Panamá tendrá su primera escuela para la formación de mujeres políticas

 
Mar, 03/12/2019 - 17:32
Un proyecto busca preparar a la mujeres jóvenes para formar lideresas que incidan en el ámbito político-social a nivel nacional, con propuestas y trabajo en red.

El quinto Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) que como sociedad debemos alcanzar para 2030 es la igualdad de género. Quiere decir que se trata de un tema importante e inaplazable para lograr un cambio positivo en beneficio de la sociedad.

El empoderamiento político de las mujeres en América Latina ha tenido importantes avances en las últimas décadas: Seis mujeres en la región han ocupado la silla presidencial de su país por elección democrática (una de ellas panameña) y han ido tomando terreno la legislación sobre cuotas y el debate equitativo.

Sin embargo, en Panamá, la democracia 50/50 aún está lejos de ser una realidad. Según Juana Herrera, presidenta del Foro Nacional de Mujeres de Partidos Políticos (FONAMUPP), "el proceso del 5 de mayo no se perfila con posibilidades reales para las mujeres, ya que algunas han renunciado a sus cargos, otras fueron negociadas producto de alianzas, y solo se estima que habrá un 15% de presencia de mujeres como candidatas principales, lo cual manifiesta la violancia política contra ellas".

Frente a este preocupante panorama, surgió una iniciativa colectiva de Juana Herrera y Anastacio Rodriguez, director de Proyectos Políticos de la Fundación Friedrich Ebert, para crear una escuela de formación política para mujeres jóvenes. Se trata de un programa interactivo teórico practico, donde los encargados de la formación serán expertas y expertos académicos, al igual que dirigentes sociales de diferentes ramas de la Fundación Friedrich Ebert, FONAMUPP y organizaciones aliadas, según comenta Rodríguez. 

La escuela iniciará en el mes de abril. Las clases serán una vez al mes, en hoteles de la ciudad de Panamá y campamentos del interior del país, y estarán dirigidas a mujeres Jóvenes, entre 17 y 35 años, quienes serán  becadas por la Fundación Friedrich Ebertlos. "El objetivo es preparar a la mujeres jóvenes hacia la participación ciudadana para la incidencia política con un liderazgo colectivo y herramientas participativas", explica Herrera.

Rodríguez cuenta que  la idea de crear una escuela de formación política para mujeres jóvenes surge como un espacio permanente de formación para  féminas que hasta la fecha no existía. "Cabe resaltar que organizaciones políticas y sindicales han dedicado seminarios de capacitación política, de una forma no consistente, por lo que se hace táctico promover la participación política y ciudadanía activa de mujeres jóvenes mediante la formación consistente, que permita la comprensión crítica de la realidad de su entorno, la expresión de sus opiniones y propuestas (a través de la palabra y la escucha), así como el respeto hacia las ideas de los demás (a través del diálogo)". También ayudará a asegurar el relevo generacional con equidad, fortaleciendo la solidaridad entre las mujeres.

Para la creación de esta escuela, los mayores retos que sus promotores debieron afrontar fue la baja participación de mujeres en política y la desconfianza de los jóvenes en los procesos políticos, según señala Herrera, agregando que históricamente en Panamá las mujeres han sido las menos favorecidas para ocupar puestos de elección popular.
 
"Al parecer, el escenario se volverá a repetir en las próximas elecciones. La participación en política sigue siendo escasa y la mayor cantidad de candidaturas las siguen teniendo los hombres. Pese a que en América Latina la participación de la mujer en el quehacer político es superior al promedio global (24% vs 20%) y cinco mujeres de la región han ocupado los sillones presidenciales en las últimas dos décadas, incluyendo el panameño, todavía persiste en el país una disparidad entre hombres y mujeres en activismo político, que se hace evidente con mayor intensidad en cada contienda electoral", resalta. 
 
La baja participación de féminas en la esfera política se debe, principalmente a obstáculos como el acoso político, las diferencias salariales, los estereotipos de género, la escasa cantidad de representación de la mujer en cargos ejecutivos y de gobierno, tal como detalla Rodríguez.
 
Sin embargo, los fundadores del proyecto se muestran optimistas a que poco a poco se ayude a minimizar la brecha y alcanzar la paridad política. "Gradualmente, al corto plazo, tendremos lideresas con mayores competencia y habilidades para ejercer en la política, con una visón de equidad, ciudadana, solidaria y democrática", manifiesta Rodríguez.  
 
"Más mujeres jóvenes en política y más políticas para la mujeres jóvenes", culmina Herrera.

Leer más: En la política panameña, ¿dónde están las mujeres?

  • Compartir: