Cuatro mascarillas para tu piel y cabello

 
Mié, 11/18/2015 - 16:21

 

Guineo, aguacate y aceite de coco

La mezcla de estos tres ingredientes, además de ser muy efectiva, deja un placentero olor, ¿por qué funciona? El aceite de coco tiene vitamina E y ácidos grasos saludables que le dan propiedades de retención de humedad, mientras que los aguacates están llenos de vitaminas (A, B, B6, C, D y E) que facilitan su crecimiento, lo nutren, y reparan el cabello dañado por químicos, factores ambientales, e incluso por el uso excesivo del “blower” y plancha. Al añadirlo se complementa la mascarilla, aporta aceites naturales y vitaminas que dan suavidad a tu cabello. Para realizar la mascarilla deberás mezclar un guineo maduro, aguacate y dos cucharadas de aceite de coco, puedes utilizar un procesador, luego aplícalo y déjalo actuar de 20 a 30 minutos, al transcurrir este tiempo enjuaga con tu champú y acondicionador.

 

Mayonesa y fresas

Aunque resulte una combinación arriesgada, pues acostumbramos a usar la mayonesa solamente en ensaladas, te gustará saber que es un excelente acondicionador que en unión con las fresas da como resultado un pelo fuerte, nutrido y brillante. Ojo, al hablar de brillo, no es igual a la publicidad de la televisión (es un mito). Para realizar esta mascarilla, mezcla ocho fresas con dos cucharadas de mayonesa, seguidamente, mezclar bien todo y aplicarlo sobre el cabello húmedo, déjalo actuar por 15 minutos y enjuaga con tu champú como de costumbre.

 

Aceite de oliva, vinagre y huevo

Una de las mascarillas clásicas y el mejor secreto de nuestras abuelas. Es sabido que el aceite de oliva tiene múltiples beneficios para el bienestar, y en temas de cuidado personal también, pues hidrata, aporta elasticidad, brillo y reduce el tan odiado “frizz” del cabello; es mejor que sea aceite extra virgen, esto significa que no ha tenido ninguna forma de procesamiento de productos químicos. Por otro lado, el vinagre limpia el cuero cabelludo y da brillo. Y el huevo es rico en proteínas, lo que ayuda al fortalecimiento de las hebras, además funciona como un acondicionador, aporta suavidad en todo tu pelo. Para realizar esta mascarilla necesitas mezclar: dos cucharadas de aceite de oliva con una de vinagre blanco y un huevo, aplícalo de 15 a 20 minutos sobre el cabello seco y enjuaga con los productos de cabello que utilices.

 

Miel, yogur y vinagre de manzana

Si tu pelo es grasoso y pesado, este tratamiento es muy efectivo, porque además de limpiar el cabello y el cuero cabelludo, te va a dejar el pelo más lacio y manejable. Lo bueno de esta mascarilla es que tiene los antioxidantes, vitaminas, calcio y proteína del yogur, que al combinarse, hacen que nuestro cabello esté más sedoso. Además, ayuda a controlar la grasa natural del cabello y elimina el exceso que tengamos en el cuero cabelludo. Para empezar necesitas: ½ taza de yogur natural, una cucharada de vinagre de manzana y una cucharadita de miel. El procedimiento es sencillo, solo debes mezclar los ingredientes dentro de un recipiente, luego aplica la mezcla en el cuero cabelludo, trabaja de raíces a puntas. Lo dejas reposar por 15 minutos y enjuaga con agua tibia. Siempre debes tener presente que muchos de los ingredientes utilizados tienen un olor penetrante, por lo que debes enjuagar bien tu pelo; otra cosa, repite estas mascarillas cada dos semanas.

 

Leer más temas de spa: Detox sin tener que salir de casa

 

  • Compartir: