Consejos para cuidar tus zapatos en época lluviosa

 
Vie, 07/12/2019 - 17:17
Principalmente, no se recomienda guardar los calzados húmedos porque puede provocar mal olor, y deteriorar su textura.

Para eliminar la humedad de los calzados, no se recomienda secarlos con el sol porque este proceso puede maltratarlos.

Durante la temporada de lluvia es un poco complicado caminar por la calles de la ciudad capital sin que se te mojen o dañen los zapatos con tantos charcos e inundaciones que suceden a causa de los aguaceros que caen repentinamente en nuestro país.
Los zapatos siempre terminan siendo los más afectados ante la tempestad, porque aunque evites mojarlos, siempre se impregnan de la lluvia, y mucho más cuando los días lluviosos te toman por sorpresa. Si este es tu caso, no te preocupes porque aquí podrás conocer la solución a tus problemas de calzados mojados.
 

No seques tus zapatos con el sol

Si quieres eliminar la humedad de los calzados, no se recomienda secarlos con el sol porque este proceso puede maltratar los zapatos, convirtiendo su textura suave y brillante en una, dura y sin brillo. En cambio, un método efectivo no dañino para secar tus zapatos es colocarle periódico en el interior del zapato toda la noche; al día siguiente estarán secos ¡Solucionado!.
En cuanto al exterior de los zapatos, es aceptable secarlos con un ventilador, siempre y cuando el aire que genere no sea caliente, porque los puede estropear.

Repelente de agua

Es una solución más afectiva para cuidar tus calzados, porque evita que se mojen completamente y previene manchas o daños ocasionados por las lluvias.
Este producto impermeabilizante lo puedes conseguir por internet o preguntar por su venta en las tiendas de zapatos. El proceso de aplicación es fácil, solo consiste en rociar el spray al calzado antes de estrenarlo, y luego cada cierto tiempo.
 

No los guardes si están húmedos

Es uno de los descuidos más agresivos que le puedes hacer a tus zapatos, porque al hacerlo estarás provocando que tus calzados tengan mal olor, se malgasten, incluso romperse. 
Si fuiste completamente descuidado y los guardaste mojados, también hay soluciones, como utilizar una bolsita de bicarbonato de sodio en el fondo del zapato, dejarlo por una noche y el problema estará resuelto.
 
  • Compartir: