Aprende cómo utilizar la energía transformadora de la diosa hindú Kālī

 
Mar, 11/12/2019 - 06:00
Dentro de los arquetipos de transformación interna e imágenes arquetípicas femeninas, Kali es la diosa más poderosa relacionada con el proceso de cambio.
Con sus muchos significados, tanto personales como colectivos, unión es el  significado etimológico de la palabra yoga. De alguna u otra manera todo termina conectándose, ya sea a través de comunidades y grupos o de la consciencia universal. 
 
LA ESTRUCTURA DE LOS PENSAMIENTOS PRIMITIVOS ESTÁ PRESENTE EN NUESTRAS MENTES
 
A pesar de ser seres bioindividuales y multidimensionales con personalidades y características únicas, existen moldes originales de conducta que van más allá del funcionamiento fisiológico. Fue el investigador Carl Gustav Jung quien transportó el estudio del inconsciente a un plano ancestral hereditario existente en las diferentes culturas y sociedades para explicar el comportamiento y manera de ser del individuo. Lo hizo a través del concepto de los “arquetipos”.  En simples términos, los arquetipos son patrones emocionales y de conducta que se repiten a través de la historia y pueden ser eventos, figuras, motivos e imágenes arquetípicas.  
 
Nos explica Arturo Torres en su escrito "Los arquetipos según Carl Gustav Jung": “Jung creía que para entender el inconsciente debía de llevarse su teorización a un terreno que trascendiera las funciones de un organismo (en este caso, el cuerpo humano). Por eso, desde la teoría de Carl Jung se entiende "lo inconsciente" que habita en nosotros como una composición de aspectos individuales y colectivos. Esta parte secreta de nuestra mente tiene, por así decirlo, un componente heredado culturalmente, una matriz mental que da forma a nuestra manera de percibir e interpretar las experiencias que nos ocurren como individuos”.

Haz alquimia con todas tus experiencias, que brillen como el sol

Yoga no es para aquel que quiere permanecer igual. Uno de los beneficios de la práctica continua y conciente del yoga es la auto-indagación. A los yogis se les relaciona con personas serenas, que hablan bajito, meditan y practican estrictamente sus posturas todos los días, son vegetarianos, todo lo piensan en positivo, nunca tienen malos pensamientos, en fin… No matan una mosca.
 
Podríamos decir que el yogi es un arqutetipo creado en la mente de las personas por la percepción de patrones de conducta de otros yogis a través de la historia. Sin embargo, no siempre es así.  El camino del yoga es uno de mucho trabajo interno que va más allá de la parte física. En este punto podemos hacer énfasis en el trabajo realizado a nivel del insconsciente en la práctica del yoga.
 
Posiblemente, la práctica continua te lleva a la auto-indagación, el preguntarnos ¿qué somos y qué hacemos aquí? ¿Cómo funciona todo esto y qué debo hacer con tanta información? ¿Cómo puedo cambiar algo si no estoy conciente de que hay algo que cambiar?  
 
Durante el año que estudié nutrición integral, hicimos mucho énfasis en hacer pequeños cambios graduales para alcanzar grandes metas. Sin embargo, el primer paso para un cambio es reconocer que algo no está bien, es decir, hacer el trabajo interno, llámese auto-indagación, auto-conocimiento, introspección, cuestionar con una mente de principiante, trabajar nuestro ego. Ver que hay otros caminos, entender que se puede estar mejor. 
 
Muchas veces no cambias por elegir lo conocido o simplemente por no ser conciente de que existen opciones más alineadas a lo que realmente deseas, por cumplir con conceptos pre-concebidos de lo que espera la gente de ti, y aún más allá de todo, no cambias por no cuestionar nada y vivir en piloto automático.
 
Cuando un arquetipo o patrón de comportamiento se expresa de forma inconsciente, puede dominarnos y determinarnos, mostrando en la mayoría de los casos su faceta negativa; mientras que si lo reconocemos o acercamos al consciente aprendemos de él, recuperamos el poder de elección, lo adecuamos a nuestra individualidad, establecemos límites y lo expresamos de la forma que prefiramos. Contruyes significado de la experiencia.
 
Desde que se desarrolló el lenguaje, el hombre ha utilizado la narración para transmitir ideas complejas de la experiencia humana, construyendo su realidad desde su propia experiencia. Posiblemente una de las maneras de las sociedades antiguas para explicar las experiencias de la vida ha sido a través de la mitología. Muchas imágenes arquetípicas se repiten entre ellas. 
 

Energía y transformación

Todo cambia, y la intención de todo proceso es el cambio. A pesar de que la orientación no siempre sea la correcta, podemos estar seguros que siempre hay aprendizaje. Es muy probable que con la práctica de yoga busques cambios.  
 
Las imágenes arquetípicas y la filosofía yógica son  base fundamental de la práctica. En la mitologia hindú podemos encontrar infinitas imágenes arquetípicas que pueden funcionar como guías, líneas indicadoras que nos muestran el camino sin obligarnos a seguirlos. Solo tú puedes vivirlo e interpretarlo. 
 
Dentro de los arquetipos de transformación interna e imágenes arquetípicas femeninas, Kali es la diosa más poderosa relacionada con el proceso de cambio. Para entender el simbilismo de Kali es importante saber que ella representa uno de los tantos aspectos femeninos de la divina madre Tierra, en particular en su rol natural destructor-transformador.
 
Kali, es una de las diosas más malinterpreatadas por su fiera apariencia. Su nombre significa "oscura", en referencia a su color de piel, también a la palabra kāla que puede significar tiempo y, por lo tanto, muerte, ya que la muerte es el resultado natural del paso del tiempo. A la vez que su esencia es transformadora, debido a que según la cosmovisión (manera de ver e interpretar al mundo) hinduista todo lo que muere está destinado a renacer.
 
Su iconografía tradicional la muestra con la lengua afuera, bailando en éxtasis, decorada con una guirnalda de cráneos humanos y sosteniendo en una de sus cuatro manos la cabeza recien degollada de un demonio, que según la historia representa el ego del devoto (el que no se cuestiona más, por tener certeza absoluta) arrancado de raíz, considerdao el principal obstáculo para el camino espiritual. 
 
Nos narra Soraya Founty: “Kali es la encarnación de la fuerza femenina, una fascinante personalidad que expresa la energía primordial. Cuando ella nació del entrecejo de Durga, los cielos se llenaron de un rugido atronador. Esta diosa, con una larga y compleja historia dentro del hinduismo, es la representación del dualismo que salva a la vida a través de la aniquilación. Es la diosa inspiradora de un temor reverencial y encarna tanto a la madre buena como a la terrible; a la creadora y la destructora en su forma de vida, amor, muerte y destrucción. El significado primordial del arquetipo de Kali es la destrucción total del mal para crear un nuevo y limpio estado de conciencia. Ella representa el flujo eterno de la vida, del que surgen todas las cosas y luego desaparecen, es la causa de todo cambio.”
 
“NO ES LO QUE SABEMOS SINO LO QUE HACEMOS CON LO QUE SABEMOS.”

¿Cómo utilizar la energía transformadora de Kālī?

Su energía transformadora no funciona de manera mágica.  Requiere en la mayoría de los casos cierto esfuerzo, ya que el cambio implica abandonar viejos hábitos y patrones, lo que significa “muerte” para algunas personas. Nadie dijo que la transformación interna sea el camino más fácil, y que no sea dolorosa o incluso “oscura”, pero es muy probable que el resultado sea luminoso. 
 
Kali nos recuerda cuestionarnos, buscar otros caminos, comprender de donde se originan nuesta manera de ser y de relacionarnos con los demás y con nosotros mismos. Nuestros miedos,  emociones y patrones de comportamiento. Las respuestas están dentro de ti. Es muy importante el trabajo interno, hacer la pases con tu lado “oscuro”, no por ser malo sino por no ser reconocido. 
 
Podemos recordar a Kali, cada vez que dudes de ti misma con estas afirmaciones de la Diosa:
  • “Enfrento mis miedos para liberarme”.
  • “Permito que afloren a la superficie mis emociones ocultas”.
  • “Soy libre para conocerme integralmente”.
  • “Libero mis miedos para vivir mi vida plenamente”.
  • “Apruebo la liberación de todo lo viejo y acepto un nuevo fluir de sentimientos purificadores que me renuevan”.
  • “Renuncio a mis miedos para descubrir mi verdadera belleza, fuerza y coraje”.
  • “Libero las partes viejas y muertas de mi yo”.
  • “Enfrento mis miedos para florecer vibrante y renovada”.
  • “Me desprendo de mis miedos para liberarme”

Leer más: Descubre cómo ser la mejor versión de ti

  • Compartir: