Consejos prácticos y sencillos para salir de las deudas

 
Mar, 07/09/2019 - 17:10
Una vida libre de deudas es sinónimo de libertad y tranquilidad para la familia. Mira más beneficios y qué pasos seguir para vivir más tranquila.
Salir de deudas no es algo fácil y rápido que puedes lograr de la noche a la mañana. Requiere disciplina y, sobre todo, un cambio radical de hábitos aprendidos.  Quiero que sepas que no necesitas ser una experta en finanzas para lograrlo, ya que el manejo del dinero es más un tema de conducta que de conocimiento.  

¿Qué beneficios puedes esperar? 

Antes de entrar en el tema del día de hoy, quiero compartirte algunos de los beneficios de vivir libre de deudas: 
Paz mental. Una vida libre de deudas es sinónimo de libertad y tranquilidad para la familia.
Facilidad para manejar las emergencias. En la vida ocurren situaciones inesperadas (pérdida de empleo, pérdida de un ser querido, gastos médicos) que pueden trastocar la estabilidad financiera.  Cuando no se tienen obligaciones con terceros, las emergencias pueden enfrentarse mejor.
Incremento en la capacidad de ahorro e inversión.  En ausencia de compromisos, se tiene mayor disponibilidad de dinero para ahorrar e invertir, de esta forma se asegura el futuro de los seres queridos.
Mayor posibilidad para ayudar a otros.  Cuando no se tiene que pensar ni destinar recursos al pago de deudas, se puede colaborar más y apoyar a la comunidad desde una mejor posición personal.

¿Qué pasos debes seguir? 

A continuación, te brindo algunas recomendaciones para iniciar el camino hacia una vida sin deudas:
Deja de adquirir nuevas deudas. Para salir de deudas debes comprometerte a no volver a pedir dinero prestado a bancos/financieras ni a amistades/familia. De igual forma, debes evitar las compras a crédito y empezar a pagar todo en efectivo. Es difícil salir de la espiral de la deuda si no decides firmemente alejarte de ella.  
Establece un fondo de emergencia de $1,000.  La importancia de este fondo radica en que debes tener un colchón de seguridad para aquellos eventos inesperados que pueden suceder y que hacen que constantemente recurras a la deuda. Si realmente quieres salir de deudas, te propongo primero ahorrar lo más rápido posible la suma de $1,000 y luego de que hayas completado la meta, podrás empezar a pagar tus compromisos de manera ordenada. De esta forma, cuando suceda algo fortuito como un accidente, gastos funerarios, reemplazo de refrigeradora o reparación de tu auto, será mucho más fácil afrontar dicha crisis sin desbalancear tu economía.  
Crea tu presupuesto mensual.  No me canso de repetirlo, un presupuesto es la mejor herramienta de control y seguimiento para ordenar tus finanzas personales. Un buen presupuesto te permite ver en todo momento hacia dónde va tu dinero.  Si aún no has elaborado uno, empieza anotando en cada categoría/rubro a dónde va cada dólar que gastas. Recuerda que en ediciones pasadas te compartí una plantilla básica de presupuesto personal.  Una vez sepas en qué y cuánto gastas, podrás realizar recortes que te permitirán contar con dinero extra para reducir tus deudas.
Paga a tiempo todos tus compromisos.   Mantén al día tus obligaciones, así evitarás recargos y penalidades que aumentan los saldos adeudados y deterioran tu historial crediticio.
 
Practica sistemáticamente el método "Bola de nieve" a la deuda.  Es una estrategia para la reducción de deudas propuesta por Dave Ramsey (autor de "La Transformación Total del Dinero" y "The Total Money Makeover"). La idea es que los deudores paguen primero su deuda de saldo más bajo, en lugar de pagar primero su deuda de tasa de interés más alta.  En este sentido, un estudio del 2016 realizado por Harvard Business School "La mejor estrategia para pago de deuda de tarjeta de crédito", encontró que las personas que usaron el método de Bola de nieve para pagar primero la cuenta con menor saldo, abonaron más a su deuda que las que usaron otros métodos.  Adicionalmente, esta investigación sugirió que las personas están más motivadas a salir de deudas, no sólo enfocándose en una cuenta a la vez sino también iniciando por la más pequeña. Esto se alinea con otras investigaciones realizadas sobre "El poder de las pequeñas victorias" para mantener a las personas motivadas.
 
Muy pronto estarás alcanzando resultados positivos, no solo en tu nivel de deuda sino también en tus patrones de consumo y conducta frente al crédito.  Vivir libre de deudas es posible, te invito a probar este exitoso método que estoy segura te mantendrá motivada.
 
  • Compartir: