de forma periódica y especial.

Si tienes muebles de cuero y quieres aprender cómo cuidarlos, presta atención a este artículo, pues te enseñaremos pequeños tips para que tú misma aprendas a darles mantenimiento, para eso también debes ir a las diferentes tiendas y así ubicar los productos adecuados de limpieza.

¡Cuidado con los químicos!

Si tus tapices están hechos de cuero, ya sea natural o artificial, debes evitar limpiarlos con productos a base de disolvente o siliconas pues contiene amoníaco, que es letal para dicho material. Para su limpieza solo se recomienda utilizar agua y un trapo.

Pasos simples para limpiar tus tapices de cuero:

  • Debes aspirar la superficie hasta extraer todo el polvo en sus juntas y costuras.

  • Luego con una toalla húmeda y en movimientos circulares limpia las juntas. Las costuras se pueden limpiar con un cepillo pequeño.

  • Por último, con una toalla seca frota la superficie a fin de quitar el exceso de agua. Ponlos a secar en una zona donde haya bastante sol y brisa para su mejor trabajo.

Cómo cuidar el cuero después de su limpieza

  • Una vez hecha la limpieza profunda de nuestros tapices, se deberá tener mayor cuidado con ellos, hay productos que sirven para el cuidado posterior, como las cremas hidratantes o ceras, que permiten mantener el cuero hidratado y suave para que este no pierda su elasticidad y suavidad.

  • Evitar colocar elementos punzantes, prendas engrasadas o herramientas que puedan rayar o cortar el cuero.

  • Sabemos que en muchos hogares los animales son parte de la familia y les permiten subirse en los muebles de la casa. Cuando tenemos tapices de cuero debemos evitar esto, ya que las uñas y dientes de las mascotas pueden causar daños.

  • Evita los elementos de limpieza abrasivos, disolventes o siliconas, ya que contienen amoníaco.

  • No expongas los sillones a la luz directa del sol para evitar que se decoloren.

  • El calor puede hacer que se quiebre la superficie del cuero, por lo que es aconsejable mantener los muebles con tapicerías de cuero alejadas de las fuentes directas de calor como los radiadores, las chimeneas y las estufas.

  • No utilices nunca un producto sin haberlo probado antes en una parte no visible del sillón.

La limpieza de nuestros sofás de cuero debe ser programada para cada 15 días, y cada 6 meses una profunda.

Leer más: Tips para diseñar tu jardín como un profesional

  • Compartir: