Ola de abuso sexual en Hollywood

 
Jue, 02/08/2018 - 13:12
Hacemos un recuento de los casos más polémicos en el momento.
Según reportó Box Office Mojo, un sitio web dedicado al seguimiento y conteo de los ingresos en taquilla que consiguen las películas, el 2017 fue clave para las mujeres en Hollywood. Las  tres películas más taquilleras, con mujeres como protagonistas,  fueron: “Star Wars, el Último Jedi” (interpretada por Daisy Ridley), “La Bella y la Bestia” (por Emma Watson) y “Mujer Maravilla” (por Gal Gadot). El trabajo arduo tuvo resultados muy positivos para las féminas, pero a muchas  les ha costado su dignidad, malos ratos y abusos para alcanzar este éxito en Hollywood.
 
La industria del cine y la televisión en Estados Unidos, en el último año, ha vivido momentos muy agrios y  situaciones que ponen en evidencia a varios famosos que contaban con vidas intachables. Este no es un mal de ahora, nos remontamos a más de 40 años, cuando el director Roman Polanski abandonó Estados Unidos por supuestamente abusar de una menor  de edad. Han pasado los años y el cineasta no ha regresado  al país americano, y ya no es un caso, sino tres denuncias. En ese mismo tiempo, el director y actor  Woody Allen también fue acusado de tener relaciones con Soon-Yi Previn (hija adoptiva con Mia Farrow), quien tenía en ese momento 17 años. En la actualidad, ellos están casados. Sin embargo, su otra hija, Dylan Farrow, también lo acusa de haber abusado sexualmente de ella cuando tenía 7 años.

 

Caso Bill Cosby
En octubre del 2014, el famoso comediante fue acusado por más de 50 mujeres; todo sucedió a raíz de una entrevista  a Bárbara Bowman, supuesta víctima del actor,  que generó que alzaran la voz y acusaran al artista de violación. Un mes después, Cosby dijo en una entrevista con la agencia The Associated Press: “No hay respuesta. No hay comentarios respecto a eso. Te diré por qué. No quiero comprometerte, no voy a hablar de eso (...). Pensé que tendrían la decencia de no preguntar”. 
 
Sus declaraciones no eran cónsonas con lo que sucedía.  En enero del 2015, una exejecutiva de Hollywood, Cindra Ladd, publicó en el “Huffington Post” que había sido drogada y violada, mismos argumentos que habían dado varias mujeres.  “Nunca se me ocurrió ir a la policía”, explicó Ladd. “Era un momento diferente y la 'violación en una cita' era un concepto que no existía”. Ella mantuvo el silencio por 36 años, y agregó que no tiene intenciones de denunciar  ni demandar. Pero ¿por qué ha hablado? Su explicación a los medios fue: “La respuesta simple es que es lo correcto. La verdad merece ser conocida. Mientras escribo esto, más de 20 mujeres se han presentado, muchas de ellas con historias notablemente similares a la mía”. 
 
En julio del 2015, la revista “New York” se pronunció contra el caso, publicó en su portada una imagen que mostraba a las 35 supuestas víctimas del comediante, quienes aprovecharon para entregar sus declaraciones. 
 
El año pasado, Bill Cosby puso fin a dos años de silencio y confirmó que está completamente ciego. Por otra parte, su hija Evin volvió a defenderlo, asegurando que él “ama y respeta a las mujeres”. Previo al juicio que comenzara el 5 de junio, el actor tomó la decisión de guardar silencio.
 
Caso Weinstein
El escándalo de Harvey Weinstein, que empezó en octubre del año pasado, es la punta de iceberg de lo que ocurre en Hollywood. Se destapó la denuncia con varias actrices y empleadas del productor en “The New York Times”. En el largo historial de denuncias sexuales del productor hay violaciones, asaltos sexuales y hostigamiento, incluyendo intentos de masturbación y tocamientos sin consentimiento.
 
Irónicamente, el hijo de Mia Farrow y Woody Allen, Ronan Farrow, destapó la caja de Pandora respecto al caso Weinstein al exponer en la revista  “The New Yorker”  incidentes que datan de  1980 a 2015. Según los informes de más de  80 mujeres, el “modus operandi” de  Weinstein consistía en invitar a jóvenes actrices o modelos a una habitación de hotel u oficina con el pretexto de discutir su carrera, y luego exigía masajes o relaciones sexuales. 
 
En 1998,  Gwyneth Paltrow comentó en el programa Late Show with David Letterman que “(Weinstein) te obligará a hacer una cosa o dos”. El año pasado, la actriz describió una escena muy similar a la de las mujeres en el hotel Península de Beverly Hills cuando ella tenía 22 años y Weinstein la acababa de contratar para ser la protagonista de “Emma” (1996). “Era una niña. Estaba petrificada”. Afirmó que se lo dijo a Brad Pitt, su novio de entonces, y que este se enfrentó a Weinstein. Poco después, el productor la amenazó para que no dijera nada a nadie. 
 
Angelina Jolie ha corroborado el testimonio de sus compañeras, asegurando que el productor tuvo con ella el mismo comportamiento descrito. Insinuaciones sexuales en una reunión de trabajo en una habitación de hotel cuando la actriz tenía apenas 21 años y se encontraba negociando su participación en “Jugando con el corazón”. 
 
Ambas actrices aseguraron  que jamás lo hicieron público por las amenazas del productor de acabar con sus carreras y por el poder que ejercía en la industria. La lista de actrices se hace interminable con nombres como Ashley Judd, Salma Hayek, Rose McGowan, Cara Delevingne, Lupita Nyong'o,  Minka Kelly, Léa Seydoux, por mencionar algunas.
 
Lo más escalofriante de este caso podría ser las altas sumas de dinero que Harvey Weinstein pagó para que nunca saliera esto a la luz, así como también los acuerdos de confidencialidad. Ronan Farrow informó en noviembre de 2017 que Weinstein, por medio del abogado David Boies, empleó las agencias privadas de inteligencia Kroll, Black Cube  y al investigador privado Jack Palladino  para espiar e influir en las presuntas víctimas de Weinstein y los periodistas que investigaban Weinstein, para evitar que su conducta se hiciese pública. 
 
Este escándalo le ha costado al magnate su carrera y, sobre todo, su matrimonio con Georgina Chapman (diseñadora de Marchesa), quien supuestamente se benefició  de su exesposo para que su marca se volviera más famosa en las alfombras rojas. 
 
Caso Spacey
En el mismo tiempo que ocurría lo de Harvey Weinstein, salía a la luz pública la declaración del actor Anthony Rapp, protagonista de la serie “Star Trek”, el cual  afirmó que había sido violado por Kevin Spacey a los 14 años,  este último tenía 26 años. Rapp dijo que no conocía a nadie en una fiesta de Manhattan, por lo que fue  a un cuarto a ver televisión, cuando Spacey lo abordó borracho.  
 
Tras esto, el exprotagonista de “House of Cards” comentó en Twitter: “Esta historia me ha animado para abordar otros aspectos de mi vida. Sé que se cuentan historias sobre mí y algunas han sido alimentadas por el hecho de que he sido muy celoso de mi privacidad. Como saben los más cercanos a mí, he tenido relaciones con hombres y mujeres. He amado y he tenido encuentros románticos con hombres a lo largo de mi vida y he elegido ahora vivir como un hombre gay”. 
 
¿Es la salida del armario de Kevin Spacey un intento por diluir la acusación de acoso? No lo sabremos, pero tras este hecho salieron  nuevos testimonios anónimos, todos hechos a CNN, por temor a las repercusiones en el lugar de trabajo. Un ayudante de producción fue objeto de toqueteos sexuales no consensuales mientras viajaba en el mismo coche con Spacey. “Me dejó en estado de ‘shock’. Es un hombre muy poderoso en la serie y yo soy el último en la cadena alimenticia”. El hostigamiento continuó fuera del auto, cuando el asistente le ayudó a llevar las cosas a su camerino. Allí Spacey lo arrinconó sin dejarle salir. “Le hice saber que me sentía incómodo en esa situación”, subrayó la víctima recordando el incidente.
 
Kevin Spacey fue sacado de “House of Cards”, así como también de la película “All the Money In The World”, en la que interpretaría a John Paul Getty (nieto del magnate del petróleo). El actor que lo reemplazó fue  Christopher Plummer, quien está nominado al Óscar por este papel.
 
Otros casos
Sylvester Stallone fue acusado de abuso sexual por una joven de 16 años cuando él tenía 40, ella mencionó que en un encuentro con el actor fue obligada a tener relaciones con su guardaespaldas. Si esto último no hubiera ocurrido, nunca habría dicho nada del incidente. El actor desmintió la historia. 
Steven Seagal fue denunciado por la actriz Portia de Rossi, esposa de Ellen DeGeneres, quien en su cuenta de Twitter publicó: “Me dijo lo importante que era tener química fuera de la pantalla mientras me sentaba encima de él y se desabrochaba los pantalones de cuero”. La actriz Kristina Cohen presentó un informe en la  Policía de Los Ángeles en el que denuncia a Ed Westwick, actor de serie “Gossip Girl”,  por una violación ocurrida en la casa del actor hace tres años. Días después, Aurélie Wynn también relató una situación similar que vivió con el actor.
 
Aziz Ansari asistió a los Globos de Oro portando un pin de Time’s Up, movimiento creado por actrices para apoyar a las víctimas de abusos; el día siguiente a la premiación, una fotógrafa se sintió motivada por la aparición del actor en el evento y lo  denunció en la revista feminista “Babe”.  El estadounidense habría mantenido una cita con la chica en 2017, que derivó en un episodio sexual desagradable por el que el actor se habría disculpando con la mujer. 
 
Una situación similar ocurrió con James Franco, cuando la tuitera Violet Paley publicara en sus redes: “Qué lindo pin #TIMESUP.  ¿Recuerdas la vez que me metiste la cabeza en un automóvil hacia tu pene expuesto y esa otra vez que le dijiste a mi amiga que fuera a tu hotel cuando tenía 17 años? Después de que ya te pillaron haciendo lo mismo con una chica de 17 años”.  A la fecha, al menos cinco mujeres lo han denunciado, al actor esto le ha costado la nominación al Óscar y que lo sacaran de la edición especial de “Vanity Fair”.  

  • Compartir: