¿Son efectivas las aplicaciones móviles para perder peso?

 
Vie, 03/15/2019 - 17:16
Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Duke, en Estados Unidos, nos da la respuesta

¿Eres de los que valora mucho su tiempo y le encanta manejar todo desde su dispositivo móvil, incluyendo el seguimiento de tu tratamiento de pérdida peso? Si tu respuesta es sí, pues entonces de seguro querrás conocer esta información.

¿Es factible realmente esto de las aplicaciones móviles? ¡Veamos!

En una era tecnológica donde buscamos cubrir la mayoría de nuestras necesidades a través de nuestro teléfono celular, se han vuelto útiles y hasta indispensables algunas aplicaciones (apps) en nuestro día a día. Paralelamente dentro de este tiempo, tener un peso saludable y alimentarse adecuadamente ha pasado a ser prioridad para muchos, ya sea por temas de salud, bienestar, ideales estéticos u otros.

Afortunadamente las aplicaciones para Smartphone que apoyan estos propósitos son variadas, accesibles y amigables para los diferentes perfiles de usuarios, sin embargo, siempre se mantenía la duda, ¿realmente funcionan?

Un estudio realizado en la Universidad de Duke, Estados Unidos, por Patel, y publicado el pasado mes de febrero, examinó mediante un ensayo controlado a 105 personas entre 21 a 65 años de edad, con un diagnóstico de sobrepeso u obesidad, durante 12 semanas. Estos sujetos fueron divididos en 3 grupos de intervención, en el primero brindaban peso y registro de comidas durante los 3 meses, con lecciones semanales, planes de acción y retroalimentación; el segundo registró su peso hasta la cuarta semana y luego registró sus comidas específicas; por último, el tercer grupo solo registraba su comida; el uso de la aplicación (en este caso myfitnesspal) se dio en todos los grupos. Todos tenían una meta en común que era disminuir el 5% del peso inicial al cabo de 3 meses, bajo un nivel de calorías personalizado (en general era mayor o igual a 800 calorías) y llevando sus recordatorios de comidas en la aplicación. En el caso del peso, este fue tomado al inicio y es importante mencionar que los participantes fueron escogidos aleatoriamente.

Entre los descubrimientos relevantes se observó que no había diferencia significativa en la pérdida de peso entre cualquiera de los 3 tratamientos en que fueron colocados. Logrando desde 3% hasta el 5% de pérdida de peso (5 hasta 7 lbs).

Un dato curioso es que los pacientes que tuvieron mayor éxito (en cualquiera de los grupos) fueron los más constantes con el registro de sus comidas y seguimientos diarios, asunto que reconocemos que en muchos casos es la falla principal de los tratamientos presenciales, cuando se interrumpen se pierde parte de la motivación y concentración.

Algunos de los autores del estudio mencionan que las razones de éxito de algunos de los participantes pueden estar relacionadas a que inicialmente contaban con una meta y conocían las calorías por día específicas que debían consumir, es decir, contaban con parámetros. Además, llama la atención saber que no fue utilizada un tipo de “dieta” específica sino que se instruyó en hábitos saludables en general para todo tipo de persona.

Por supuesto, no dejamos de lado la asesoría personalizada, sobre todo cuando se requieren manejar metas de salud con mayores detalles o ante metas de pérdida de peso más ambiciosas, sin embargo, el uso de este tipo de aplicaciones demuestra ser útil sobre todo en los primeros meses de tratamiento.  

 
  • Compartir: