¿Cuándo debes asistir al médico por un dolor abdominal?

 
Dom, 08/11/2019 - 17:00
Dependiendo de su forma de inicio, su intensidad, duración y otros síntomas asociados, habrá la necesidad de evaluación médica o no

Todos en algún momento hemos experimentado un dolor abdominal que en la mayoría de los casos es autolimitado y se debe a la ingesta de alguna sustancia, alimento o a una enfermedad viral que ocasiona la molestia. El Doctor Alberto Navarro, cirujano del Centro Médico Paitilla, nos explica que el dolor abdominal se puede clasificar en agudo y crónico. El agudo, que nos interesa en este momento, es aquel de inicio súbito o en un tiempo corto. Lo importante en estos casos es determinar la gravedad de la dolencia y así decidir si es necesario acudir a un cuarto urgencia o a la consulta externa de nuestro médico de cabecera. 

¿Es necesario asistir al cuarto de urgencias por el dolor abdominal?

No todo dolor abdominal necesita una evaluación urgente. Dependiendo de su forma de inicio, su intensidad, duración y otros síntomas asociados, habrá la necesidad de evaluación médica o no.

Es importante además la edad del paciente, los niños pequeños que en ocasiones no describen bien sus síntomas y los adultos mayores por su fragilidad o con problemas médicos asociados como diabetes, hipertensión o enfermedad coronaria, en ocasiones necesitan de evaluación médica temprana. Por regla general un dolor incapacitante que aumenta el tiempo y al que se le agregan otros síntomas, como, por ejemplo: náuseas, vómitos o fiebre debe ser evaluado por un médico. Al inicio de los síntomas, sí son leves a moderados, se pueden observar en casa y tratar con reposo e hidratación oral. Si, como mencionamos anteriormente, los síntomas persisten, empeoran y se asocian a otros, es necesario la evaluación profesional.

Leer más:  ¿Necesitan más exámenes mis constantes dolores de cabeza?

Diagnostico 

El diagnóstico del dolor abdominal es complejo pues en el abdomen se encuentran múltiples órganos y sistemas. Las causas más frecuentes de dolor abdominal que atendemos en el cuarto urgencia las podemos dividir en quirúrgicas (que pueden necesitar cirugía) como: apendicitis aguda, colecistitis (piedras en la vesícula), cálculo renal (piedras en el riñón y conductos), obstrucción intestinal, hernias y en ocasiones trauma abdominal. Entre las no quirúrgicas (que no necesitan cirugía) están: intoxicación por alimentos y gastroenteritis viral, explica el doctor Navarro. 

Es importante destacar que, en los casos de dolor abdominal con potencial de cirugía, la intensidad del dolor va en aumento y se va localizando en un sitio específico a medida que pase el tiempo. Por lo tanto, un dolor agudo, que puede iniciar en forma lenta, agudizándose, incapacitando  al individuo y que se localiza en un área específica del abdomen debe ser evaluado con prontitud.  Dependerá de los hallazgos físicos y de las pruebas de laboratorio y rayos X, afinar el diagnóstico y decidir si es necesario la hospitalización del paciente para vigilancia o la evaluación por cirugía.

 

  • Compartir: