Modelos panameñas que han triunfado en el mercado de moda internacional

 
Mié, 10/10/2018 - 15:42
Conoce la historia de dos panameñas que han comenzado una carrera en el modelaje a nivel internacional

La vida de modelo puede sonar atractiva y glamorosa: viajes, ropa de lujo, estilistas y maquillistas, y sobretodo la cantidad de personas de influencia que se conoce. Pero el modelaje es una carrera que , además del talento, requiere de trabajo duro, determinación, paciencia y tener buenos contactos. Son pocas las panameñas que logran abrirse camino en las grandes capitales de la moda, y Katrina Troncoso y Karol Salinas son dos modelos que han comenzado a desarrollar su carrera en el modelaje internacional. 

Leer más: 4 nuevas modelos que debes conocer

El mercado de moda en las grandes capitales de moda se caracteriza por ser de gran importancia para la economía local, y las agencias de modelaje tienen una estructura bien definida. “Hay varios tipos de modelos. Están las de pasarela y las de editorial, y no necesariamente una puede hacer lo que hace la otra”, cuenta Katrina Troncoso.

Katrina Troncoso

Todo comenzó luego de acompañar a una amiga a un casting que realizaba Panamá Talents en Colón, y Katrina logra firmar con ellos. En 2012 participa en un concurso interno de su agencia, donde agentes internacionales venían a buscar nuevos talentos, y quedó como una de las ganadoras. Esto le brindó la oportunidad de viajar a Nueva York, pero que en aquel momento aplazó para terminar su último año de secundaria.

Al salir de Panamá, ya Katrina estaba firmada con Wilhelmina Nueva York, por lo que todos los trámites previos al viaje le fueron de suma facilidad. Una vez en Nueva York, sus agentes fueron buscándole más oportunidades en Europa, y logra firmar con Storm Models (Londres) y City Models (París). Además, aparece en el sitio web de Models.com, una comunidad que reúne las mejores modelos, revistas, agentes y agencias del mundo.

La realidad internacional

Su proceso de adaptación fue bastante fácil, ya que movilizarse a través de las ciudades fue sencillo gracias al celular. El mes de “fashion week” Katrina lo describe como una locura. “En el día puedes hacer alrededor de 25 castings, que te envían la noche anterior y tienes que organizarte para poder cumplir con todos. Es básicamente caminar todo el día, por eso tus mejores amigos son los tennis. ¿Imagínate caminar bajo la nieve de Nueva York?”

Es responsabilidad de la modelo asistir a los castings que pueda, y si se es seleccionada, pasan a la prueba de vestuario. “Son filas de más de 60 modelos, y más en la de las marcas reconocidas”. En Nueva York, la modelo panameña logra desfilar para diseñadores como Theory, Mara Hoffman, Tracy Reese, J. Crew, Bibhu Mohapatra, Karen Walker, etc; en Londres para Simone Rocha y Ashley Williams; y en París consigue ser exclusiva de Givenchy. 

Katrina siente que a las modelos en el extranjero se les dan muchas oportunidades, tanto de conocer países, como apoyo económico. “A las que no tienen dinero se les da hasta 100$ semanales para que puedan sobrevivir. Esto obviamente te lo cobrarán después,” expresa la modelo colonense. En época de Fashion Week, en el Model Lounge se les regala a las modelos kits con snacks, curitas, lentes y todo lo que se puede necesitar par aun día de casting. Pero lo que a Katrina más le gusta del mercado internacional es que cada segundo de tiempo invertido es remunerado, algo que ella considera en Panamá está muy lejos de pasar.

Su carrera actualmente

A pesar de comenzar de manera exitosa y rápida su carrera en el modelaje internacional, Katrina regresa a Panamá para terminar sus estudios, y porque no veía tanto dinero fluir. “Tal vez fue algo de desinformación, pero tampoco quería seguir mantenida por mis padres, ya que ellos me enviaban dinero semanalmente. No sé si volvería a intentarlo, pero sí que fue una linda experiencia”.

Actualmente sigue firmada con Panamá Talents, pero sabe que las puertas están abiertas si decide regresar. A las chicas que desean experimentar con una carrera de modelaje internacional, Katrina las alienta a seguir y luchar por sus sueños porque nadie sabe si podrá ser el próximo ángel de Victoria’s Secret.

Karol Salinas

Karol asegura que su pasión por el modelaje la lleva en los genes. “Al ver mis fotos de pequeña, en todas estoy posando, y hasta armaba mis sesiones de fotos a los seis años, pero no fue hasta los quince que sentí realmente curiosidad”, describe la modelo, quien luego de realizar un casting logra firmar contrato con Physical Modelos. “Para mi no había lugar más feliz que los estudios fotográficos y las pasarelas,” agrega la modelo.

Su presencia internacional

Está firmada con agencias en Sudáfrica y en China, pero aún está terminando de arreglar los papeles para poder trabajar allá. Ella considera que Ciudad del Cabo está en evolución y es un lugar excelente para editoriales de moda y campañas, por lo que necesita instruirse y armar un portafolio fuerte. China, por el otro lado, es un mercado más de lujo.

Hace cuatro meses logra firmar con Major Models en Nueva York, y el proceso lo define como largo y costoso, ya que debe poner en orden los papeles y buscar un lugar donde vivir. Durante su viaje a la Gran Manzana se dio cuenta que lo que conocía de moda en Panamá, es si acaso un cuarto de la realidad de una de las capitales de moda. “Allá el modelaje es un trabajo serio y no un hobby. Es sumamente estricto, y cada quién está enfocado en desenvolverse lo mejor que pueda. Los que llegan a Nueva York a trabajar son solo los mejores, por lo que la competencia es aún mayor”, expresa Karol.

El proceso de selección en las agencias es complejos. “Yo tengo 22 años y algo de curvas, y muchas veces prefieren niñas de entre 16 y 20 años,” expresa la modelo. En todo este proceso de búsqueda de nuevas oportunidades y agencias, Karol tuvo una mala experiencia con una de Milán. A días de la Semana de la Moda de Milán, fue rechazada por no bajar los cinco centímetros de más que tenía en sus muslos tonificados.

La preparación es lo primordial

Se sigue preparando tanto física como mentalmente. “El modelaje depende casi que un 70% de tu imagen. Cuido lo que como y entreno mucho. Mentalmente, para mi ha sido toda una travesía que me ha ayudado a ser la mejor versión de mí hasta espiritualmente. Tú decides como el modelaje te afecta, si positiva o negativamente, y para eso debes preparar tu mente. Este mundo puede ser destructivo si no eres lo suficientemente fuerte”, comenta Karol.

Karol no sabe si desea dedicarse a esto de por vida, y está abierta a las oportunidades que pueden brindarle esta gran pasión que posee. No desea llegar al nivel de nadie porque su motivación para el éxito es enfocarse en el suyo propio y no en el de alguien más al momento de trazar sus metas. Pero sí tiene una modelo que admira y es Gisele Bündchen: “no solo es mi modelo favorita, es un mujer inteligente y fuerte, cualidades que realmente admiro de una persona. Los invito a leer sobre su vida”, dice la modelo panameña. 

  • Compartir: