La reproducción asistida se recomienda antes de los 50 años

 
Lun, 10/10/2016 - 14:12

Debido a los nuevos estilos de vida, las jornadas laborales y otros factores que se presentan en mayor proporción en los países desarrollados, se ha evidenciado una tendencia retrasar la edad en la que una mujer desee y considere ser madre, de modo que según la Sociedad Española de Fertilidad, el 60% de la demanda en técnicas de reproducción asistida es realizada por mujeres de más de 34 años. 

En consecuencia, la Sociedad de Medicina de la Reproducción ha recomendado que para la realización de procesos de embarazo asistido, la mujer no debe haber cumplido los 50 años. Lo anterior en razón a que a partir de los 40 años se inicia un ciclo en donde los ovocitos producidos por la mujer son de menor calidad y se asocian en algunos casos con alteraciones genéticas.  

En este sentido, lo primero que debe hacer la mujer que desee analizar sus opciones de embarazo asistido, es acudir a una clínica con experticia en el tema, como la Clínica de reproducción IVI en Panamá,  la cual es el centro de reproducción asistida líder en el mundo, no solo por lo cualificado de su personal sino por la realización de investigaciones que han llevado a desarrollar nuevas técnicas de fecundación y mejorar las existentes.

En estas clínicas previo a realizar el procedimiento, se realizan una serie de exámenes con el fin de conocer el estado de la reserva ovárica de la mujer de forma que se debe analizar si existe alguna enfermedad que pueda alterar dicha reserva, el estado de  las hormonas fólico estimulantes y antimulleriana y la estimulación ovárica, con el fin de seleccionar el tratamiento más adecuado para cada paciente y la garantía del mismo.

Para mujeres que no hayan cumplido los 50 años existen dos tratamientos terapéuticos recomendados, el primero de ellos es la fecundación in vitro que consiste en la fecundación del óvulo por el espermatozoide en el laboratorio y una vez conseguida la unión entre ambos gametos son transferidos al útero; y  el segundo de estos, es la donación de ovocitos, por medio de la cual una mujer recibe los óvulos de otra. La aplicación de uno y otro dependerá de la conveniencia analizada a partir de los exámenes aplicados en la clínica. 

 
  • Compartir: