Fecundidad femenina: el estilo de vida cuenta

 
Lun, 03/11/2019 - 11:21
El estilo de vida puede afectar la capacidad de una mujer para concebir. Si deseas quedar embarazada, considera tomar algunas medidas simples.

Si tu deseo es embarazarte, tal vez te preguntes acerca de tu fecundidad y cómo mejorarla. Algunos factores pueden estar más allá de tu control, como son los problemas médicos que afectan la capacidad de concebir, pero tu estilo de vida también puede repercutir sobre tu fecundidad.

Aquí encontrarás lo que debes saber para favorecer y proteger tu fecundidad.

¿Qué es la fecundidad femenina?

La fecundidad femenina es la capacidad de una mujer para concebir un hijo biológico. Tú y tu pareja podrían tener dudas acerca de tu fecundidad si has estado intentado quedar embarazada y has mantenido relaciones sexuales frecuentes sin protección durante, al menos, un año (o seis meses, mínimo, si tienes más de 35 años), pero todavía no lo has conseguido.

¿Cuál es la causa de los problemas de fecundidad femenina?

Distintos problemas médicos pueden contribuir a los problemas de fecundidad femenina, entre ellos los siguientes:

Leer más: Cuando los hijos no llegan

  • Trastornos de ovulación que afectan la liberación de óvulos a los ovarios e incluyen trastornos hormonales, como el síndrome de ovario poliquístico, hiperprolactinemia y problemas tiroideos (hipertiroidismo o hipotiroidismo).
  • Anomalías en el cuello uterino o en el útero, como pólipos o fibromas en el útero.
  • Lesiones u obstrucciones en las trompas de Falopio, que con frecuencia son consecuencia de la enfermedad pélvica inflamatoria.
  • Endometriosis, que sucede cuando el tejido que normalmente recubre el interior del útero crece por fuera del útero.
  • Insuficiencia ovárica primaria (menopausia temprana), que sucede cuando los ovarios dejan de funcionar y la menstruación se detiene antes de los 40 años de edad.
  • Adherencias pélvicas, o cintas de tejido cicatricial que se unen a los órganos tras una infección pélvica, apendicitis, o cirugía abdominal o pélvica.
  • Enfermedades relacionadas con la ausencia de la menstruación, como diabetes mal controlada, enfermedad celíaca y algunas enfermedades autoinmunes como el lupus.
  • La edad también desempeña una función importante. Esperar para embarazarse puede disminuir la probabilidad de que puedas concebir. El deterioro en la cantidad y en la calidad de los óvulos de la edad dificulta la concepción.

¿Qué puedo hacer para favorecer la fecundidad femenina?

Un estilo de vida saludable puede favorecer la fertilidad. Toma medidas para:

  • Mantener un peso saludable. Tanto el exceso de peso como un peso bajo pueden inhibir la ovulación normal.
  • Prevenir infecciones de transmisión sexual. Las infecciones, como la clamidia y la gonorrea, son una de las causas principales de infertilidad en las mujeres.
  • Evitar turnos nocturnos, dentro de lo posible. Trabajar por la noche de forma regular  podría conllevar más riesgo de infertilidad, posiblemente debido a que afecta la producción hormonal. Si trabajas de noche, procura dormir lo suficiente cuando no estés trabajando.

Si bien el estrés no evitará que quedes embarazada, mientras intentes concebir, considera minimizar el estrés y practicar métodos saludables para afrontarlo, como técnicas de relajación.

¿Qué no se puede hacer?

En esto, el estilo de vida también cuenta. Para proteger tu fecundidad:

  • No fumes. El tabaco se relaciona con menos fecundidad. El cigarrillo envejece los ovarios y agota la producción de óvulos de manera prematura. Si fumas, pídele ayuda a tu médico para dejar de fumar.
  • Limita la cantidad de alcohol que consumes. El consumo elevado de bebidas alcohólicas está relacionado con mayor riesgo de trastornos de la ovulación. Si deseas quedar embarazada, considera evitar completamente el alcohol. Por lo general, se recomienda la abstinencia para la concepción y durante el embarazo, porque no existe un nivel seguro de consumo de alcohol fetal.
  • Reduce la cafeína. La fecundidad femenina no parece verse afectada por consumir menos de 200 miligramos diarios de cafeína. Por lo tanto, considera limitar tu consumo diario de cafeína a una o dos tazas de 6 a 8 onzas.
  • Ten cuidado con el exceso de ejercicio. Hacer actividad física intensa en exceso puede inhibir la ovulación y reducir la producción de la hormona progesterona. Si tienes un peso saludable y deseas embarazarte pronto, considera limitar la actividad física intensa a menos de cinco horas por semana.
  • Evita la exposición a las toxinas. Las toxinas y los contaminantes ambientales (como los pesticidas, los solventes de limpieza en seco y el plomo) pueden afectar negativamente sobre la fecundidad.

¿Cuál es la conclusión?

Si estás pensando en quedar embarazada, pero te preocupa la repercusión de tu estilo de vida sobre tu fecundidad, consulta al médico. Ese profesional puede ayudarte a identificar cómo mejorar tu fecundidad y las probabilidades de quedar embarazada.

  • Compartir: