Stella McCartney explora formas y colores más maduros

 
Lun, 03/04/2019 - 13:59
La diseñadora británica se coronó nuevamente como una de las favoritas por las famosas

Foto: Andrea Adriani / Gorunway.com

Por: Maria D. Valderrama/EFE

El Palacio Garnier de la Ópera es ya la casa de la diseñadora británica Stella McCartney en París, convertido en el punto de encuentro de famosas e iniciadas de la moda que acudieron de este lunes al desfile de su colección prêt-à-porter para el próximo invierno. Entre ellas la presentadora Oprah Winfrey, cuya presencia entre bambalinas causó un verdadero furor mediático, la cantante Janelle Monáe, la modelo Tina Kunakey, esposa del actor Vincent Cassel, de quien espera un hijo, pero también "tops" como Doutzen Kroes, Karlie Kloss o Natalia Vodianova, que desfiló en pasarela.

McCartney se ha consolidado como una de las mujeres de referencia en el diseño y parece ofrecer a sus clientas lo que buscan: innovación, practicidad, siluetas cómodas y modernas y que difícilmente pasan de moda, como se vio este lunes, en el marco de la Semana de la Moda de París. Una colección de siluetas más maduras de las que ha mostrado en las últimas temporadas, con rígidos abrigos masculinos con aspecto de quimono, monos tipo safari, conjuntos monocolor de camisa y pantalón, combinados con botines de tacón grueso y plataforma.

La diseñadora mostró además una colaboración unisex con la firma de botas de agua Hunter, "posiblemente una de las botas de caucho más sostenibles que se han hecho jamás", según dijo, con una versión en botín en color verde militar y hueso con suela ancha. La paleta de colores también fue más adulta, con tonos marrones, negros, grises y toques de burdeos o verde botella. Destacaron igualmente varios vestidos amplios en amarillo, azul eléctrico y un brillante rosa en cortes asimétricos mostrando hombros y marcados en la cintura.

La diseñadora, hija de Paul McCartney, recuperó un estampado estilo "vintage" con logo por el que ha estado apostando en las últimas temporadas en sus accesorios, esta vez en vestidos y chaquetas. El reciclaje y el uso de tejidos sostenibles fue clave en la colección -como lo es en la marca-, por lo que McCartney se valió de camisetas recicladas para convertirlas en vestidos; de algodón orgánico y de viscosa ecológica. También en sus creaciones para hombre, de estética militar, con un abrigo hecho a base de "Fur-free-fur", (pelo libre de pelo), un tejido fabricado por la marca para imitar el pelaje de animales.

En los accesorios, destacó un bolso con forma cilíndrica, ajustadas botas altas pegadas a la pierna, y como accesorios unos cableados de hilo creados por la artista Sheila Hicks, que imita técnicas indígenas. En paralelo a esta colección, ha lanzado una campaña en redes sociales junto a Carlota Casiraghi, de la familia real de Mónaco, actrices como Gwyneth Paltrow, Drew Barrymore, Rooney Mara o los cantantes Justin Timberlake y Pink, bajo la etiqueta #ThereSheGrowsAgain. El objetivo es animar a la gente a dedicar árboles a sus seres queridos para recaudar fondos para su plataforma ecológica, que irán dirigidos a la organización Canopy que intenta proteger el Parque Nacional de Gunung Leuser en el norte de Sumatra y la provincia de Aceh, en Indonesia.

Sus propuestas no fueron este lunes las únicas que abogaron por una silueta más fluida y masculina. La marca del japonés Hidenori Kumakiri, Beautiful People, propuso una colección marcada por capas largas, vestidos extra anchos y piezas del fondo de armario masculino. Entre los tonos grises y el negro, apenas destacó un inocente estampado floreado en color piel, en un mono con blusa de manga globo combinado con chaleco largo en satén blanco, o un conjunto de falta y abrigo en tartán en rosados y naranjas. El jersey se transformó en un vestido de cuello largo extra largo, que cubre la totalidad del cuerpo, y los chalecos de hombre en abrigos que se llevan como vestido, mientras que los trajes masculinos se llevan como quimonos, atados en la cintura.

París cierra su Semana de la Moda este martes con el desfile de Chanel como broche dorado. Un encuentro especialmente esperado tras la muerte de su icónico diseñador, Karl Lagerfeld, hace dos semanas.

  • Compartir: