¿Has pensado cambiar de trabajo? Descubre cuándo es momento de hacerlo

 
Mar, 01/21/2020 - 11:37
Hay preguntas que debes formularte y situaciones que tienes que analizar antes de irte para otro empleo para que tomes la decisión correcta y no te arrepientas.
Cambiar de empleo puede ser una de las mejores decisiones o uno de los peores desaciertos, dependiendo de las circunstancias. Antes de irse para otra compañía hay que pensarlo bien, para no arrepentirse luego de una decisión tomada a la ligera sin evaluar detalladamente los pro y los contra.

Cuándo no cambiar

El personal de recursos humanos de Jobomas ha publicado el siguiente listado de las condiciones bajo las cuales no conviene cambiar de empleo:
  • Si una persona está pasando por algún tipo de crisis personal (divorcio, pérdida de un ser querido, dificultades legales, etc.) le resultará difícil y emocionalmente agotador pasar por la etapa de adaptación inherente a un nuevo trabajo y, a la vez, lidiar con sus problemas personales.
  • Si te acaban de dar un ascenso en la compañía donde trabaja en la actualidad significa que te han tomado en cuenta por tu capacidad y habilidades y es probable que, en un futuro, te consideren para posiciones mejores.   No tendría, entonces, sentido cambiar de empleo.
  • Si la situación económica del país no es buena, cambiar de trabajo puede representar un gran riesgo, ya que si no te sientes bien en el nuevo puesto, será más difícil encontrar un tercero.    Por ello, se recomienda no cambiar de trabajo en época  de recesión económica a menos que se tenga una razón muy poderosa para irse.
  • Si la nueva empresa está ofreciendo sueldo, posibilidades y condiciones de trabajo muy similares a lo que se tiene, entonces, en ese caso se estaría dando un paso lateral en vez de hacia adelante, y no merecía la pena renunciar al empleo actual y comenzar de nuevo en otro.  La única excepción sería que el puesto ofrecido estuviera en un campo (o compañía) donde siempre se ha deseado trabajar.
  • Si la otra empresa ofrece un mejor sueldo, pero las condiciones de trabajo son peores o la empresa está en un giro que no le agrada a usted, es mejor ganar un poquito menos y sentirse a gusto que ganar más y detestar el trabajo.

Cuándo sí cambiar

El sitio de empleos online sugiere tener presente:
  • Si el actual empleo no te deja avanzar hacia tus metas ni te ofrece perspectivas a corto, mediano o  largo plazo, es mejor cambiar a otro empleo que te ponga en un camino más claro.
  • Si existen cambios en la estructura organizacional donde se observe despidos masivos de personal, es mejor considerar la opción de otro empleo.
  • Si la empresa está pasando por serios o graves problemas económicos y puede observarse en el horizonte un probable cierre o quiebra, es mejor aceptar otro empleo.
  • Si te encuentras ejerciendo una posición por años donde has realizado tareas que no te gustan, pero te han prometido que esa situación cambiará y pasa el tiempo y no lo ves, es mejor cambiarse de empleo.
  • Si observas que tus compañeros y jefes critican el trabajo realizado por ti cuando antes lo elogiaban y se muestran distantes, fríos y hasta algo groseros cuando antes eran amables y simpáticos, es síntoma de que tal vez desean prescindir de stus servicios y sería mejor evaluar la posibilidad de aceptar el otro trabajo.

Hazte las siguientes preguntas

Hay preguntas que debe formularse antes, quien tome la decisión de irse para otro empleo:
 
1. ¿Por qué quieres cambiar de trabajo?
Las razones para un cambio de trabajo son tanto personales como profesionales: Tiempo laboral vs. tiempo personal, mayor remuneración, mejores beneficios, aspiraciones de crecer en una organización, estabilidad, clima laboral, estrés en el trabajo, entre otras razones. Esta pregunta es elemental y debe ir alineada con tus objetivos personales.
 
2. ¿Qué buscas en un trabajo?
Remuneración económica, crecimiento profesional y/o personal, estatus social, estatus económico, entrenamiento, algún otro.
 
3. ¿Deseas seguir en el área donde me desempeño o deseo cambiar?
Debes tomar en cuenta que para cambiar de área afectan variables como: el tiempo de experiencia y conocimiento en el área actual, conocimientos, habilidades y competencias en el  área deseada. Puedes hacer un análisis de las habilidades y competencias que posees y cómo estas pueden ser aplicadas en el área deseada. Por ejemplo, si deseas cambiar del área de finanzas a recursos humanos, tus habilidades numéricas te pueden llevar a sustentar de manera correcta la rentabilidad de un plan de capacitación o la tercerización de algún servicio.
 
4. ¿En qué tipo de empresas quieres trabajar?
Una vez se establecen los motivos y objetivos del cambio y qué se desea del nuevo empleo el siguiente paso es hacer una lista o red de contactos de las empresas donde existan las oportunidades laborales que buscas  y que están alineadas a tu naturaleza y cultura laboral.
 
Luego de responder estas interrogantes, hay una serie de pasos que puedes seguir para la búsqueda de oportunidades laborales como aplicar a vacantes acordes a las necesidades y aspiraciones. 
 
En esta búsqueda debes analizar las vacantes vs. tu perfil, para no postular en propuestas donde no tengas oportunidades por falta de alguna característica solicitada del perfil. 
 
Empresas como RH VITAL tienen programas de evaluación de competencias y habilidades para conocer el perfil profesional del individuo.

Leer más: Cómo tener finanzas firmes para el 2020

  • Compartir: