¿Por qué nos vuelven locas los tacones?

 
Jue, 01/07/2016 - 19:38
Imprescindibles en el armario, símbolos del poder femenino, héroes de nuestros pies e imanes de atracción sexual.

Getty Image

En la famosa serie de televisión “Sex and The City”, Mr. Big le propuso matrimonio a Carrie Bradshaw con un par de zapatos Manolo Blahnik. Una forma diferente para hacerlo, ¿no creen? Esta serie fue una de las que sacó a relucir el hecho de que las mujeres aman los zapatos.

Retrocediendo a nuestros inicios, desde que somos pequeñas en nosotras ha existido una atracción por los zapatos. Solo basta con recordar a Cenicienta y su zapatilla de cristal; así también las mamás, hermanas o tías han sido un ejemplo, y al vestir el sello que complementaba sus hermosos vestidos, se ponían precisamente un par de zapatos altos. Sin duda, los zapatos, sobre todo los altos, tienen un efecto sobrenatural en nosotras. Lo cierto es que existen explicaciones para entender nuestro comportamiento compulsivo por ellos. Una de éstas es explicada por Martín Lindstrom, autor del libro “Buyology: verdades y mentiras de por qué compramos”. “Los zapatos a diferencia de otras compras, son vistos como una adquisición práctica, es algo que justificamos con el pensamiento de que serán utilizados a diario. Por lo tanto, la sensación de satisfacción— que se da gracias a la dopamina— es más duradera”.

 

¿Poder y tacones?

 

“Para mí, los tacones representan el poder de cambiar de ánimo, expresar seguridad, sexualidad, atracción, diversión y estatus”, comentó Geraldine González, una joven abogada, quien añadió que entre sus favoritos están aquellos con diseños osados y diferentes. Lo cierto es que proporcionan altura. ¡Y unos centímetros hacen la diferencia!

 

Muchas mujeres concuerdan en sentirse más seguras cuando están en tacones, y esto se debe a que al usarlos nos sentimos altas. La explicación:  “Como la mayoría de los animales, estamos asociados a conectar la altura con el poder”, mencionó la doctora y profesora de antropología Helen Fisher para la revista “Cosmopolitan”. Pero no todo queda del lado femenino; los hombres son sin duda los fans de las féminas en “heels”. “Es lo más ‘sexy’ que hay, odio los flats”, argumentó Ciro Jaén, y añadió que le encantan las mujeres con tacones en la cama.

Pero nuevamente todo tiene un porqué, y la biología nos aclaró lo que sucede con ellos y su atracción por ellas en “stilettos”. Paradójicamente, cuando nos sentimos altas como una top model, esbeltas y con piernas alargadas, probablemente estemos enviando un mensaje indirecto. Y es que estos artículos, cuya función debería ser proteger los pies, hacen que mantengamos una postura primitiva llamada lordosis, que es cuando la columna crea una curvatura.

Según la doctora Helen Fisher, es también el hábito de la hembra de agacharse, arquear la espalda y levantar las nalgas hacia su pretendiente para expresar su disponibilidad sexual. Por lo tanto, imaginen que están en la oficina y en tacones... Probablemente ahora se entiende por qué todos se quedan mirando.

El sitio web “Today STYLE” abordó el tema sobre el empoderamiento de las mujeres en la oficina y su relación con los tacones. Una de sus invitadas, la actual directora de Marie Claire, Helen Goldman, expresó que no importa cuál sea el lugar de trabajo; la oficina es un espacio competitivo y los tacones dan una ventaja importante fisiológicamente. “No hay que subestimar el poder de una pierna”. Aún así, todo tiene su límites, y los tacones de aguja en lugares de trabajo tradicionales son un no definitivo, agregó. “Usados de mala manera, los tacones muy altos pueden enviar un mensaje negativo y dar mala imagen a los jefes y colegas”.

El doctor Gad Saad, en “Psychology Today” abordó el tema desde una perspectiva evolutiva / biológica e indica que los tacones, al elevar los glúteos alrededor de 20-30 grados (dependiendo del tamaño del tacón), son un factor antigravedad destinado a crear una figura más juvenil, dado que los efectos de la gravedad son menos agradables con la edad; por lo tanto los hombres han desarrollado una preferencia visual, y como era de esperarse, varios escenarios de consumo utilizaron la sexualidad para vender o promover, en este caso de las mujeres hacia los hombres. Un ejemplo son las actrices pornográficas, “strippers” y modelos de biquini que usan tacones altos en películas, clubes de “striptease” y concursos de belleza.

MEJORAN LA SEXUALIDAD

La uróloga italiana María Cerruto realizó un estudio a 66 mujeres menores de 50 años; indicó que aquellas que utilizaban tacón de cinco centímetros tenían tan buena postura como aquellas que usaban zapato bajo, y que mostraban actividad eléctrica en los músculos de la pelvis. “Los músculos se encuentran en una posición óptima, lo que podría mejorar su fuerza y la habilidad de contracción. Muchas tienen la dificultad de realizar ejercicios para la zona pélvica, y el uso de tacones altos puede ser la solución", dijo Cerruto.

 

  • Compartir: