Tips infalibles para recuperar tu figura en 2019

 
Sáb, 12/22/2018 - 06:00
Te compartimos estrategias para que este nuevo año no solo logres perder peso, sino también cambiar tu estilo de vida.
“Este año construiré mi mejor versión”. “En 2019 tendré cuadritos en el abdomen”. “Ahora sí me voy a cuidar”. “Dejaré de beber tanto alcohol”. “En el 2019 me meteré al gimnasio”... ¿Te sientes identificada con alguna de estas frases? Si eres de las que lo ha logrado, ¡bien! Y si eres de las que no, ¿qué tal si lo intentamos de nuevo?
 
Una muy buena tradición es escribir todos los fines de año tus propósitos o metas a cumplir el año entrante, y es muy común colocar un par de renglones que hablen sobre mejorar nuestro peso, abandonar algún habito dañino para la  salud o incluso incorporar otros que nos permitan vivir más y mejor;  sin embargo,  es muy desgarrador llegar a ese momento en el que meses después evaluamos nuestro avance o cumplimiento y nos damos cuenta de que fue solo otro año sin lograrlo.  
 
A continuación, te compartimos estrategias para que este 2019 no solo logres perder peso, sino también cambiar tu estilo de vida.
 

Cómo lograrlo

Evalúa tu situación de inicio. Poner en la lista de propósitos la frase, “perder peso”  es algo muy amplio, tanto que puede llegar a frustrarnos automáticamente. Te recomendamos que seas más específico sobre el peso que quieres, y para eso debes conocer cómo estas en la actualidad; por ejemplo,  si tienes sobre peso u obesidad, cuánta grasa debes perder, qué peso estaría bien para ti, entre otros punto. Para tener esta información de forma segura, será útil la próxima estrategia.
 
Busca ayuda de un profesional. Tener a alguien que te oriente siempre será una  buena herramienta, lo importante es que tengas claro el estado de salud que debes alcanzar. Esto incluye peso, grasa corporal, masa muscular, medida de abdomen, valores de laboratorio, entre otros. Por otro lado,  la guía es necesaria para aprender a comer de forma sana y equilibrada en base a lo que necesita tu cuerpo, según tus características (edad, nivel de actividad diaria, estatura, entre otros).
 
Amplía tu perspectiva. Quizás en el camino descubras que hay otros factores que influyen en tu meta de perder peso. Pueden ser hábitos que debes modificar, como dormir más, o puede darse el caso de que encuentres alguna alteración en tu cuerpo que limite un poco el proceso como una alteración hormonal o estrés crónico. En estos casos es posible que se requiera mejorar un aspecto primero para que el resto fluya. 
 
Dale importancia al asunto. En la medida en que más nos interese, así nos preocuparemos por ver resultado, no a final del año, sino mes a mes, semana a semana e incluso día a día. Es por esto que te recomendamos hacer un plan de acción, tal como lo haces para planificar tu trabajo, hacer crecer las ventas en tu empresa u organizar tus estudios. Convierte tu meta de estar saludable en una prioridad.
 
Proponte metas realistas. Somos muy dados a querer todo inmediatamente, pero creo que concordaremos en que no siempre quedan las cosas bien cuando se dan de esta manera. Como todo,  tu meta de salud tiene un tiempo para lograrse, por ello evita caer en las dietas 'flash', que probablemente te hagan perder peso rápido pero así mismo promueven que aumentes al terminarlas (el famoso efecto rebote). Mejor, plantéate metas mensuales que sean factibles de lograr según el esfuerzo que le estés dedicando. 
 
Un buen rango de pérdida de peso es de 4 a 12 libras por mes; puede ser más, según el nivel de actividad física que se realice. Recuerda: “no es la cantidad, sino la calidad de la pérdida”.
 
Cuéntale lo que planeas a alguien más. Involucrar a personas que sabes que te apoyarán, es una buena forma de evitar caer. Ellas te animarán cuando sea necesario, y quien quita hasta se unan a tu propósito. Pero ¡ojo! Si sientes que no recibes el apoyo de tus allegados, no los culpes, de todas formas tú eres todo lo que necesitas para lograrlo.
 
Está permitido caer. Claro que no es lo que queremos, pero es posible que suceda un par de veces. Lo importante es recomenzar lo más pronto posible y no abandonar tu meta solo porque hiciste algo que crees incorrecto. En cualquier caso, la idea no es vivir reprimido sino crear una forma de vida que sea sostenible a lo largo de los años. 
 
No hay nada mejor que lograr algo que te hace sentir bien, y es precisamente el punto que debes alcanzar: disfrutar mientras te cuidas. 
  • Compartir: