Indecisión: niñera o guardería

 
Lun, 12/14/2015 - 10:02
El cuidado del bebé es un tema muy delicado, antes de elegir una opción se deben evaluar las ventajas y desventajas…

Los tiempos han cambiado grandemente. Y es que, décadas atrás, los niños se matriculaban en el colegio a los cinco o seis años de edad, hasta ese momento, todos esos años los pequeños pasaban en casa al cuidado de sus mamás. Sin embargo, en la actualidad, la situación es totalmente distinta, ahora la mujer trabaja igual que el hombre y la decisión de elegir con quién o en dónde dejar a los niños es una gran preocupación.

Hoy en día, existen muchas opciones, pero ¿cuál es la mejor? Los maternales o guarderías, aceptan niños prácticamente desde que la madre tiene que reintegrarse a su puesto de trabajo después del parto, mientras que contratar una niñera -para quedarse en casa- resulta muy complicado; es así como los padres atraviesan por un gran dilema, ya que la ansiedad y preocupación no los deja decidirse. ¿Lo dejamos en casa con una nana o niñera o lo llevamos a una guardería?

La psicóloga Magali Dunn, explicó que ambas opciones -niñera, guardería- tienen sus ventajas y desventajas, las cuales hay que analizar detenidamente. “Lo más importante que los padres deben tomar en cuenta es que la persona o personal que vaya a quedar a cargo del niño de verdad le gusten los infantes. Este trabajo es delicado y lo principal es que haya amor”, aseguró.

Dunn manifestó que es necesario buscar referencias o recomendaciones, estas siempre son de gran utilidad, ya que siempre es sano la opinión de otros padres. “Si se deciden por las guarderías es necesario que los padres vayan al lugar, evalúen los salones, la cocina, el personal y ver que todo esté limpio y en buen estado”, aconsejó la psicóloga.

Para la experta, cada familia es un mundo, por lo que no hay soluciones universales que sirvan a todos. Es por ello que, independientemente de lo que elijan, lo importante es que sea lo que mejor se adapte a sus propias necesidades. A continuación, se ofrecen las ventajas y desventajas de una opción y otra.

Ventajas de contratar una niñera

  • El bebé estará con sus propios juguetes y demás cosas, podrá descansar tranquilo en su cuna o en su cochecito.
  • Si está en casa será más fácil respetar sus rutinas de siesta y horarios de comidas.
  • No será necesario exponerlo al clima en los días desfavorables (lluvia, sobre todo).
  • Podrán controlar todo lo que sucede con el bebé: qué come, a qué hora duerme, con qué juega, entre otros.
  • Al no estar en contacto con otros niños, el bebé estará menos expuesto a resfríos, gripes y otras enfermedades.
  • La niñera estará disponible en los horarios que a ustedes les convenga. Hay más control por parte de los padres y pueden exigir más a la niñera.

Desventajas de las niñeras

  • Encontrar una buena niñera resulta muy complicado. En general, son niñas muy jóvenes que al poco tiempo descubren que el trabajo no es para ellas.
  • Suele ser más costoso que una guardería. Tendrán que acostumbrarse a que haya una persona ajena a la familia dentro del hogar.
  • Si estás pensando en contratar una niñera, ten en cuenta que delegar la seguridad y el bienestar de un hijo es una gran responsabilidad. Esto requiere dedicación y esfuerzo en seleccionar a la persona adecuada y comprobar su trayectoria y referencias. También puedes contratar a una agencia que te resuelva estos trámites, puedes elegir entre: Home Services, Agencia de colocación de personal, Agencia de niñeras/relax empleos, Mi bebé genial de prácticas y nanas, entre otras más opciones.
  • Asegúrate de que la aspirante a niñera tenga la edad adecuada para cuidar de un niño. No es recomendable que sea menor de 18 años, tampoco que sea muy mayor.
  • Se le debe hacer una entrevista de manera personal, durante esta hay que valorar su iniciativa, paciencia, responsabilidad, vocación, madurez y su actitud cariñosa, entre otros aspectos.

Ventajas de una guardería

  • Los amplios horarios les permitirán ir a trabajar tranquilos sin estar en corredera.
  • Lo cuidarán personas capacitadas y con experiencia en cuidar niños.
  • El niño aprenderá cosas nuevas y disfrutará de la compañía de otros pequeños.
  • Suele ser más barato que contratar una niñera.

Desventajas de las guarderías

  • No es atención personalizada debido a la cantidad de niños que están en las mismas.
  • Los pequeños suelen contagiarse de manera más frecuente de resfríos y gripes.
  • Tendrán que exponer al bebé al clima todos los días y no tendrán la opción de dejarlo en casa si llueve mucho.
  • Se tendrá que acostumbrar a un ambiente completamente nuevo para él.
  • Los niños que ingresan a una guardería desde el maternal siempre se aburren cuando llegan a primer o segundo grado. La mayoría se cansa.
  • Si escoges la guardería, hay que tener en cuenta: la cercanía a la casa, las instalaciones y, sobre todo, el personal que allí labora. Expertos recomiendan que los niños acudan a la guardería antes de los ocho meses, debido a que se adaptará mejor o después de los 18 meses, cuando ya ha adquirido el suficiente control de sí mismo como para enfrentarse sin problemas con el cambio que le espera.
  • Hay que tratar, cada cierto tiempo, de visitar la guardería en horas de clases, preguntarle cómo organizan la hora del descanso, cuántos educadores se encargan de la vigilancia, y qué hacen cuando un niño no quiere dormir o se despierta antes de hora.
  • Siempre hay que estar pendientes de la reacción o comportamiento de los niños, ellos son quienes revelarán si están bien o hay problemas.
  • Compartir: