La magia de Boquete

 
Vie, 05/06/2016 - 16:41
Cambia la temperatura, el ambiente que ofrece tierras altas te permite una boda memorable.

 

El lujo máximo ya no es la ciudad, sino buscar desconectarse, y para las parejas que están interesadas, nos vamos lejos, en esta ocasión: Finca Lérida. Ubicada en Alto Quiel, Boquete, este sitio de rico clima es reconocido por su paisaje en donde el verde predomina. El hotel se encuentra rodeado de árboles y plantaciones de café, uno de los más reconocidos a nivel mundial, así también sus jardines contrastan con el colorido de las flores propias de la región.

 

Casarse en Finca Lérida es ideal para las personas que buscan un ambiente único y una experiencia especial, nos contó Angie Batista, gerente del hotel, y hace énfasis en que uno de los atractivos es que al llegar las líneas de teléfono quedan bloqueadas para ofrecer que cada huésped tenga otro tipo de conexión, logrando que la naturaleza envuelva a los novios e invitados.

 

En cuanto a la decoración, Finca Lérida tiene una estructura en donde los tonos amaderados dan la sensación de calidez, mientras que detalles estéticos “vintage” en las alcobas ofrecen un romanticismo único. Las parejas pueden optar por realizar la ceremonia y fiesta en la Casa de Cristal, tiene una capacidad para 350 personas. Sin embargo, el hotel también pone a disposición sus áreas verdes para quienes quieren hacer una boda íntima. Otro de los detalles sobre Finca Lérida es que se ajustan al tipo de ceremonia, es decir, que se puede ir a celebrar, hacer un cena especial y/o brindis en su restaurante, La Brulerie.

  • Compartir: