12 consejos de expertos para reducir al máximo y tratar la fatiga ocular

 
Lun, 12/31/2018 - 08:22
Evita que tus ojos se cansen con cada uno de estos pasos a seguir

La fatiga ocular es una enfermedad frecuente que se produce cuando los ojos se cansan debido al uso intenso como, por ejemplo, cuando se conduce distancias largas o se mira la pantalla de la computadora o de otros dispositivos digitales.

La fatiga ocular puede ser molesta, pero generalmente no es grave y desaparece cuando se descansa la vista o se toman otras medidas para reducir la molestia en los ojos. En algunos casos, los signos y los síntomas de la fatiga ocular pueden indicar la presencia de una enfermedad oculta de los ojos que necesita tratamiento.

Algunos signos y síntomas de la fatiga ocular son:

  • Ojos doloridos, cansados, con ardor o picazón
  • Ojos secos o húmedos
  • Visión borrosa o doble
  • Dolor de cabeza
  • Cuello, hombros o espalda doloridos
  • Mayor sensibilidad a la luz
  • Dificultad para concentrarse
  • Sensación de que no se pueden mantener los ojos abiertos

Estilo de vida y remedios caseros

Ten en cuenta estos consejos para reducir o prevenir la fatiga ocular.

  • Ajusta la iluminación. Cuando mires televisión, puede ser mejor para tus ojos que la habitación solo tenga luz tenue.Cuando leas material impreso o cuando realices un trabajo de precisión, intenta colocar la fuente de luz detrás de ti y dirigir la luz hacia la página o la tarea. Si lees en un escritorio, coloca una lámpara con pantalla frente a ti, porque así evitarás que la luz te dé directamente en los ojos.
  • Haz pausas. Al realizar trabajos de precisión, toma pausas de tanto en tanto y descansa los ojos retirándolos de la pantalla digital.
  • Limita el tiempo frente a las pantallas. Esto es especialmente importante en el caso de los niños, que quizás no establezcan la conexión entre la exposición prolongada, la fatiga ocular y la necesidad de descansar la vista con regularidad.
  • Usa lágrimas artificiales. Las lágrimas artificiales de venta libre pueden ayudar a prevenir y aliviar los ojos secos. Úsalas incluso cuando los ojos estén bien para mantenerlos lubricados y prevenir la reaparición de los síntomas. El médico puede sugerirte cuáles son las gotas indicadas para ti. Las gotas lubricantes sin conservantes pueden usarse cuantas veces necesites. Si las gotas que usas tienen conservantes, no las uses más de cuatro veces al día. Evita los colirios para eliminar el enrojecimiento de los ojos porque pueden empeorar los síntomas del ojo seco.
  • Mejora la calidad del aire en tu sitio. Algunos cambios que pueden evitar la sequedad de los ojos son usar un humidificador con termostato ajustable para reducir el soplo del aire y evitar el humo. Si fumas, considera dejar de hacerlo. Mover tu silla a una zona diferente puede ayudar a reducir la cantidad de aire seco que circula delante de tus ojos y cara.
  • Usa los anteojos adecuados. Si necesitas anteojos o lentes de contacto y trabajas frente a una computadora, considera invertir en anteojos o lentes de contacto especialmente diseñados para el trabajo de computadora. Consulta al optometrista acerca del recubrimiento para lentes y los tintes que también podrían ayudarte. Si conduces distancias largas, considera usar gafas de sol con lentes polarizados y protección UV.

Consejos para trabajar en la computadora

El uso de computadoras es una causa frecuente de la fatiga ocular. Si trabajas en un escritorio y usas una computadora, estas medidas de cuidado personal pueden ayudarte a aliviar un poco la fatiga ocular.

  • Pestañea seguido para refrescar los ojos. Muchas personas pestañean menos de lo normal cuando trabajan en la computadora, lo que puede contribuir a la sequedad de ojos. Pestañear produce lágrimas que humedecen y refrescan los ojos. Intenta habituarte a pestañear más seguido mientras mira al monitor.
  • Descansa los ojos. Durante el día, descansa los ojos quitando la vista del monitor. Prueba la regla 20-20-20, que significa que cada 20 minutos, mira algo que esté a 20 pies (6 metros) por un mínimo de 20 segundos.
  • Revisa la iluminación y reduce el reflejo. Una iluminación intensa y demasiado reflejo pueden fatigar los ojos y dificultar la visualización de objetos en el monitor. Por lo general, los problemas más serios se deben a fuentes de luz que están sobre o detrás de ti, como la iluminación fluorescente y la luz solar. Considera apagar alguna o todas las luces que están por encima de tu cabeza.
  • Si necesitas luz para escribir o leer, utiliza una lámpara de escritorio ajustable. Cierra las persianas o cortinas y evita colocar el monitor directamente frente a una ventana o una pared blanca. Coloca también un recubrimiento antirreflejo sobre el monitor.
  • Ajusta el monitor. Coloca el monitor directamente frente a ti, aproximadamente a un brazo de distancia, para que la parte superior de la pantalla esté al nivel de los ojos o apenas por debajo. Ayuda también tener una silla regulable.
  • Usa un atril para sostener documentos. Si necesitas consultar material impreso mientras trabajas en la computadora, colócalo en un atril para documentos. Algunos atriles están diseñados para ser colocados entre el teclado y el monitor; otros se colocan al costado. Encuentra uno que te sirva. El objetivo es que los ojos no tengan que reajustarse tanto y reducir la frecuencia con la que giras el cuello y la cabeza.
  • Ajusta la configuración de la pantalla. Agranda el tamaño de la letra leer más fácilmente. Ajusta el contraste y el brillo a un nivel que te resulte agradable.

 

 

  • Compartir: