¿Cómo reconocer que es necesario ir al cuarto de urgencias?

 
Vie, 10/11/2019 - 13:00
Cuando un paciente atiende a esta sala es porque normalmente se encuentra en estado crítico; sin embargo, hay otros que van por casos que pueden ser visto por un médico general

Las visitas al cuarto de urgencia surgen cuando estamos en condiciones críticas, sin embargo, conocer su funcionamiento y entender los protocolos de clasificación de riesgo es información crucial en momentos difíciles. En algún momento u otro hemos escuchado la palabra “Triage”, esta es una palabra francesa que significa clasificar y su objetivo es, como lo dice su nombre, clasificar a los pacientes de acuerdo con su condición clínica y la capacidad de respuesta o insumos disponibles en el centro de salud.  

Surge como una necesidad de los hospitales que manejan alto volumen de casos en los que se hizo imprescindible establecer algún tipo de sistema para el tratamiento de los pacientes optimizar el manejo de prioridades de acuerdo con la gravedad del caso y administrar el recurso humano del cuarto de urgencias.

Existen diferentes protocolos para realizar el triage que pueden variar según la institución sanitaria o país. El Doctor Alejandro Wing, especialista en emergencias y Jefe de Urgencias del Centro Médico Paitilla comenta que entre ellas está el Protocolo de Clasificación de Riesgo Manchester. Un sistema que se basa en la clasificación por colores y tiempos de respuesta.

La clasificación por colores con el tiempo de respuesta determinado se establece de la siguiente forma:

  • Rojo - Resucitación: Situación que compromete la vida de manera inmediata. Se debe reanimar inmediatamente. 

  • Naranja – Emergencia: Situación que pone en riesgo la vida si no se actúa rápidamente. Se debe atender dentro de los 10 minutos de su llegada. 

  • Amarillo – Urgencia: Situación en que el paciente está estable, pero presenta condiciones que pueden evolucionar a una emergencia.  Debe ser atendido en menos de 30 minutos.

  • Verde – Menos Urgente:  El paciente no presenta condiciones que amenacen la vida o función de órganos, pero debe ser evaluado para prevenir riesgos de complicación clinica. Puede esperar hasta 60 minutos para la atención

  • Azul – No Urgente: El paciente no presenta condiciones clínicas ni riesgo evidente para su salud. Puede esperar más de 60 minutos para la atención

“Se recomienda a los pacientes con afecciones que no son realmente urgencias acudir a su médico en consulta regular, sin embargo, si decide acudir al cuarto de urgencias, será atendido según este protocolo”, indica el Doctor Wing.

Un tema importante es la tramitación de la cobertura por parte del seguro privado del paciente al momento de acudir al cuarto de urgencias. En la mayoría de los hospitales privados este proceso administrativo es el primer paso al arribo del paciente. Sin embargo, el paciente realmente crítico se atiende de inmediato.

El papeleo debe hacerse de forma presencial en el cuarto de urgencias, pero ante el caso de la llegada de un paciente en estado crítico, sin acompañantes y que no haya manera de obtener sus datos, será atendido de forma inmediata. Recomendación importante del Doctor Wing “no esperar tanto tiempo en acudir al cuarto de urgencias ante manifestaciones serias en nuestro cuerpo. Primordial también que los acompañantes del paciente estén informados sobre los antecedentes médicos, alergias, medicamentos y otras condiciones sanitarias importantes que tenga el paciente.

 
  • Compartir: