Tomar suplementos de proteína ¡no engorda!

 
Jue, 09/13/2018 - 12:33
La subida de peso como consecuencia de la ingesta de un batido de proteína es un mito.
Con todo el movimiento fitness que vemos hoy en día, nos surge la duda de si debemos tomar o no un suplemento de proteína para llegar a nuestro cuerpo ideal, pues muchas veces existe el temor de que hacerlo nos hará subir de peso. Pero, ¿qué hay de cierto en esto?
 
La subida de peso como consecuencia de la ingesta de un suplemento de proteína es un mito. Lo que realmente hace que una persona aumente de peso es tener un excedente calórico a lo largo del día. Si las calorías consumidas durante la jornada no son utilizadas como energía para nuestras actividades físicas, se acumularán en forma de grasa, independientemente de su fuente. 
 
Entonces, si te tomas un batido de proteína o te comes 115 gramos de pollo y no los usas durante ese día, ¡lo acumulas!  
 
Aquí cabe aclarar que puedes subir de peso sin aumentar la grasa, lo cual ocurre cuando enfocamos el plan de alimentación en subir la masa muscular. La construcción de músculo es un trabajo que integra el entrenamiento pesado con una alimentación específica que siempre se apoya en el consumo de suplementos de proteína. De esta forma, se logra una rápida absorción del macronutriente, logrando así una pronta recuperación de los aminoácidos que van construyendo músculo.
 

¿Alimentos o suplementos?

No es lo mismo comer pollo que tomar un suplemento de proteína. Una cosa no es mejor que la otra, todo dependerá del objetivo que estás persiguiendo e incluso del tiempo que tengas para comer. Por ejemplo, si dispones de poco tiempo para realizar una de tus comidas, es recomendable tomarse un batido de proteína en vez de dejar de comer. 
 
En términos generales, las diferencias más significativas entre los alimentos con proteína y los suplementos son:
 
  • El tiempo de absorción de la proteína por parte del músculo. Solo se requieren 30 minutos para que el macronutriente llegue al músculo después de beber el batido. Por el contrario, al comer cualquier alimento rico en proteína, el sistema digestivo debe trabajar más tiempo en descomponerla en su forma más simple (aminoácidos) para que entre en juego su función. Recuerda que, mientras más rápido lleguen los aminoácidos al músculo, más rápida será la recuperación.
  • El suplemento de proteína no contiene gran porcentaje de grasa, a diferencia de las carnes u otras fuentes de proteína más comunes, que en su contenido aportan grasas al organismo. Sin embargo, esas mismas fuentes, aportan también vitaminas, minerales y antioxidantes, que no se encuentran en el polvo.
  • Es más satisfactorio masticar y comer proteínas como carnes, huevo y cereales que tomársela en un vaso. La contraparte es que, si utilizas el suplemento como merienda, puede parecerse a un postre.

 

Si tomas suplemento

Ten presente que si quieres subir o mantener tu masa muscular, la proteína en polvo es un suplemento que puede ayudarte para tal fin. Si estás entrenando con pesas te la recomiendo, ya que te ayuda a construir tejido muscular, aumenta la recuperación deportiva, reduce la fatiga, previene el desgaste muscular, entre otros.
 
Si entrenas en la mañana muy temprano, tómatela con una banana u otro carbohidrato antes del ejercicio, y al terminar desayuna. Si entrenas en la tarde, come una merienda pre-workout que incluya carbohidratos y tómate la proteína después del entrenamiento (así es mucho más eficiente).
 
Elige una proteína de buena calidad, preferiblemente hidrolizada, porque eso la hará más ligera en la digestión. Si incluye aminoácidos de cadena ramificada (BCAA) es mucho mejor porque potencian aún más la función de la proteína y evitan el catabolismo, que es cuando se descompone el tejido muscular en busca de energía.
 
No creas que si no consumes suplemento de proteína no aumentarás tu masa muscular. Si llevas una alimentación balanceada con la ingesta adecuada de proteína, podrás lograr tu objetivo. 
 
Si estás en plan de pérdida de grasa, el suplemento puede ser un gran aliado para las meriendas, debido a que en vez de consumir algún carbohidrato prohibido, la proteína te mantendrá saciado por más tiempo.
 
Si definitivamente te animas a incluir este suplemento en tu plan de alimentación, te recomiendo que compres uno de vainilla, ya que es más versátil. Puedes mezclarlo con frutas, cacao, mantequilla de maní y hasta café para hacer un frapuccino. 
 
  • Compartir: