¿Darías un beso tántrico?

 
Mié, 06/07/2017 - 14:15
Seguramente has escuchado del sexo tántrico, aquí te contamos cómo inicia el foreplay en cuanto a besos.

El sexo tántrico tiene como fin disfrutar del placer en toda su esencia, prestando atención no sólo a los genitales, sino a todo el cuerpo en su conjunto. Pero esta práctica no está puesta al azar ni ha surgido por casualidad. El sexo tántrico forma parte de una filosofía de vida llamada tantra que surgió en Oriente hace más de 4.000 años. La parte sexual es tan sólo una pequeña parte de ella. Esta corriente se fundamenta en cuatro pilares básicos, o como lo denomina el propio tantra, en cuatro llaves.

 

El beso tántrico es un paso previo. Implica todos los sentidos y las emociones. Propone liberar energías de los chakras del cuerpo a través de la interacción con el amante. En los besos también se incorporan los sentidos como el gusto, tacto y olfato, así como las emociones, con objeto de disfrutar al máximo con la pareja de un acto que va más allá de la palabra “beso”.

 

Para llevar a cabo un beso tántrico, los labios deben estar blandos y flexibles y la mandíbula y los músculos faciales muy relajados. Existen varias maneras de avanzar en el beso tántrico, comenzando con los labios, la lengua, los mordiscos suaves o los besos de succión. Gracias a estas técnicas, la culminación de la relación sexual se lleva a cabo con plenitud. Una vez que ambos están preparados para el orgasmo, hay que permanecer inmóviles, unir ambas bocas, intercambiar la mirada y la respiración, para que el clímax sea mucho más intenso para los dos.

  • Compartir: