Todo lo que necesitas saber para alimentarte bien durante el embarazo

 
Lun, 09/24/2018 - 12:59
Conoce los consejos nutricionales más adecuados para esta etapa tan especial

Una de las etapas más deseadas por muchas puede resultar en gran frustración al momento de sentir esa responsabilidad de que debemos comer bien, no solo por nosotras sino por nuestro futuro bebe, pero no te preocupes a continuación tendrás información útil que te ayudara a realizar tus comidas. 

Es cierto que el embarazo es una fase en el ciclo de la vida con mayores exigencias nutricionales  y es que al cabo de un periodo aproximado de 9 meses el ovulo que se fecundo será 5000 veces mayor, mostrándonos el milagro de la vida.

Por supuesto, nuestra maquina perfecta “el cuerpo humano”, está totalmente preparado para este reto, donde el mismo se auto gestiona de modo que optimizara la absorción de algunos nutrientes, disminuye las pérdidas de otros e incluso administra de mejor forma su recursos para dar paso al cumplimiento del objetivo nutricional que buscamos: “Lograr efectivamente el desarrollo y crecimiento del feto, el cuerpo de la madre y la placenta”.

Hablemos de Calorías

Hay muchas acciones ocurriendo en el cuerpo de la embarazada, esto incluye mayor exigencia para órganos como el corazón, el sistema linfático y otros. Asimismo, el consumo calórico es importante ya que se relaciona directamente con el peso del bebe al nacer,  por lo que la cantidad de calorías aumentara según el trimestre en donde se encuentre.

  • Primer trimestre: Se pueden mantener las calorías establecidas para su peso sin modificaciones ya que en este tiempo el feto gana poco peso.
  • Segundo Trimestre: se deben añadir por lo menos 350 calorías a su alimentación regular. Esto equivale aproximadamente a agregar 3 porciones de carbohidratos, 4 porciones de proteínas y 1.5 porciones de grasas saludables adicional.
  • Tercer trimestre: aquí las calorías adicionales deben ser 450 aproximadamente las cuales se traducen en añadir 4 porciones de carbohidratos, 5 porciones de proteínas y 2 porciones de grasas saludables. 

Pueden haber variaciones en casos como: tener sobrepeso u obesidad al iniciar el embarazo, ser adolescente o deportista.

Leer más: Cómo afecta tomar antibióticos durante tu embarazo

Nutrientes indispensables 

Las grasas saludables: esenciales para el desarrollo cerebral  sobre todo de tipo Omega 3 que podemos encontrarlo en semillas, aceite de oliva extra virgen, salmón, y otros; en este punto debemos señalar que es importante evitar el consumo de grasas trans o procesadas como frituras, cheese wiz y similares.

  • Las proteínas: puede aumentar su requerimiento hasta un 50% y podemos obtenerla de alimentos como pollo, pavo, carne, pescados, lacteos, semillas y leguminosas.
  • El folatos y la vitamina B12: importantes en la formación de ADN, su deficiencia trae consecuencias impactantes en la vida del feto como bajo peso al nacer,  retraso en su crecimientos , defectos del tubo neural en las primeras etapas del embarazo entre otros. estas sustancia las obtenemos de vegetales de hojas verde oscuro, algunas leguminosas como los frijoles y en la mayorías de cereales fortificados y sus derivados.
  • El Hierro: muchas veces el mayor riesgo lo lleva la madre, debido a que se vacían sus reservas corporales poniendo en prioridad al bebe, debemos mantener el consumo de alimentos como: hígado, pollo, carnes rojas, leguminosas como las lentejas, garbanzos; para evitar la aparición de anemia de este tipo.
  • La Vitamina C: apoya la absorción adecuada del hierro cuando se consumen juntos en la misma comida, ejemplo añadir gotas de limón al pollo o a las lentejas, o bien acompañar la comida con una ensalada de vegetales que contenga pimentones de colores.
  • El Zinc: su consumo adecuado previene la aparición de abortos espontáneos y sangrados, además protege a la futura madre de padecer infecciones. Semillas de girasol, yogurt natural, frijoles negros, por ejemplo contiene este nutriente.

  • El Calcio y la Vitamina D: importantes en el desarrollo de huesos y dientes del bebe y además para prevenir osteoporosis y osteomalacia en la madre en edades posteriores ya que como sabemos el cuerpo va a priorizar el crecimiento del bebe, dejando al cuerpo materno deficiente en estos nutrientes. Se recomienda el consumo de alimentos como: tofu, yogurt, quesos como el mozarella y el cottage, col germinada, leches y cereales fortificados, sardina y salmón. 

Leer más: Cómocuidar tu piel durante el embarazo: 4 pasos secretos exitosos

Para alcanzar esta variedad de nutrientes importantes en esta etapa, debemos ampliar nuestras opciones alimenticias dando paso a diversos tipos de productos.

 

 

 
 
  • Compartir: