Estos son los exámenes ginecológicos que debes realizar a partir de la menopausia

 
Jue, 03/22/2018 - 15:54
Una especialista nos explicar qué comprende entrar en el receso de la menstruación y qué cuidados debemos tener

La edad, para las mujeres, es un tema muy sensible.  Para muchas, el sueño anhelado sería detener el tiempo en los 30, pero la realidad es otra. Con el paso de los años, aumentan los riesgos de padecer múltiples enfermedades y conlleva una fase muy temida por las mujeres, la menopausia.

Según la Dra. Kerima De La Ossa, especialista en Ginecología y Obstetricia del Centro Médico Paitilla, "la menopausia es una etapa normal en la vida de la mujer, en la cual hay un cese de las menstruaciones secundarias, ya que los ovarios dejan de producir una hormona llamada estrógeno". 

Esto ocurre aproximadamente a los 51 años.  Los síntomas de la menopausia pueden ser leves o muy severos, e incluyen los “sofocos o calores”, insomnio, sequedad vaginal, cambios en la piel e incluso, el riesgo de padecer problemas cardiovasculares y osteoporosis.

Entonces... ¿cuáles son los cuidados que se deben tener a partir de este momento?

La doctora De La Ossa indica que el control ginecológico de rutina debe realizarse anualmente. Dicho control debe incluir un interrogatorio sobre los antecedentes de la paciente y examen físico completo, con énfasis en la evaluación ginecológica, la cual incluye examen de mamas, ultrasonido pélvico y la toma de la citología cervical (Papanicolau), la cual se realiza como método de prevención de cáncer cervicouterino.

Es importante mencionar que a partir de los 40 años, debe indicarse la mamografía, para detección del cáncer de mama y, en pacientes mayores de 65 años -sin factores de riesgo- la densitometría ósea, para determinar el riesgo de osteoporosis. Esta prueba utiliza tecnología de rayos X para visualizar las mamas.

“La consulta ginecológica es la oportunidad perfecta para resolver todas las dudas referentes al uso de anticonceptivos, planes de futuros embarazos, conductas sexuales saludables y la menopausia”.

Muchas mujeres suelen confundir las mamografías y ultrasonidos de mama.  Esto puede ser muy común y es importante aclarar que las pruebas de tamizaje, son las pruebas que se realizan para detectar condiciones o enfermedades en pacientes sin signos o síntomas, con el objetivo de dar un tratamiento temprano.  

Cabe destacar que el ultrasonido mamario no es el estudio de elección para detección de cáncer de mama; sin embargo, está indicado como la primera opción en pacientes jóvenes con molestias o en las que se han palpado masas en las mamas; y además, como estudio complementario de la mamografía en aquellas pacientes con mamas densas (presencia de mayor tejido fibroso que de grasa).

Por otro lado, es prudente mencionar que en esta etapa, las enfermedades más comunes a las cuales están más expuestas las mujeres son:

Al igual que la osteoporosis, las recomendaciones para prevenir el riesgo de problemas cardiovasculares es llevar una dieta saludable, realizar actividades físicas, no fumar y limitar la ingesta de alcohol.

 
 
 
 

 

  • Compartir: