La detección es una medida vital frente al cáncer de colon

 
Mar, 05/28/2019 - 12:25
El cáncer de colon en etapa inicial rara vez provoca síntomas, pero los exámenes de detección pueden descubrir la enfermedad de forma temprana, a veces incluso antes de que se convierta en cáncer y cuando generalmente los tratamientos surten efecto.

Hay algunos cambios en el estilo de vida que pueden disminuir el riesgo para padecer cáncer de colon. Sin embargo, una de las medidas más importantes a tomar es cumplir con las recomendaciones para detección del cáncer de colon. "El cáncer de colon en etapa inicial rara vez provoca síntomas, pero los exámenes de detección pueden descubrir la enfermedad de forma temprana, a veces incluso antes de que se convierta en cáncer y cuando generalmente los tratamientos surten efecto", señala el doctor John Kisiel, Gastroenterología de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

El cáncer de colon es común, pues afecta a 1 de cada 20 personas. En la mayoría de los casos, los síntomas de dolor abdominal constante, sangrado rectal o sangre en las heces no aparecen sino hasta que el cáncer de colon está en etapas avanzadas. "Uno de los factores de riesgo más importantes para el cáncer de colon es la edad. La mayoría de los casos se diagnostican en personas de más de 50 años, razón por la que las detecciones empiezan a partir de esa edad en las personas con riesgo promedio para cáncer de colon", dice el especialista. Agrega que las personas que corren más riesgo, como quienes tienen antecedentes familiares de cáncer de colon, posiblemente deban empezar con las detecciones antes de esa edad.

La colonoscopia es el examen de detección más común para el cáncer de colon. "En este examen, se introduce por el recto una sonda larga y flexible, llamada colonoscopio. En la punta del colonoscopio, hay una cámara de video diminuta que permite al médico detectar algún cambio o anomalía en todo el colon", indica el galeno.

Según Kisiel, existen también otros exámenes para detectar el cáncer de colon. Uno de ellos es la colonografía por tomografía computarizada (colonografía por TAC), a veces también llamada colonoscopia virtual. Este examen se vale de la tomografía computarizada para producir imágenes detalladas del interior del colon y del recto, sin necesidad de introducir un colonoscopio en el colon. Otra alternativa es el análisis de la inmunoquímica fecal. Este análisis de laboratorio revisa si las muestras de heces contienen cantidades microscópicas de sangre debidas a cáncer de colon y que no serían visibles al ojo humano. 

La alternativa de detección más novedosa es el análisis de ADN en heces con múltiples objetivos. "Este examen no solamente busca la presencia de hemoglobina, sino también de moléculas de ADN que el cáncer de colon o los pólipos podrían soltar en las heces. Se lo puede hacer en casa y no requiere ninguna preparación del intestino ni restringir ningún medicamento". Cuando los resultados del análisis de ADN en heces, del análisis de la inmunoquímica fecal o de la colonografía por TAC son positivos, es necesario hacer una evaluación de seguimiento mediante una colonoscopia completa.

El objetivo de la detección del cáncer de colon es descubrir anomalías dentro del colon, tales como pólipos o cáncer en etapas iniciales. No todos los pólipos del colon se convierten en cáncer, pero la mayoría de casos de cáncer de colon empiezan con pólipos. Detectar pronto y extirpar los pólipos reduce considerablemente el riesgo de tener cáncer de colon. Los resultados del primer examen de detección determinan la frecuencia con la que es necesario llevar a cabo las futuras detecciones.

Aparte de hacerse estos análisis según las recomendaciones, hay otras medidas que usted puede tomar en su vida diaria a fin de reducir el riesgo para cáncer de colon. "El consumo excesivo de alcohol, la obesidad, la falta de ejercicio y el hábito de fumar pueden aumentar el riesgo para cáncer de colon", advierte. Por lo tanto, si consume alcohol, hágalo solamente con moderación. Eso significa que las mujeres no deben consumir más de una bebida diaria y los hombres, no más de dos. No fume y si lo hace, hable con su médico acerca de cómo dejarlo. Si tiene un peso sano, esfuércese por mantenerlo con la combinación de una alimentación sana y ejercicio diario. Intente hacer, por lo menos, 30 minutos de ejercicio en la mayoría de los días de la semana. Si necesita perder peso, consulte al médico acerca de cómo alcanzar su objetivo de forma sana.

"Existen también algunos factores de riesgo para el cáncer de colon que no se pueden controlar, como los antecedentes familiares y el historial médico. Si tiene alguna duda acerca de su riesgo para cáncer de colon o no sabe con seguridad cuál alternativa de detección es la correcta para usted, consulte con su médico", aconseja el doctor.

Leer más: Estudio revela de qué manera el cáncer sobrevive al tratamiento y propone cómo evitarlo

  • Compartir: