Francisco Sousa-Lennox podría debutar como primer caballero de Panamá

 
Lun, 04/15/2019 - 05:58
El esposo de la candidata independiente Ana Matilde Gómez fijaría como una de sus prioridades en el cargo la educación y la salud de los niños y niñas

Francisco Sousa-Lennox es médico pediatra. Nacido en Panamá, vivió su infancia en el barrio de Bella Vista, cerca del Parque Urracá. Estudió Medicina en la Universidad de Panamá y se especializó en Pediatría. Actualmente ejerce en el Hospital del Niño, lo que combina con la práctica de la medicina privada en la Clínica San Fernando y Consultorios Médicos Paitilla.

Sousa-Lennox, marido de la candidata independiente a la Presidencia de Panamá Ana Matilde Gómez, comparte con Revista Mujer su pasión por su profesión, el apoyo a su esposa en la campaña electoral, su visión del cargo de primer caballero y algunos secretos de sus cónyuges.

 

Usted es médico pediatra. ¿Qué le llevó a escoger esa especialidad?

Probablemente la influencia de mi padre, que también fue pediatra. Pero también el cariño que transmiten los niños.  La verdad que son personas muy naturales, muy agradecidas, a las que no les importa nada: ni la edad, ni el color, ni el credo, ni la ideología… Los niños son muy auténticos.

 

¿Cómo es un día de su vida?

Antes de la campaña electoral, mi rutina era ir a ver pacientes todo el día. Desde que amanecía, en el área del Ministerio de Salud, después de la consulta ver los que están hospitalizados y al final del día con el consultorio privado. Esa es la rutina: ver pacientes hasta la noche.

 

¿Cuál es su lema de vida?

Tratar de ser todo lo mejor que se pueda, ir adelante con las metas que uno se propone y luchar para llegar al final, siempre sin romper la ley.

 

Por su profesión, está muy cercano a los más pequeños del país. ¿Cómo ha cambiado la infancia en los últimos años?

Los chiquillos en esta época son más espabilados, están muy metidos en todo. A la edad de algunos pacientitos uno ni siquiera se interesaba en, por ejemplo, la política. Sin embargo ahora uno ve que los niños escolares ya están diciendo qué candidatos, qué candidatas, están informados. Yo de niño ni me preocupaba de eso, cambiaba el presidente, cambiaba el diputado, y yo ni me enteraba. Ahora a esta edad los chiquillos están todo el día conectados, porque a veces uno les tiene que llamar la atención incluso en el consultorio porque están, con 5 años, metidos y jugando con el celular de los padres. Así que ellos están demasiado metidos ya en el ambiente, tienen una influencia muy grande de la tecnología, que ha invadido mucho, demasiado, a los niños.

 

¿Qué debería cambiar Panamá en materia de infancia y educación?

La escuela y la salud. Son dos cosas primordiales porque la educación es la única manera de tener y de poder salir de donde están algunos niños. La manera de salir de la pobreza, la manera de salir de los problemas, del ambiente insano, es el estudio, la educación. Es la única manera de sobrevivir y salir adelante. El nivelador social es la educación y desde el prescolar, hay que empezar a impulsar a los niños para que puedan llegar hasta el título universitario y así poder salir de la pobreza. Y, por supuesto, la salud. Si tú tienes un niño bien comido, que tiene buenas hemoglobinas, tiene ganas de estudiar y, por supuesto, está sano para poder llegar hasta el final. Enfermo y con deficiencias o desnutrición, no vamos a ningún lado.

 

 

Y los padres, ¿qué deberían tener en cuenta a la hora de ofrecer lo mejor para que sus hijos crezcan sanos y felices?

Un ambiente de familia y buena comida. Si hay buena comida, hay buen desarrollo cerebral, físico y eso lo va a llevar al éxito, o por lo menos va a tener mayor posibilidad de salir adelante.

 

¿Cuál debe ser el papel de un primer caballero y por qué es importante este cargo?

Es importante por el apoyo moral, el apoyo cuando ella necesite alguna representación en lugares a los que no pueda asistir y que sean de corte social. El despacho tiene ahora mismo muchas funciones, me parece que tiene más funciones de las que debería y, hay que hacer una reestructuración en ese despacho. Pero eso lo determinará ella con su gabinete en su momento.

 

En su agenda como primer caballero, ¿cuál sería la causa por la que más abogaría y cómo tiene pensando abordarla?

La infancia y la salud, por supuesto. Si lo mío es salud, relacionada con la pediatría, esa sería mi meta, mejorar la salud y mejorar las condiciones de los niños. Es la parte más importante, tener unos niños sanos para que puedan llegar al final del camino, bien educados, con buen nivel intelectual, bien nutridos, para que en el futuro puedan rendir tanto en la universidad como en sus trabajos.

 

¿Tiene pensado algún proyecto para enaltecer el papel de las niñas?

Dentro de la infancia, todos. Hay que tratar a todos por igual.

 

¿Cómo se conocieron con Ana Matilde?

Nos conocimos por un trauma que tuvo el hijo, hace muchos años, cuando estaba muy pequeño, después de una caída de la cuna. Ya después, nos fuimos viendo esporádicamente en sus asistencias a la clínica. Más tarde, empezamos a salir formalmente y nos casamos en el 2004 por lo civil y por la Iglesia en el 2009.

 

 

¿Qué fue lo que más le gustó de ella?

Su sinceridad, su forma de ser, su carácter, su temple, su forma de actuar. Es una mujer que tiene mucha sensibilidad social, es una mujer con mucha decisión y que no acepta el sí porque sí o el no porque no, sino que se deben presentar argumentos para dialogar con ella.

 

Un dato curioso que no sabemos de ella

Ella ha sido muy transparente, también a nivel público, se ha comportado siempre de la misma manera. Así, a nivel privado, le gusta el baile, le gusta socializar con sus allegados, estar con la familia, celebrar con la familia…

 

¿Qué le gusta de ella y que le hace enojar?

Lo que me gusta… todo. Y discusiones… tenemos como cualquier pareja, pero nada que me haga enojar especialmente.

 

¿Cuál ha sido el momento más duro que han pasado a causa de la política?

A causa de la política fue el momento en el que la sacan de la procuraduría de una manera injusta, acusándola de una acción falsa. De una acusación que el tiempo le ha dado la razón y la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos ya declaró que eso era completamente ilegal.

 

¿Cómo es una cita perfecta con ella?

Estar solos. Nos gusta ir a las tierras altas, Boquete, Cerro Punta, Volcán y también el Valle de Antón, que son lugares frescos en los que uno cambia de ambiente totalmente diferente al clima al que estamos acostumbrados aquí en la ciudad. También estar aquí en la casa, donde nos sentimos muy a gusto.

 

¿Y cómo es para usted la campaña?

Definitivamente esto trae otro giro, otra forma de vida, diferente a la que uno está acostumbrado. Ahora yo tengo entrevistas, que antes no tenía, y quieres evitarlo, pero al final tienes que sumarte y apoyar en todo lo que se pueda.

  • Compartir: