Estrés prematrimonial

 
Mié, 04/27/2016 - 16:39
No dejes que los preparativos del gran día se conviertan en un motivo de pelea, ¡este momento es para celebrar en grande!

Foto: www.thecelebrationsociety.com

Tenemos que reconocerlo. La mayoría de las mujeres, cuando de organización se trata, somos un poco maniáticas, detallistas e independientes. Por supuesto que comenzar a tomar decisiones de a dos no es sencillo y es necesario que tanto la novia como el novio tengan en cuenta algunas cosas antes de comenzar los preparativos de la gran ceremonia. ¡No permitan que el estrés les gane y robe el momento!

Según la psicóloga Geraldine Emiliani, la pareja debe estar firme en el deseo de formalizar la unión debido al amor y afecto que se tienen. Es algo que nunca deben perder de vista, al igual que el respeto. Para llegar a mutuos acuerdos, lo mejor es establecer un diálogo acerca de la ceremonia y tocar puntos específicos como: cuáles son sus prioridades y expectativas, el cómo, cuándo y dónde y, por último, el presupuesto. Esto ahorrará discusiones y peleas al momento de la organización. Por eso es necesario detallar esas cosas antes de comenzar la planificación.

Emiliani señala que es bueno que se asignen tareas específicas cada uno o también recomienda la contratación de un(a) “wedding planner”.

¿Cómo manejar el estrés?

Es probable que aún siguiendo los consejos que te dimos previamente, las semanas antes de la boda tengas muchas cosas en mente. Como no queremos que te conviertas en toda una “bridezilla”, sigue estos consejos: Organízate con tiempo: la única razón por la cual puedes estar estresada es porque hay muchas cosas por finiquitar. Por eso es necesario que hagas las cosas con tiempo.

  • Mantén la alegría: lo que estás organizando es tu propia boda, ¡no debe ser una carga o algo que produzca mal humor!
  • Relájate: puedes optar por actividades como ir a nadar, sacar una cita en un “spa”, o conseguir a un masajista, darte baños con sales aromáticas y aprender buenas técnicas de respiración.
  • Duerme y come bien: quizás te parezca tonto, pero tu cuerpo estará muy exigido durante esos días. Por eso es necesario que te alimentes de forma sana y adecuada y que logres descansar entre 7 y 8 horas por día.
  • Realicen actividades que los distraigan: si hacen que la boda sea el único tema de conversación, probablemente el estrés aumentará. Dense tiempo para conversar de otras cosas, salir a pasear, ir al cine, teatro, a la playa, juntarse con amigos, o actividades que no involucren directamente la boda.
  • Pasen tiempo para sí mismos: dense tiempo para estar involucrados en las cosas que a cada uno le gustan. ¡Extrañarse un poco no vendrá mal!
  • Sean flexibles: habrá cosas que quizás no se puedan lograr o conseguir, no te aferres a las ideas que tenías para ese día, aférrate al momento y al amor que sienten.
  • Una novia amable: debes recordar que las personas que te están ayudando con la organización tienen sentimientos y pensamientos, no los trates como si fueran empleados, nunca olvides dar las gracias. 
  • Compartir: