Lo que comes influye en el sexo

Si no sabías hay ciertos alimentos que te ayudarán con tu rendimiento en la cama, sigue leyendo!

Experimentos científicos han demostrado que las salamandras hembras se sienten más interesadas por los machos que comen determinados alimentos. Así mismo sucede con los humanos. Según un estudio que llevó a cabo la etóloga Jitka Fialová, en la Charles University de Praga, las mujeres se sienten más atraídas por el olor que desprenden los hombres que han comido ajo. El ajo mejora los niveles de antioxidantes en el cuerpo y mata a determinadas bacterias nocivas, lo que influye en el olor corporal. Eso sí, hay que tomarlo horas antes de una cita erótica y procurar lavarse los dientes después, el aliento a ajo no comparte las mismas propiedades que las que tiene una vez metabolizado.

 

La revista Human Behavior publicó un estudio de Macquarie University, en Sidney,  en donde descubrieron que los alimentos ricos en betacaroteno –zanahorias, calabaza, boniato, pimientos rojos o albaricoques– son también de los del grupo que proporcionan un olor más dulce y atractivo.  Pero además, una adecuada ingesta de alimentos ricos en esta sustancia proporcionan un mejor color a la piel y la hacen más luminosa y atractiva. Cuando no había chequeos médicos ni la posibilidad de googlear a la pareja o cita antes de conocerla más a fondo, lo que funcionaba era la apariencia exterior, que nos contaba muchas cosas sobre la salud, vida y pasado del interfecto. Las caderas anchas y los pechos generosos en las mujeres, los músculos y la mandíbula pronunciada en los hombres y la piel tersa, sonrosada, los dientes sanos y el buen olor en ambos sexos eran sinónimos de buenos genes y aumentaban la posibilidad de tener una fuerte y saludable descendencia.

 

La piel es una de los órganos que cautiva de inmediato a la pareja, por lo que Paula Rosso, médico nutricionista del Centro Médico Lajo Plaza, de Madrid, apunta algunos alimentos estrella para mimar nuestra epidermis. “Los que proporcionan colágeno son sobre todo las carnes, pescados, huevos y gelatina por su aporte de aminoácidos que forman la cadena del colágeno. La lisina, un aminoácido de la cadena de colágeno, también se encuentra en las algas y la levadura de cerveza. Sabemos que el aporte de vitamina C es fundamental en la formación de esta molécula y la encontramos sobre todo en las frutas. Las más recomendadas para la piel son: naranjas, kiwis, frambuesas, uvas y piñas. El azufre también estimula la formación de colágeno y está en el apio, las aceitunas y los pepinos”.

 

 

Al agua de coco se le atribuyen también todo tipo de poderes a favor de la ‘masculinidad’ y en detrimentos de los problemas de erección. Aunque no hayan sido demostrados, sí que se sabe que el sodio, el potasio y el magnesio ayudan a la contracción muscular y la mejor circulación sanguínea, factores importantes en la erección.

 

 

Los mariscos también son alimentos considerados afrodisíacos, estos tienen grandes porciones de zinc y selenio los cuales suben los niveles de dopamina y tienen mucho que ver con la calidad espermática. Aunque es evidente que el factor psicológico también refuerza mucho el papel sexual de estos alimentos. No es lo mismo comerse unas ostras con vino, junto a alguien que nos gusta, que hacerlo sola.

 

Según un artículo de la revista Complex, titulado 25 things you can eat that wil make you better in bed (25 cosas que puedes comer y que te harán mejor en la cama), las semillas son ricas en zinc y mejoran los niveles de testosterona y la producción de esperma, los arándanos suben los niveles de dopamina y mejoran la circulación sanguínea, la avena nos calma, es buena para el sistema nervioso, al igual que las vitaminas del complejo B de la miel. Existen también dos estudios, publicados en el Journal of Sexual Medicine, que relacionan el consumo de vino tinto y de chocolate negro con una sexualidad más activa en las mujeres. Y las nueces, según ha comprobado la University of California UCLA, en Los Ángeles, son buenas para el esperma y la fertilidad masculina, al mismo tiempo que relajan y producen bienestar.

 

Respecto del alcohol dedujeron que en realidad abre el apetito sexual pero que empeora el rendimiento. A pesar de todo, yo creo que la clave para pasar una velada fantástica es un buen vino, mariscos y química entre ambos.

  • Compartir: