Cómo protegerte ante una tormenta eléctrica

 
Jue, 09/06/2018 - 10:50
No manipular el celular es una de las medidas preventivas ante el fenómeno meteorológico caracterizado por la presencia de rayos.
Durante los últimos meses ha sido muy común ver avisos de prevención ante posibles tormentas eléctricas en Panamá, por parte del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc). A lo largo del territorio nacional se han dado lluvias muy fuertes, acompañadas de descargas eléctricas, que causan inundaciones y que incluso han cobrado la vida de personas.
 
En promedio se dan entre 500 y 1,000 tormentas eléctricas en el país cada año. "Los rayos causan muertes en la costa del Pacífico; se ha podido documentar que los decesos por impactos de rayos en Panamá se mantienen entre 6 y 16 personas anuales, basados en reportes periodísticos", señala Felipe Alvarado, gerente de pronóstico y vigilancia meteorológica de la Empresa de Transmisión Eléctrica Panameña (Etesa).
 
Pero, ¿realmente sabemos en qué consisten estos fenómenos naturales que ocasionan daños y muerte en el país y cómo protegernos ante ellos? Descúbrelo a continuación.
 

¿Qué es una tormenta eléctrica?

“Una tormenta eléctrica es una perturbación meteorológica local, producida invariablemente por una nube de desarrollo vertical que alcanza hasta los 18 kilómetros en los trópicos. Se desarrollan habitualmente en condiciones de aire caliente, alto contenido de humedad y un gatillador que provoque los empujes verticales”, ilustra Alvarado. 
 
Todas las tormentas eléctricas contienen rayos y pueden ocurrir individualmente, en grupos o en líneas, por lo cual es posible que varias de ellas afecten una localidad en el transcurso de unas cuantas horas; sin embargo, “algunas de las condiciones meteorológicas más inclementes ocurren cuando una sola tormenta eléctrica afecta un lugar durante un periodo prolongado”, advierte Alvarado.
 
Estas perturbaciones atmosféricas violentas son muy comunes y afectan a un gran número de personas cada año. A pesar de su tamaño pequeño, en comparación con huracanes y tormentas tropicales, todas las tormentas eléctricas son peligrosas. “Incluyen tornados, vientos fuertes, granizos e inundaciones repentinas. Estas últimas son responsables de más fatalidades que cualquier otro peligro relacionado con las tormentas eléctricas”, subraya.
 
Además, representan un riesgo para la vida y seguridad de las personas. “La potencia de la carga eléctrica de un rayo y el calor intenso pueden electrocutar en el instante de contacto, partir árboles, producir incendios forestales y ocasionar falla eléctrica”, explica el especialista.
 

Medidas de prevención

Al momento de una lluvia con descargas eléctricas, Felipe Alvarado sugiere tomar ciertas precauciones para evitar poner en riesgo la vida.
Si estás en interiores:
  •  Asegura los objetos que se encuentran a la intemperie, como los muebles de jardín, que podrían volarse o causar daños o lesiones. Mete a la casa los objetos ligeros.
  •  Cierra firmemente las ventanas y apuntala las puertas que dan al exterior.
  •  Escucha un radio o televisión de pilas para enterarte de la información más reciente sobre la tormenta.
  •   No manejes ningún equipo eléctrico o teléfonos porque un rayo podría seguir el alambre. Los televisores son especialmente peligrosos en este momento.
  •  Evita las tinas de baño, grifos de agua y lavabos porque las tuberías de metal pueden transmitir electricidad.
Si estás al aire libre:
  •  Intenta entrar en un edificio o un automóvil.
  •  Ponte en cuclillas con las manos sobre las rodillas.
  •  Aléjate de los pararrayos naturales, como palos de golf, tractores, cañas de pescar, bicicletas o equipos para acampar.
  •  Mantente lejos de ríos, lagos u otros cuerpos de agua.
  •  Evita las estructuras altas, como las torres, árboles altos, cercas, líneas telefónicas o cables de tensión.
  •  Si no hay ninguna estructura disponible, dirígete a un espacio abierto y ponte de cuclillas cerca del piso tan pronto como sea posible.
  •  Si te encuentras aislado en un campo llano o pradera y sientes que el cabello se levanta (lo que indica que está a punto de caer un rayo), inclínate hacia delante y pon las manos sobre las rodillas. Se recomienda una posición con los pies juntos y en cuclillas mientras retiras todos los objetos de metal. 
  •  No te acuestes en el suelo.
Si te encuentras en un auto
  • Dirígete a la orilla del camino para ponerte a salvo, lejos de árboles que podrían caer sobre el vehículo.
  • Permanece en el auto y prende las luces de emergencias hasta que empiece a amainar la lluvia.
  • Evita los caminos inundados.
 
ETAPAS DE UNA TORMENTA
1. Cúmulo. Nube pequeña que gradualmente se desarrolla alcanzando los niveles altos.
2. Madura. Esta etapa se inicia con la propagación de vientos fuertes o ráfagas de vientos, debido a las corrientes descendentes dentro de las nubes. Aquí ya se producen las descargas eléctricas o rayos, que pueden ser de nubes a tierra, entre nubes y dentro de las nubes; y la precipitación puede ser de variada intensidad.
3. Disipación. Ocurre gradualmente, con una duración de 30 a 50 minutos.
 

 

  • Compartir: