Técnicas para hacer tu ‘comida trampa’ sin consecuencias negativas

 
Vie, 11/09/2018 - 06:20
El 'cheat meal' es una comida que se ha popularizado entre las personas que llevan un régimen estricto de alimentación, ya que tiene efectos psicológicos y físicos positivos, siempre y cuando se haga correctamente. Sigue los siguientes consejos y triunfarás.

Se acerca el fin de semana y, con él, tu ‘cheat meal’, esa comida trampa que te comes y que suele implicar una recompensa psicológica dentro una alimentación estricta y saludable.

La comida trampa bien llevada no debe tener efectos negativos sobre el peso. Algunos expertos señalan el beneficio del cheat meal para las personas que llevan mucho tiempo a dieta para perder peso, ya que podría incluso ayudar al individuo a salir de un estancamiento en la dieta mediante la leve aceleración del metabolismo. Además, ayuda a eliminar el estrés y la ansiedad de una alimentación rígida.

No es ley que la comida trampa la debas hacer el fin de semana, elige el día que más te convenga. Recuerda que la intención de esta comida es darle una especie de “golpe” al metabolismo. Si tu alimentación es muy limpia, el organismo se acostumbra a eso y se vuelve perezoso en reaccionar ante comidas más calóricas. A la larga, esto puede perjudicarte cuando, por ejemplo, te vayas de vacaciones y aumentes de peso al flexibilizar tu plan de alimentación.

Otra razón muy importante para hacer tu cheat meal, es el factor psicológico. A pesar de que muchos disfrutemos comer limpio la mayoría de los días, habrá ocasiones en donde te prives de comer ciertas cosas para mantener la disciplina y perseguir tu objetivo. Por lo tanto, necesitas ser permisivo contigo mismo de vez en cuando para disfrutar el placer de comer tu plato favorito.

También puedes sacarle partido si estás en un plan de mantenimiento o aumento de masa muscular y haces el cheat meal el día que entrenas músculos grandes como piernas o espalda. Ellos demandan más energía y, en consecuencia, consumen más glucógeno acumulado. Para poder aumentar masa muscular, se debe reponer ese glucógeno, evitando que el organismo utilice los aminoácidos del musculo como energía.

De cualquier forma, si vas a hacer tu cheat meal, presta atención:

  • Deja el remordimiento a un lado, ¡disfruta la comida, por favor!
  • El día del cheat meal (y de ser posible al día siguiente), ejercítate.
  • A pesar de que no debes tener remordimiento, no olvides todo lo que sabes y mantén el control.
  • Al día siguiente, hidrátate como de costumbre (más de 2 lts de agua), para que botes el líquido que los carbohidratos te hacen acumular.
  • Haz un cheat meal a la semana si estás en pérdida de grasa y 2 si buscas ganar masa muscular o mantenerte.
  • Importante: es una comida trampa, no es ‘cheat day’. Puedes incluir postre, si lo deseas.
  • Ten cuidado con el alcohol, porque es una bebida vacía que no aporta ningún nutriente, pero sí muchas calorías. Si te pasas, puedes echar por tierra todo el esfuerzo de la semana.
  • Si tienes dudas, puedes escribirme a través de mi Instagram @getfitbycaro

 

  • Compartir: