Happy Hour: la VERDAD del alcohol

 
Vie, 09/25/2015 - 14:34
La verdad del alcohol: tres ‘tips’ que cambiarán para siempre tu manera de ver esta salida.
Son las 5 p.m. (bueno, en algunos casos pueden ser las 6, 7 u 8 p.m.) y se acabó la jornada laboral. Otro día culminado… como todos. La monotonía es algo a lo que nunca te podrás acostumbrar, así que algún plan después de la oficina no te vendría nada mal. Y qué bueno que sea así, porque ya está comprobado que los tiempos de esparcimiento y desconexión en realidad aportan mucho más a nuestro trabajo de lo que creemos (y sino, mira el ejemplo de Google). 
 
El “happy hour” es uno de esos tan populares—y podríamos decir hasta trillados— planes grupales, a no ser que sea, por supuesto, con tu grupo de amigas; allí el panorama cambia, ya  que para algunas mujeres es la salida más esperada de la semana. Pero de todas maneras, lo que queremos transmitirte hoy es que, este plan popular parece inofensivo al comienzo, pero a la mañana siguiente se puede volver una real pesadilla, por lo tanto (para cubrirte/nos en salud) vamos a repasar algunas cosas que hay que tener en cuenta antes de pedir una segunda ronda de tragos… y pasarte un poco de la raya.
 

Mide tu apetito

Si decidieron ir por cocteles antes de cenar, ¡cuidado! El alcohol inhibe la grelina,  también conocida como la hormona del hambre. Quizás por eso te habrás dado cuenta que después de varios tragos no tienes apetito y encima a la mañana siguiente tienes que lidiar con la resaca en la oficina. El porqué no lo explico yo, sino la ciencia:  literalmente tu cuerpo se encuentra en estado de supervivencia. Demasiados niveles de alcohol descontrolan el azúcar en el cuerpo y, además, estarás deshidratada, así que cuando te levantes, realmente querrás comerte una vaca entera. ¡Se más inteligente que eso! Lo único que necesitas es un estómago no vacío, así que te recomendamos acompañar los tragos con algunas tapas o entradas o simplemente no saltarte la cena. 
 

Cuidado con tus ciclos de sueño 

El alcohol tiene la particularidad de ser un estimulante y depresivo al mismo tiempo, por lo tanto quizás el primer trago te haya caído bien, pero en el caso de que existan 2 o 3 debes tener en cuenta que a medida que el alcohol aumente tu presión arterial puedes sentirte tensa. Y si eso pasa… ¡oops, despídete de tus horas de descanso! A la mañana siguiente te sentirás con resaca, aun si no llegaste a emborracharte. Esto es porque beber demasiado tarde puede llevarte a la mala calidad de sueño.

 

No hagas de esto un plan regular, y si lo haces, asegúrate de que sea sano 

No hay nada de malo con tener una buena y sana relación con el alcohol, lo único que decimos es que detrás de “la salida” pueden existir algunas excusas. Es importante que prestes atención a tu cuerpo; el alcohol es un formador de hábitos, y recuerda que para muchas personas es una adicción, por lo tanto, de vez en cuando no está mal ir a la salida y pedir cocteles sin alcohol.
 

 

  • Compartir: