Por qué es importante la educación sexual en la edad preescolar

 
Mié, 08/07/2019 - 06:00
El tema de la sexualidad sigue siendo un tabú en nuestros días; es muy común que en la familia y otros entornos donde interactúan los niños, se muestren actitudes de desaprobación hacia ciertas manifestaciones propias del desarrollo

Los pequeños aprenden a través de sus sentidos, es decir viendo, escuchando, tocando, oliendo, degustando. En definitiva, experimentando. Existen etapas propias del desarrollo infantil, una de estas es la exploración sexual en el niño. Estoy segura de que quizás a algunas personas que me leen les ha tocado regañar a un niño o niña porque se está tocando o lo ha hecho a algún compañerito (a) en el colegio. Sin embargo, permítanme decirles que esto es normal. 

Así como lo leen. Sigmund Freud, el padre de la psicología, en su tesis de las etapas del desarrollo psicosexual indica que es durante la etapa fálica donde se origina el inicio de la curiosidad por las diferencias entre hombres y mujeres, niños y niñas. Esta etapa comprende de los 3 a los 5 años. Luego, a los 7 años, los pequeños son más maduros, más conscientes, y se percatan de que existe la privacidad. Ya se identifican como niño o niña, tienen más consciencia de sus actos. Es normal que el niño muestre mucha más inquietud, y es aquí donde nos corresponde responder a sus inquietudes.

La sexualidad está presente en nuestras vidas desde que nacemos, pero algunos padres, por temor o tabú, prefieren no tocar el tema sino hasta la adolescencia, cuando a veces ya es tarde (ante la falta de información, pueden ocurrir embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual).

Cuando tocan a otros niños

Los niños se tocan entre ellos, y también es normal. Insisto en que los componentes de sensualidad, deseo, excitación, etc., pertenecen a la mente del adulto, no al de los niños; para ellos, se trata de un juego de descubrimiento, nada más. Es importante no ver esta situación desde la sexualidad adulta, recuerden que son niños en pleno desarrollo. Aclaro: esto es normal si se da entre niños de la misma edad.

Recomendaciones para hablar sobre la sexualidad con sus niños:

  • Si ve a al niño tocándose, no le grite "¡NO HAGAS ESO, ES MALO! El niño se está descubriendo, explíquele calmadamente que son sus genitales, y que si los toca mucho se puede lastimar. Evite crear el morbo en el niño o hacerlo ver como algo malo, cuando en realidad se encuentra en una etapa de exploración.

  • Al niño se le debe inculcar que sus genitales son privados y que NADIE puede tocarlos.

  • Utilice un lenguaje adecuado. Enséñele a su niño el nombre indicado a todas las partes de su cuerpo, incluyendo sus genitales. No se llama la "conchita", ni el "pajarito", sino vulva y pene. Al maquillar o reemplazar el nombre, puede darle la idea de que son algo malo y crear así confusión.

  • Si tiene hermanos o hermanas mayores, indíquele que todos necesitan privacidad, y enséñele a respetar la intimidad de todos en la familia.

  • Enséñele libros con ilustraciones propias para su edad, en las librerías puede conseguir gran variedad.

  • El truco es mantenerse firme, jamás inventar o mentir, no evadir las preguntas y no contestar más de lo que su hijo pregunte.

La sexualidad infantil se expresa de diversas maneras. Las niñas y niños saludables juegan y conocen su cuerpo, tienen inquietudes sobre los besos, la diferencia entre niños y niñas, sobre cómo se hacen y nacen los bebés, etc. Estas son expresiones que requieren de una activa cooperación y participación de los padres para su debida orientación y permitir que la comunicación, la confianza, la verdad y el respeto sean primordial en la educación sexual dentro de la familia.

Considero que la sexualidad es algo que debería empezar a enseñarse desde la primera infancia de la manera que debe ser: sin sermones ni engaños, sino de forma clara, con paciencia y tranquilidad.

  • Compartir: