Escada celebra sus cuarenta años en el New York Fashion Week

 
Mar, 09/11/2018 - 18:30
Bajo una nueva dirección creativa, la firma alemana celebró su primer desfile formal de la historia

La firma alemana Escada cumple 40 años, y para conmemorar una fecha tan marcada celebró en Nueva York el primer desfile formal de su historia, en el que presentó la nueva colección primavera verano, marcada por un aire retro y ecuestre. La propuesta se mostró en un íntimo show en el edificio Armory de Park Avenue, en Manhattan, en el que se desplegó un escenario que recordaba a un día en las carreras de caballos, con una pasarela de hierba y unos bancos para los asistentes similares a los de un hipódromo.

Leer más: La firma Oscar de la Renta apuesta por el exotismo en su desfile neoyorquino

La colección del nuevo director creativo de la casa, Niall Sloan, destacó por el uso de colores vivos como el amarillo mostaza, rosa fucsia, azul añil o verde esmeralda en trajes de chaqueta, tanto de falda como de pantalón. Esos mismos tonos, a los que sumó el rojo y el blanco, los utilizó en combinación con grandes rombos en camisas y vestidos holgados de tela sedosa que recuerdan a los uniformes de los jinetes de competición, así como rayas anchas diagonales para minifaldas y cazadoras estilo bomber. Pero Sloan no se inspiró sólo en los jinetes, sino también en el estilo clásico de la mujer en las lujosas carreras de caballos de los años 80, con vestidos ceñidos a la cintura, americanas o trajes de chaqueta con faldas de tubo, todos ellos estampados con lunares blancos sobre fondo marrón.

Leer más: Ralph Lauren celebra sus cincuenta años en Nueva York

Para la noche, Escada se decantó por la combinación del rosa y el negro en fluidas faldas y vestidos de seda, estampados también con lunares, entalladas a la cintura y cadera y con fruncidos que daban movimiento a las prendas. En los complementos, la firma alemana le rindió especial tributo a los grandes collares dorados de la década de los 80, así como a los cinturones de esa misma época en los que se combinaba el cuero negro con cadenas de oro. Destacaron también las coloridas riñoneras en forma rectangular que las modelos llevaban ala cadera, y pañuelos de seda para decorar los cuellos. EFE

Leer más: La primera colección de Kate Spade después del suicidio de su fundadora

  • Compartir: