¡El sedentarismo engorda! Aprende a mantente activa si trabajas sentada

 
Dom, 02/03/2019 - 06:17
Si haces ejercicio 3-4 veces a la semana durante una hora, pero el resto del día te la pasas sin moverte, provocarás que tu organismo se mantenga en su zona de confort y utilice la menor cantidad de energía posible.
La actividad que tienes durante todo el día impacta más en tu estilo de vida que el tiempo invertido en ejercitarte. 
 
Si haces ejercicio 3-4 veces a la semana durante una hora, pero el resto del día te la pasas acostado viendo televisión, en una oficina sentado o yendo en carro a todos lados, provocarás que tu organismo se mantenga en su zona de confort y utilice la menor cantidad de energía posible.
 
Ciertamente el simple hecho de estar vivos quema calorías. Los procesos básicos del organismo como respirar, hacer la digestión, dormir, pensar y hasta parpadear suponen el gasto calórico más significativo del cuerpo, lo que llamamos el metabolismo basal. El mismo oscila entre 1,200 y 1,500 calorías por día dependiendo de cada persona y de la actividad que tenga. Si tienes un balance energético igual a cero, mantendrás siempre tu peso. Esto implica comer la misma cantidad de calorías de las que gastas.
 
 
Si lo que estás buscando es perder grasa, no será suficiente con ir al gimnasio 3 veces a la semana por una hora y mantenerte en “reposo” el resto del día. ¡Tienes que moverte! 
 
Si haces ejercicio moderado o intenso, estarás quemando alrededor de 500 calorías en una hora, esto significa que adicionalmente a lo que tu cuerpo gasta por vivir, también tendrás ese déficit de energía que te permitirá perder grasa y mantenerte más saludable.
 
Pero estar activo, va más allá de querer perder grasa o no. La importancia de esto es ser más saludable, mantener en movimiento los músculos, exigirle a tu sistema cardiovascular, mover las articulaciones y tener más energía.

Cómo mantenerte activo si trabajas todo el día

Hay escenarios inevitables. Si trabajas sentado por 8 horas, hay ciertas cosas que puedes hacer durante ese tiempo para estar un poco más activo. Por ejemplo, pararte cada media hora, aunque sea por un par de minutos, tomar mucha agua para que evites la retención de líquido e incluso la hinchazón en los pies. Además, te provocará ir al baño con más frecuencia y tendrás que caminar para ir y venir. Evita pedirles a tus compañeros que te pasen cosas, párate a buscarlas. Cuando hables por teléfono, hazlo de pie para activar la circulación. 
 
Si definitivamente tu trabajo te hace excesivamente sedentario, entonces sigue estas recomendaciones:
  • Si tienes que ir a lugares cercanos, camina.
  • Si vas en carro, estaciónate lejos para que tengas que caminar.
  • Si puedes subir 1 o 2 pisos, hazlo en vez de tomar el elevador.
  • Trata de hacer algunas tareas del hogar. Si te parecen aburridas, pon música para que te sientas más motivada y también muevas el esqueleto.
  • Juega con tus hijos.
  • Carga las bolsas del supermercado hasta el carro. Parece irrelevante, pero con esta sencilla actividad activas todos los músculos del cuerpo.
 
Las personas que se comportan de una forma muy activa en su día a día, esas que ves caminando rápido, que se agachan con facilidad, que hacen muchas actividades durante el día y que tienden a ser acelerados, son en su mayoría delgadas. Si este tipo de personas tienen sobrepeso, es definitivamente porque las calorías que consumen sobrepasan todo el tiempo las que gastan.
 
Lo importante es mantenerse activo la mayoría del tiempo. La pereza llama a la pereza, así que no dejes que tu mente te incite a quedarte acostado.
 
 
 
  • Compartir: