6 cosas a tener en cuenta antes de realizarte un tatuaje

 
Lun, 04/29/2019 - 17:30
Los mejores consejos que te ayudarán a decidir si finalmente darás el paso o no, ¡mira!

Antes de concretar la primera cita de mi tatuaje, medité mucho sobre esa decisión. Hacerse un tatuaje es casi como casarse. Hay que elegir correctamente para poder sobrellevar el futuro. Si tomas una decisión apresurada y sin meditarla, podría ser que te arrepintieras. 

Entonces, para evitar tener que quitar o cubrir tu tatuaje más adelante, tómate el tiempo de considerar cuidadosamente tu decisión. Cosmopolitan entrevistó a los expertos de Becca Roach (responsable del tatuaje del unicornio de Lady Gaga). Aquí te daremos algunos consejos que ellos proclaman como importantes.

1. Es posible que tengas que esperar una cita

Si bien las visitas sin cita previa son bienvenidas en algunas tiendas (en el lugar donde yo me tatué en Panamá, tienen días específicos de realización de tatuajes sin previa cita), algunos artistas tatuadores reconocidos tiene una agenda bastante ajustada. Si estás obsesionada con el artista, entonces espera. Es una buena prueba para ver si realmente quieres el tatuaje cuando te ves obligado a esperar y pensar en él. 

2. Tienes que saber que los tatuajes no son algo barato

Un buen tatuaje no es barato, y un tatuaje barato no es (generalmente) bueno. El precio de un tatuaje depende del tamaño, el área del cuerpo que deseas cubrir y el artista, pero por lo general, un buen tatuaje te costará entre $50 por un diseño pequeño. Sí, en serio. En la mayoría de los lugares, los precios no son negociables y, mano a mano, también debe tener en cuenta una propina del 20 por ciento.

3. Visita la tienda antes de hacerte el tatuaje

Verifica que el lugar se vea limpio, que tengan buenas obras de arte en las paredes y que obtengas buena vibra del personal, luego programa una consulta con el artista para hablar sobre los precios y cualquier pregunta que puedas tener. Y si los artistas no usan guantes y agujas de un solo uso, corran. ¡Rápido!

4. Consulta a tu dermatólogo antes de tatuarte

Las reacciones a los tatuajes no son comunes, pero cuando ocurren, son difíciles de tratar. A menudo se desarrollan en respuesta al tinte rojo (un alérgeno común), por lo que si ese es el color que desea usar, asegúrese de hablar con su dermatólogo, primero, sobre sus inquietudes. Y si ha tenido previamente reacciones alérgicas al tinte para el cabello, a la bisutería o a las fragancias baratas, es posible que tenga un mayor riesgo de desarrollar una infección, así que, nuevamente, hable con su médico.

5. Colabora con tu tatuador en el diseño

Si encuentras un artista que realmente te atrae, pero aún no puedes imaginar qué diseño quieres, busca y pide su opinión. Muchos artistas tienen toneladas de diseños que han creado y se mueren por plasmarlos en una persona. 

E incluso si has elegido el tatuaje de tus sueños, escucha atentamente la información que el artista puede tener sobre tu idea, ya sea sobre el diseño, el tamaño, la ubicación o el color de la tinta. Hazle saber al artista qué aspectos del tatuaje no estás dispuesto a cambiar y dónde eres flexible. Al igual que un corte de cabello, si no hablas, obtendrás algo que no querías, solo que esta vez, es algo permanente.

6. Revise tu tatuaje

Esto suena tan obvio, pero aquí estamos: revisa tu tatuaje, mil veces, una y otra vez. Es probable que tú y el artista del tatuaje realicen algunas ediciones durante el proceso de esbozo y dibujo, así que asegúrate de revisar las palabras en tu tatuaje después de cada ronda de ediciones. No queremos errores ortográficos al momento de ver por primera vez el tatuaje en el espejo. 
 
  • Compartir: