5 alertas de salud que no deberías ignorar

 
Mié, 01/31/2018 - 16:45
Aprende a identificar algunas señales del cuerpo que son más que un simple dolor

Photo by Vladislav Muslakov on Unsplash

En muchas ocasiones no escuchar el cuerpo puede terminar en un problema más grave. Muchas veces el cuerpo nos da alarmas de ciertas cosas, y por ser mínimas, no ponemos atención a ellas. Tal vez estás ocupada y no tengas tiempo para detenerte e ir a un médico. O tal vez eres de aquellas mujeres que sigue adelante con sus tareas sin importar cómo se encuentre. 

Consejo número uno de este tema: cuando se trata de ciertos problemas de salud, es importante prestar atención a todo lo que parezca extraño y conversar con un médico lo antes posible.

"Ser su propio defensor de la salud significa someterse a chequeos regulares, cuidar su bienestar mental, físico y emocional fuera de las visitas al médico, y tener cuidado de observar cuándo surgen nuevas preocupaciones de salud", explicó la doctora Maria Geyman al portal Bustle. 

"Abordar un problema de salud preventivamente o cuando está surgiendo a menudo es mucho menos invasivo que tratarlo una vez que ha escalado", dice Geyman. 

Veamos cinco de esas señales que puedes llegar a experimentar y donde puede llegar a ser buena idea consultar a su médico.

1. Falta de aliento

via GIPHY

Los pequeños síntomas de salud del corazón, como dificultad para respirar, pueden ser fáciles de ignorar. Pero deberían estimularlo a que consulte a un médico, especialmente si también tiene fatiga intermitente. "Estos síntomas pueden descartarse fácilmente como síntomas de gripe, pero si son persistentes y no mejoran, es importante investigar", dijo la Dra. Suzanne Steinbaum, cardióloga y portavoz nacional de la campaña Go Red for Women de la American Heart Association de Estados Unidos. 

"Estos podrían ser los síntomas sutiles que podrían estar asociados con la enfermedad cardíaca", dice ella. "Además, los dolores de cabeza y los mareos podrían descartarse, pero a veces esto podría ser un signo de un accidente cerebrovascular. Para las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares, es esencial recibir ayuda oportuna para recibir un tratamiento potencialmente salvavidas".

2. Cambios intestinales

via GIPHY

De vez en cuando es totalmente normal tener cambios intestinales, sobre todo si alteras tu dieta o comes algo fuera de lo común. Así que no saques conclusiones ni te preocupes innecesariamente si tus heces son repentinamente diferentes una mañana. Sin embargo, presta atención si también tienes sangre en las heces o estás perdiendo peso involuntariamente, esto podría indicar un problema mayor. 

3. Fatiga Incesante

via GIPHY

"Las mujeres son particularmente vulnerables a esto: estamos ocupadas, llevamos tantos 'sombreros' en el trabajo y en el hogar, y con las fluctuaciones de las hormonas, a menudo extrañamos dormir bien", explica Judette Louis,  coautora de la La guía de investigaciones de la Sociedad para la Salud de la Mujer, Women & Sleep, a Bustle. 

"Un sueño deficiente puede provocar serios problemas de salud como problemas de fertilidad y embarazo, diabetes, enfermedades cardíacas, presión arterial alta, trastornos del estado de ánimo y mala memoria y concentración".

Por lo general, el cansancio se debe a una mala higiene del sueño y a no descansar lo suficiente. Pero a veces los expertos dicen que la fatiga continua también puede ser un signo de un mayor riesgo para la salud, como la apnea del sueño.

4. Hinchazón y presión en el abdomen

La hinchazón es un problema que probablemente tengas que enfrentar todo el tiempo, generalmente como resultado de algo que comiste o como un efecto secundario del síndrome premenstrual. Pero, en algunos casos, la hinchazón puede ser un síntoma de otra cosa. Si también tienes dolor persistente o presión en el área pélvica, un cambio en los hábitos del baño, como tener que orinar mucho, y una sensación de plenitud que se establece poco después de comer, toma nota.

5. Reflujo

"Los cambios hormonales en las mujeres pueden provocar episodios de acidez estomacal", le dice a Bustle Atif Iqbal. "Las hormonas pueden causar la relajación de la válvula en el extremo inferior del esófago que generalmente mantiene los ácidos digestivos en el estómago, permitiendo el reflujo ácido. Las fluctuaciones del estrógeno pueden jugar un papel, pero también se sabe que la hormona progesterona desencadena la acidez estomacal".

  • Compartir: