Aprende a escuchar tu cuerpo

 
Mié, 01/27/2016 - 18:06
Si tu organismo pudiera hablar, ¿qué te diría? Descifra su lenguaje para que tengas una mejor calidad de vida.
Las ajetreadas situaciones laborales y personales invaden nuestra vida y hacen que perdamos la conexión con nuestro cuerpo. Pero, ¿de qué comunicación hablamos exactamente? Es una especie de alarma interna que refleja nuestras sensaciones y emociones en el momento en que nuestro cuerpo nos informa que estamos sin energía. Y es que el organismo envía información de todo lo que ocurre en nuestro interior. Solo tenemos que interpretar correctamente sus señales. En algún momento nuestra mente nos puede engañar, pero el cuerpo siempre dirá la verdad sobre cómo nos sentimos realmente.
 
 
Si nos duele algo, ¿qué hacemos? Tomamos un analgésico inmediatamente. No dejamos que el cuerpo gestione esa información. No nos paramos a pensar por qué nos duele, o qué nos está diciendo el cuerpo, de qué nos avisa. Tampoco dejamos que este reaccione mediante la secreción de endorfinas, por ejemplo, para aliviar naturalmente el dolor. Tal vez si escucháramos algo más el dolor, sencillamente entenderíamos que nuestro dolor de cabeza “crónico” se debe al ruido excesivo de nuestro entorno, a la constante tensión de nuestros pensamientos o al poco descanso. ¿Y si intentáramos buscar el silencio, relajarnos o descansar un poco? El cuerpo sabe reaccionar, y lo hará cuando sea necesario. Estamos en constante interpretación del ambiente y de todo lo que pasa a nuestro alrededor, es aquí donde podemos tomar un momento y tomarlo para aliviar nuestros males.
 
 
Un estudio publicado en la revista “Health Education & Behavior” reveló que 20 minutos diarios de yoga y meditación son suficientes para reducir más del 10% los niveles de estrés, mejorar la calidad del sueño, calmar la ansiedad y agudizar la atención. Maryanna Klatt, autora del estudio y profesora de la Universidad Estatal de Ohio, destacó: “Aunque muchas veces no se pueden cambiar los hechos del entorno, mediante sencillos ejercicios sí se puede cambiar la forma de ver el estrés, lo que puede hacer una gran diferencia en la forma de experimentar el día a día”.
 
 
Delia Chudnovsky, creadora del Coaching Ontocorporal y directora de Espheras Coaching, mencionó que las personas en la actualidad deben sentirse más en armonía, recuperar su eje y vivir su vida desde un lugar más centrado. Por suerte, cada vez hay más conciencia respecto a la necesidad de integrar todas nuestras dimensiones (lo mental, lo corporal, lo emocional y lo lingüístico) si queremos vivir plenamente.
 
Técnicas para estar en armonía
  • Ejercicios: Si estamos en movimiento, podemos evitar dolencias en la salud física y mental. Hay varios tipos que servirán como terapia, elige tu favorito y aprovecha este tiempo de introspección para relajar todos tus sentidos. 
  • Respiración: No es solo la acción mecánica e inconsciente de llenar de aire tus pulmones, si la realizas correctamente, mejorarás tu sistema nervioso. A través de movimientos del diafragma, durante los ejercicios de respiración profunda, los órganos abdominales —el estómago, el intestino, el hígado y el páncreas— recibirán un estímulo muy parecido a los masajes. 
  • Oído: La musicoterapia es una disciplina aplicada en distintas áreas de la salud, con la que se promueven distintos objetivos como: prevención, rehabilitación y tratamiento. 
  • Creatividad: Las artes han sido un método de liberación para la mente y el cuerpo. Las expresiones artísticas permiten resolver estos problemas.

 

Lo importante es que te tomes un momento cuando el cuerpo te lo pida. Recuerda que podemos reeducar nuestros sistemas para que vuelvan a ser sensibles y, de esa forma, recuperar la salud y el bienestar; además, es la mejor estrategia de prevención ante futuras enfermedades.

 
La mejor actividad para el cerebro
El portal de noticias de BBC Mundo publicó el estudio de la reconocida revista “Neurology”, en el que afirmaron los beneficios de las actividades físicas. Investigadores de Escocia dijeron que adultos entre 70 y 80 años que realizan ejercicios mostraron menos signos de envejecimiento en el cerebro. En él se analizaron más de 600 escáneres cerebrales durante un periodo de tres años.
 
Ejercicios para una óptima conexión
La relación que tienes contigo mismo influye de una forma directa en el modo en que te posicionas respecto a los demás. Por ejemplo, si tienes una baja autoestima y no te quieres a ti misma, entonces, te va a resultar difícil que las personas te valoren y te respeten.
  • Obsérvate. Durante estos días dedícate a autoobservarte. En una agenda o libreta, registra las veces que tu cuerpo se comunica contigo y trata de encontrar patrones. No juzgues las emociones que puedas estar sintiendo, acéptalas tal cual y cómo son. 
  • Reflexiona. Piensa detenidamente en las anotaciones que hiciste, si tus señales se tratan de dolor, enfermedad, nivel de energía o emociones como depresión, enojo y ansiedad. También reflexiona en qué momento y con qué frecuencia aparecen y cómo podrías hacer para sentirte mejor.
  • Conéctate. Busca un espacio en donde te sientas cómoda y ponte en total intimidad con tus sentidos. No relaciones el estar sola con depresión, sino canalízalo positivamente; es un momento en el que puedes reflexionar y estar consciente de tus acciones. ¡Disfrútalo!
  • Compartir: