Bohemian Rhapsody: la nueva película que relata la vida de Freddie Mercury y Queen

 
Jue, 10/25/2018 - 09:56
Revista Mujer tuvo la oportunidad de participar en una conferencia y entrevistar a los protagonistas de este nuevo film

Foto: 20Century Fox

El 23 de octubre de 2018 quedará marcado en la mente de todos los fans de la banda inglesa Queen, y sobretodo, en la de los fieles seguidores de Freddie Mercury, ya que fue el estreno mundial de la nueva película “Bohemian Rhapsody”. Este nuevo film, definido como una celebración a Queen, mas no un musical ni una película biográfica, trata sobre la vida de su vocalista –Freddie- y el camino que recorrieron juntos como banda hasta su presentación en el Wembley Stadium para “Live Aid” el 13 de julio de 1985.

La proyección de la película fue en el Wembley Arena frente a 7,500 personas, mientras que el Wembley Stadium albergó la fiesta oficial después del estreno. Rami Malek, Gwilym Lee, Ben Hardy, Joe Mazello, Lucy Boynton, Mike Myers, Allen Leech, Aidan Gillan y Tom Hollander asistieron a la premier junto a Brian May y Roger Taylor, miembros originales de Queen. Kashmira Cooke, hermana de Freddie, estuvo presente en la alfombra roja, así como familiares de Rami, incluyendo a su hermano gemelo. 

Entrevista a los protagonistas

En una conferencia de prensa virtual a nivel regional, periodistas de Colombia, Puerto Rico, Argentina, Panamá y Costa Rica tuvieron la oportunidad de platicar con Rami Malek (Freddie Mercury), Gwilym Lee (Brian May) y Joseph Mazello (John Deacon) acerca de su experiencia interpretando a íconos del rock.  Cada uno de ellos define la película de manera diferente, pero muy personal. Para Joseph, “Bohemian Rhapsody” es épico, musical y personal; para Gwylim es una celebración de vida; mientras que Rami, entre risas, solamente dijo “I’m under pressure”, haciendo referencia a una de las canciones más famosas de Queen. 

Rami tuvo uno de las responsabilidades más grandes en esta película: encarnar a una leyenda. Para Rami, la parte más difícil de interpretar a Freddie Mercury fue que cada persona tiene una idea y apreciación diferente de él, ya que cada uno posee diferentes memorias y sentido de quién Freddie era.  “Él llegaba a todos de una manera única –me incluyo-, por lo tanto pienso que es complicado pensar cuánto vale para muchos. Solamente necesitaba una forma de tener acceso a su sentido de humanidad; quién era, alguien con quién identificarme como joven. Alguien quien luchó por encontrar su identidad y quien vivió tantos conflictos, por lo tanto traté de sumergirme en esta rica y compleja juventud que Freddi tenía”, comenta Malek. 

Interpretar al vocalista de Queen fue realmente una experiencia que cambió su carrera como actor, y al preguntarle si deseaba dejar ir a su personaje, respondió entre risas que no, y que hasta llegó a sentirse desnudo cuando se quitó la protesis de los dientes. “Es alguien de quien he aprendido mucho, y un espíritu que deseo esté conmigo lo más posiblemente humano posible.”

El reto más difícil: interpretar a leyendas del rock

Representar a tres íconos del rock significaba un reto, no solo profesional sino personal para los actores. Gwylim Lee, quien interpretó al guitarrista Brian May, comentó que se trasladaron a Londres cinco semanas antes de comenzar a filmar para poder ensayar como una banda y lograr sentirse como una. 

John Deacon (bajista) fue interpretado por Joseph Mazzello, quien asegura que –en lo personal- quería que todo luciera de la manera correcta. “De verdad quieres que tus manos se vean bien cuando tocas el bajo, que luzcan perfectas”. Uno de los retos que interpretó el actor fue con el acento de John, ya que el bajista creció en Leicester, una ciudad en el este del centro de Inglaterra. En cuanto a apariencia, Joseph se siente agradecido que ya era algo parecido físicamente a John, por lo que no tuvo que hacer mucho. 

Rami comenta que siempre estuvo consciente de no imitar a Freddie, y poder traer algo de él mismo al personaje era importante. “Muchos piensas que hay que perderse un 100% para interpretar a un personaje, pero yo también tengo experiencias en mi vida, y como actor esto me ayuda; no me trato de comparar en ninguna forma con Freddie”, expresó. Para Rami, Mercury es lo más cercano a un superhéroe porque  hace creer que como seres humanos se es capaz de lograr hazañas asombrosas. Malek agrega que si hubiese tenido la oportunidad de sentarse cinco minutos junto a Mercury, hubiese preferido no preguntarle nada y simplemente escuchar, aunque sabe que al final de la charla estaría lleno de emociones y riendo. 

Brian May y Roger Taylor estuvieron bastante involucrados durante el proceso de filmación, dando su visto bueno desde el inicio de la película, ya que, asegura Rami, pudieron ver lo apasionado que estaba el elenco por esta producción. “Ellos vieron el nivel de compromiso de todos nosotros, y lo aceptaron, especialmente Bryan quien estuvo a disposición cuando sea que necesitaba llamarlo. Él me dijo que creía en mi, y si no me hubiese dicho eso, creo que no hubiese podido seguir adelante con el papel”, comenta Malek. Para Joseph, Bryan y Roger fueron el punto de conexión con su personaje John, ya que el bajista decidió vivir una vida más privada y tranquila. Gwylim asegura que fueron de mucha ayuda al compartirles memorias de los conciertos y gestos específicos de cómo tocar la guitarra. Además, la mejor parte de tenerlos en set fue de poder ver a dos leyendas del rock amables y dispuestos a colaborar en una faceta más humana.

El legado de Freddie Mercury

La espontaneidad con la que Freddie fluía, se comunicaba e interactuaba con todas las personas que lo conocían y en sus conciertos es sin duda algo que se recordará por siempre. Rami define a Mercury como alguien que aceptaba a todo aquel que se atravesara en su camino. Alguien que nunca quiso ser segregado, ni marginalizado y mucho menos catalogado; él solo quería existir como lo deseaba y poder compartir ese sentimiento con todos. Esto se ve reflejado en la música que como banda componían, con letras tan profundas y un sentimiento de pertenencia inigualable.

Una de las características de “Bohemian Rhapsody” es que muestra diferentes aspectos de la vida de Freddie Mercury, desde sus inicios hasta su muerte, de una manera tan llevadera. Toca temas íntimos de su vida y otros que muchas veces sucedieron detrás de puerta. Freddy, para Rami, es el mayor ejemplo de resiliencia y perseverancia humana porque de ser un inmigrante quien luchaba por encontrar su verdadera identidad y sexualidad, y además lidiar con el bullying, salió al mundo a hacer lo que más le gustaba –la música- y ser simplemente quién él quería ser frente a millones de personas. “Todos tenemos ese sentimiento de querer ser vistos, entendidos y ser quién realmente somos frente al público. No hay forma de cuantificar lo que Freddie ha hecho por mi. Fue realmente un honor y privilegio, en términos de actuación, poder interpretarlo”, expresa Malek. 

  • Compartir: