Polémica Decisión: ¿piel o plástico?

 
Jue, 04/12/2018 - 10:59

Es un tema conocido, la gran polémica que genera el uso de artículos de pieles de animales en la moda. Es extenso explicarlo, pero voy a tratar el tema desde mi óptica y experiencia, para que puedan conocer  el tratamiento de las pieles. 

En este artículo me centraré  en el uso de pieles exóticas, específicamente de cocodrilos y caimanes. Durante años trabajé para una marca, creando accesorios de pieles exóticas, específicamente   piel de caimán, y  teníamos un criadero propio. A raíz de esa experiencia, aprendí sobre estos animales.

Empezaré por decirles que si no fuera gracias a la labor que se hace en los criaderos, muchas de estas especies no existirían, porque están en peligro de extinción. La gente piensa que se debe al uso de sus pieles en la moda, pero eso es falso. Están en peligro de extinción porque los caimanes o cocodrilos son animales muy delicados cuando nacen, solo el 3% de los huevos sobreviven. Cuando son adultos viven en un estado salvaje, ya que  la madre pone los huevos y abandona el nido, y    son depredados por su misma especie. Es  difícil que lleguen a sobrevivir  para hacerse adultos. 

Hay diferentes tipos de criaderos, pero la mayoría tiene la misma metodología. Los criaderos suelen estar situados en zonas donde habitan estas especies, generalmente  están controladas por una entidad en el país. Y ellos llevan el control de la población adulta de esa especie.

En la época en la que ponen huevos, los criaderos contratan a los nativos de la zona para que rastreen los nidos, y los profesionales del criadero se desplazan a cada nido para  levantarlo  en las mismas condiciones en que están, para ello los rocían con un spray de color y los replican exactamente igual, dependiendo de la colocación de los huevos y el calor que reciben serán machos o hembras y eso no se debe alterar. 

Una vez lo colocan en una cesta especial llevan el nido al criadero donde permanecerá en una incubadora que lo mantendrá con calor durante el proceso de maduración hasta que nazcan los animalitos.  Si no se hiciera de esta manera y se dejaran los nidos en la naturaleza, muchos de los huevos se los comerían otros animales o los de su misma especie, y muchos  también morirían por los cambios de temperatura, ya que son muy sensibles, de manera que si llegara una ola de frío,  morirían. 

Una vez que están todos los nidos trasladados de la naturaleza a la incubadora del criadero se va supervisando diariamente para ver si algún huevo empieza a nacer. El nacimiento no puede ser asistido, así que cuando un huevo empieza a romperse lo que hay que hacer es   observar porque empieza uno y seguido van todos los demás, si hubiera algún huevo que por algún motivo no se abre, entonces, habría que asistirlo, ya que eso no sería buena señal. 

Una vez que nacen, miden aproximadamente unos 15 cm y se van trasladando a unas piscinas climatizadas con calor y luz solar para que empiecen a crecer. Se los alimenta, se les cuida porque se enferman como cualquier otro animal y a medida que van creciendo se van cambiando de piscina  para que no se lastimen unos a otros. De esta manera se cuidan por año  y medio o dos años. 

Pasado ese tiempo, los animales tienen un tamaño lo suficientemente grande como para defenderse en la naturaleza. Es en ese momento cuando la entidad correspondiente le indica al criadero cuál es el porcentaje que se debe liberar a la naturaleza para mantener la especie en equilibrio. Ya que demasiados sería peligroso para el ecosistema y pocos también. El porcentaje dependerá de muchos factores, por ejemplo, si ese año hubo una oleada de frío que generó muchas muertes de especies adultas,  si hubo alguna epidemia o, por el contrario, fue un año muy bueno y la población adulta está fuerte y es grande, de esta manera se tienen que liberar más o menos animales.

Una vez que se liberan los animales que requiere el ecosistema para estar en equilibrio y que la especie siga su curso normal, el resto de esos animales son los que se destinan para el comercio, ya que los criaderos de alguna manera tienen que poder sostener sus actividades.  En ese momento, la entidad debe emitir una cantidad determinada de precintos correspondientes a la cantidad de animales que restan después de liberar los que ellos exigen, y cada una de esas pieles estará registrada con un precinto para que el criadero no pueda usar ni un animal más de los permitidos.

Gracias a esta labor, los nativos de la zona tienen trabajo y cuidan la especie porque saben que es el sustento de su familia, mientras que antes de que estuvieran los criaderos los nativos de la zona mataban a las madres que son los animales más grandes para vender sus pieles en el mercado negro y así tener un ingreso.

Gracias a los criaderos, las especies están siempre en equilibrio y salieron del peligro de extinción en el que se encontraban por su baja supervivencia en estado salvaje y por el ataque de los nativos de la zona, que veían a las madres como su único ingreso posible. Como mencioné  el tema es muy extenso, así que aquí les he explicado un poco lo que es la labor de un criadero, en el próximo artículo seguiré con el  tema del uso de las pieles para que tengan toda la información necesaria antes de crucificar el uso de las pieles en la moda. 

  • Compartir: