Alergia a los condones: ¿es el latex u otro componente el culpable?

 
Mié, 08/29/2018 - 16:57
Si tú o tu pareja continúan experimentando reacciones alérgicas, vale la pena revisar la causante.

Aunque es un tema del que poco se habla, y tampoco se cree que existe como moneda corriente en el día a día, muchos pasan por alto que existen en múltiples ocasiones alergías al latex y por ende, muchas veces a los condones (se estima que hasta el 3% de las personas los tienen). Y esto, por consecuente, puede llegar a hacer que tener relaciones sexuales más seguras sea un dolor serio.

Según el personal de Mayo Clinic, "la alergia al látex consiste en una reacción a ciertas proteínas que se encuentran en el látex natural extraído del árbol del caucho. Si tienes alergia al látex, tu cuerpo se equivoca y reacciona como si fuese una sustancia dañina". 

Si después del sexo notas una erupción o sensación de ardor y picazón en los genitales, es posible que experimentes una alergia leve al látex. Como Jonathan Schaffir explica al sitio web Self, las mujeres tienden a notar la reacción dentro de un día de haber tenido sexo con penetración, y desaparece en cuatro días.

Pero la alergia al latex también puede presentar algunos síntomas un poco más complicados: causa presión arterial peligrosamente baja y anafilaxis potencialmente mortal, explica la Clínica Mayo. Estos son síntomas graves y requieren atención médica inmediata.

Entonces, si ya sabes que tú o tu pareja tienen alergia al látex, es crucial que usen una alternativa a los condones de látex. Eso podría significar usar condones hechos de plásticos (como Skyn ​​o Durex Avanti) u optar por otro método anticonceptivo de barrera (incluido el condón femenino o la esponja). Los condones de piel de cordero también pueden ser una opción, pero estos solo protegen contra el embarazo, no contra las enfermedades de transmisión sexual. 

Además, cabe destacar que si notas algún tipo de alergia al usar condones con tu pareja o en tu mismo cuerpo, el latex no es el único elemento que puede causar una reacción alergica. Como lo explica Bedsider, el espermicida, incluidos los tipos presentes en algunos condones, puede causar reacciones alérgicas, que pueden parecer una irritación en la vagina. Además de eso, cualquier lubricante, colorante o saborizante en los condones puede causar reacciones similares. Además, es posible ser alérgico a las proteínas en el semen.

Eso significa que si tú o tu pareja tienen reacciones constantes a los condones (incluso a los leves), vale la pena consultar con un ginecólogo para ayudarte a reducir el problema.

El condón interno (a.k.a. femenino) es una gran alternativa porque, al igual que los condones, protege contra las ITS. Otras formas de control de la natalidad, como la píldora o el DIU, son más efectivos que los condones para prevenir el embarazo, pero no lo protegen de infecciones como la gonorrea y la clamidia. Por lo tanto, definitivamente vale la pena consultar con su pareja (y tal vez su médico) antes de romper con los condones por completo.

 

 

  • Compartir: